abril 22, 2021 10:51 PM

Los Mochis, la ciudad del caos, opinan ciudadanos

ANÁLISIS CIUDADANO. Un pésimo balance de la gestión de Chapman.

El gobierno municipal destrozó la infraestructura y desvió presupuesto a cosas insulsas, señalan en mesa de análisis

 

 

 

Son ciudadanos comunes y corrientes. Ninguno tienen cargo públicos, y en su mayoría son activistas sociales. No requirieron de subsidios para hacer lo que hacen, pero sus gastos los asumen con recursos propios.

Ellos tienen contacto directo con las personas de los más bajos niveles sociales y esporádicamente con los gobiernos.

Por eso, viven en carne propia el deterioro de los todos los servicios públicos sin excepción. Los Mochis, en sólo dos años, fue reducido a una ciudad de caos, en donde nada funciona como debiera. Y para ellos, hay un responsable: Manuel Guilllermo Chapman Moreno. Ninguno lo mencionó en sus críticas por su nombre y usaron el sinónimo de “gobierno”. Era su forma particular de ignorarlo, de mostrar la indignación, de borrarlo de la historia.

Ellos participaron en la quinta edición del foro virtual “Ahome Cómo Vamos”, en el que se habló de los problemas comunitarios, el gasto de los impuestos, seguridad comunitaria, educación, la visión a futuro comunitaria y los mecanismos de información social.

El foro es una aportación del empresario, Jorge López Valencia para pulsar la opinión pública sobre los problemas estructurales y de políticas públicas que el municipio rehúye de manera recurrente.

En él participaron profesionistas, amas de casa, trabajadores, jóvenes y activistas. No fue un evento político, porque ninguno de panelistas fue identificado con partido ni aspiración electoral. Sin embargo, a López Valencia lo han candidateado para que busque la alcaldía, luego del desastre de Chapman Moreno.

Griselda Soto Román, profesionistas y ama de casa residente del fraccionamiento Bugambilias, habló sin rodeos; la basura de mal en peor, sin horarios fijos, a deshoras. Años atrás, los recolectores eran hasta amigos de los colonos, y hoy esa relación terminó; el alumbrado público pasó de última generación a iluminación tipo navideña: intermitente; el agua potable demeritó en ser la mejor del país a intomable de la llave y escasa; las calles, destrozadas, llenas de baches e intransitables.

Para ella, la ciudad demeritó su calidad de vida porque el gobierno politizó todo, lo que es una aberración, y porque los políticos prometen muchas cosas en sus campañas que olvidan en cuanto se sientan en la curul.

Antonio González González, catedrático e investigador universitario, dijo que el problema comunitario es el irrespeto de las normas de convivencia social por el gobierno y los ciudadanos que ocurre por un cambio en el clima organizacional.

Dijo que las leyes vigentes son suficientes para lograr el desarrollo, pero en tanto no exista intención de aplicarlas, el caos continuará.

González González sostuvo que un ejemplo de ello es el Bando de Policía que regula la sana convivencia entre las personas, pero que se pasa por alto por una autoridad omisa, generando los conflictos entre vecinos ruidosos, sucios e irrespetuosos.

Patricia Guadalupe Soto Ruiz y Manuel André García coincidieron que los problemas comunitarios tienen su origen en la educación.

David Imperial Bojórquez, un abogado, afirmó que la falta de cultura social incide en todos los rubros de la convivencia cotidiana que se descubre en el día a día en las calles, acelerado por un gobierno de ocurrencia.

“El gobierno presentó un Plan Municipal de Desarrollo muy bonito, pero no lo aplica porque se lleva de ocurrencias en ocurrencias. Nada firme, nada de planeación”.

Ciclistas urbanos y motociclistas que no respetan carriles de circulación y que infringen la norma aún frente a los ojos de los oficiales de tránsito.

Luis Felipe Villegas Castañeda, espectador y fundador del colectivo Rueda Verde comentó que el irrespeto de las normales viales es un consecuencia de que políticas públicas no acaban en nada. Y citó que el ejemplo es la ciclo vía. “Comienza en nada y termina en ninguna parte. No conduce a ningún lado”.

Las activistas sociales, Agnes Guadalupe Rojo y Andrea Madrid Villareal, coincidieron en señalar que Ahome está estancado y no resolvió ninguno de los problemas de infraestructura que la administración municipal enfrentó desde un principio.

“Es importante que el gobierno conozca la comunidad, y el actual no la conocen, por lo que no tienen sus prioridades. El gobierno intenta resolver necesidades sociales, pero estas en realidad no lo son, porque hay un divorcio”.

López Valencia que en la víspera del foro, durante y la conclusión recibió una feroz campaña de desprestigio social por boots, aseguró que el actual gobierno y los que nuevos que lleguen a administrar el municipio tendrán las conclusiones para que modulen sus planes y logren resolver lo que los ciudadanos demandan.

Artículo publicado el 17 de enero de 2021 en la edición 938 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos