abril 18, 2021 6:43 AM

La tardanza del PRI; las prisas con Cienfuegos

alianza pri

El PRI —y en consecuencia la alianza en conjunto con PAN y PRD— inusitadamente espera los tiempos. Retrasa la toma de decisiones y las lleva al límite extremo, estira todo lo posible la nominación de sus candidatos. Acostumbrados en el PRI a marcar el compás, ahora es Morena quien abre el baile, y toca la música.

¿Qué espera el PRI para nominar a su candidato a la gubernatura, y después al resto de aspirantes? Espera las definiciones de Morena en diputaciones federales, locales y alcaldías, y entonces tomará sus decisiones internas. Antes no. Han llevado el proceso interno al límite en espera de descorazonados, dolidos, o desesperados del lado de Morena, o cualquier otra fuerza, para cacharlos y volverlos candidatos.

No está esperando a alguien para la gubernatura, esa decisión marcha en tiempo y forma en el carril del PRI, con sus usos y costumbres de antaño y de siempre. (Aunque entre paréntesis el retraso en el nombramiento del hombre que será el candidato a la gubernatura ha envuelto al PRI en un estira y afloja soterrado, y que aun hoy muchos piensan que podría revertirse la decisión tomada. Al fin que la historia siempre confirma que a veces del plato a la boca se cae la sopa).

Una muestra de la espera que desespera del PRI es la pifia del dirigente estatal Jesús Valdés, cuando adelantó que Eleno Flores Gámez, del Partido del Trabajo, podría ser su candidato en el distrito federal 04, con cabecera en Guasave. Casi de inmediato el PT salió en su defensa, aclarando oficialmente que ese hombre era de ellos. Eleno Flores por su parte se dejó querer, se dio paquete asegurando que fue su amigo “Chuy” Valdés quien lo buscó. Que estaba valorando porque en la coalición que lo llevó a la diputación local en 2018, la de Juntos haremos historia, no daba muestras de incluirlo. El PT lo tiene como carta fuerte y muy seguramente lo llevará de candidato en esa zona de Sinaloa. Un despechado que no logra retener el PRI en su espera. ¿De cuándo acá el PRI sufre tanto por un personaje tan pequeño, sin arraigo, con desprestigio como Eleno Flores?

 

Margen de error

La consigna en el PRI es que acaben allá para definir acá. No es que Morena tenga cuadros solventes y poderosos, de esos que ganan con cualquier sigla que los cobije, pero la estrategia es buscar la fractura interna y aprovechar las disputas que genere la definición de posiciones.

Muchas de las candidaturas en el PRI están amarradas con anticipación, como la del agricultor Sergio Esquer que va por el distrito 05 con sede en Culiacán (aunque en algún momento se dijo que en el 07). El PRI se mantiene en la lógica de que funcionan mejor los personajes indirectamente relacionados con el partido, como Esquer: empresario, líder activo en organismos de productores, ciudadano participativo y no-militante.

No ha sido difícil contener a los priistas en la siempre desesperada pretensión de definiciones. Muchos saben que contrario a otros tiempos, participar no es sinónimo de triunfo. Las derrotas siempre pesan.

 

Mirilla

(Gubernatura) Vale la pregunta: ¿Será el candidato del PRI a la gubernatura de Sinaloa un no-priista? Todo sigue firme en que así será. Aunque los personajes priistas tampoco están acostumbrados a una decisión así: El PRI para los priistas, con sus males y sus bienes, sus candidaturas y sus derrotas.

Muchos siguen en el activismo esperando que algo se mueva, que la circunstancia deje de favorecer a quien el gobernador Quirino Ordaz perfiló desde hace meses, y entonces gritar presente y que nacieron listos y trabajaron fuerte para esa candidatura esperada.

Otros están domados desde hace tiempo, neutralizados, como el senador Mario Zamora que en una circunstancia distinta sería el candidato natural en el PRI. La derrota de José Antonio Meade arrastró también a Zamora.

Los acompañantes del PRI en la alianza Va por México no son protagonistas en esta etapa. Además PAN y PRD están acostumbrados a llevar candidatos que no son militantes, como si sus figuras internas no crecieran por más hoja de vida partidista que tengan. El PAN desde 1998 no lleva un candidato propio –la candidatura de Heredia en 2016 no cuenta, aunque militante venía del PRI y ahora ya ni se sabe si es panista. El PRD por su parte llevó en 2016 a Mariano Gómez, un empresario ahora desmarcado de lo que queda del PRD.

 

Primera cita

(Exonerado) Mal parada queda la Fiscalía General de la República con la decisión de exonerar al general Salvador Cienfuegos. No porque sea posible afirmar la culpabilidad del Secretario de la Defensa en el sexenio de Peña Nieto, sino por las prisas para descartar acusaciones. A nadie convencerá la agilidad de una dependencia acostumbrada al paso de tortuga y cangrejo. Lento y a veces en retroceso.

Cienfuegos en tres meses vivió de todo: La detención en octubre 15 en un viaje de recreo a Estados Unidos, acusaciones gigantes de tráfico de drogas y enriquecimiento ilícito, peregrinar por prisiones, aparecer sentado en un banquillo de acusados, confesar ante abogados, defenderse ante fiscales, regreso a México, amenazas de que sería investigado…y exoneración. Todo en tres meses exactos.

La Fiscalía de Gertz Manero mostró prisas y descartó cada una de las acusaciones que le hicieron al general los americanos, como si se tratará de un cheklist que debía cumplirse punto por punto.

 

Deatrasalante

(Collado) En cambio en el caso de Juan Collado, el abogado de los poderosos detenido en julio de 2019, la Fiscalía General de la República rastrea como un sabueso sus muchas andanzas. Por ejemplo un informe de la Banca Privada de Andorra dado a conocer por el periódico español El País, donde asegura que Collado “está siendo investigado por blanqueo en Andorra.”

La cloaca de la Banca Privada de Andorra la destapó Estados Unidos en una investigación de hace tres años, cuando detectó movimientos de dinero de cárteles de las drogas y organizaciones terroristas.

Pero en el destape salieron políticos que enviaban sus dólares a la Banca de Andorra como uno más de los paraísos fiscales. Es el caso de Juan Collado –y en su momento de Óscar Lara Aréchiga, de Sinaloa.

En referencia a Collado, la PGR había exculpado al abogado en un documento oficial enviado a las autoridades españolas, pero ahora Peña Nieto ya no es Presidente y reabren ese expediente(PUNTO)

Columna publicada el 17 de enero de 2021 en la edición 938 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos