martes, octubre 26, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Otorga Quirino un pilón: otros seis fíat una semana después

entrega fiats-1

Los mejores calificados se quedan sin fíat

 

No fueron 54 sino 60 los fíat que otorgó el gobernador Quirino Ordaz en el penúltimo año de su mandato, cuando todos sus antecesores hacen exactamente lo mismo: entregar las anuencias notariales en un proceso siempre discutido y abierto a debate. Lo hicieron Malova, Aguilar Padilla, Millán…

Lea: Cuatro nuevos notarios estaban impedidos para recibir fiats https://bit.ly/3p0fkfN

Los seis fíat restantes de Quirino Ordaz se otorgaron una semana después del primer paquete, y a diferencia del primer anuncio, no se difundió ningún comunicado, ni siquiera se informó sobre ellos. Tienen los números consecutivos en su adscripción del 287 al 292.

Ríodoce los detectó en el Periódico Oficial el Estado de Sinaloa donde notifican sobre el inicio de sus actividades, un requisito para empezar con los trabajos. Tres de los seis ya están en funciones en este momento.

En el pilón de los fíat están: Luis Fernando Chávez Ceceña, Notaría 287 en Culiacán; César Daniel Pérez Cázares, Notaría 288 en Culiacán; Roberto Noriega Loya, Notaría 289 en Mazatlán; Enrique López Juárez, Notaría 290 en Concordia; Pedro Luis Rochín Osuna, Notaría 281 en El Rosario y Rosa Graciela Fausto Zazueta, en la Notaría 292 en Angostura.

De acuerdo a la versión del Subsecretario de Asuntos Jurídicos de Gobierno, Jesús Soto González, las seis notarías restantes las otorgó el gobernador una semana después, “no fue junto con ellos”, dice en entrevista, refiriéndose al primer paquete.

El gobernador añadió los seis nuevos nombres cuando era una bomba de críticas el otorgamiento de los 54 fíat, entregados en un acto privado en la sede del gobierno estatal, del que solo se enviaron fotos y la lista con los nombres y el municipio donde se les otorgó la adscripción.

Los titulares en medios y portales desde el 13 de noviembre en que se entregaron las notarías era una lluvia de críticas: “Se le pasó la mano”, “un regalo navideño”, “paga cuotas”, “fiel a la costumbre”, “un regalo del buen fin”, entre otros.

Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa, esa misma tarde se trasladó a Escuinapa a un evento público y defendió su decisión, aseguró que cumplieron los requisitos y aprobaron con transparencia.

No es lo mismo que se dice entre los licenciados en derecho, un gremio especialmente contestatario en México, y disperso en más de una docena de colegios y agrupaciones. Aunque ellos mismos saben que es una facultad completamente discrecional del ejecutivo decidir quién sí y quién no será el elegido entre los aspirantes.

Dice la Ley del Notariado del Estado de Sinaloa: ARTÍCULO 41. Una vez remitida por el Secretario del Jurado de Examen el acta con los resultados a que se refiere el capítulo anterior, el Titular del Ejecutivo del Estado determinará a quién o quiénes otorgará el Fíat de Notario, remitiendo la documentación a la Secretaría General de Gobierno para que realice los trámites para la expedición y entrega del Fíat Notarial.”

Pero resulta que los y las licenciadas en derecho mejores calificados en el examen aplicado, requisito básico en la convocatoria, no obtuvieron un fíat. No son notario ahora, ni los invitaron a la ceremonia. El gobernador Quirino Ordaz decidió con motivaciones distintas a la calificación del examen.

Hay quien obtuvo 95 de 100 puntos y no es notario. Igual hay calificaciones por encima de 90 puntos, tanto de mujeres como de hombres, pero no están en la lista de los 60 notarios a quienes el gobernador otorgó el fíat.

Aunque la Ley del Notariado del Estado de Sinaloa se contemplan varios requisitos, ninguno de ellos determinante.

Al final es la discrecionalidad del ejecutivo, ahí cae la decisión.

El descontento, callado en el gremio por el temor de ser rechazado en una próxima convocatoria, llevó a algunos de ellos a lanzarse por la vía legal a rechazar las decisiones del ejecutivo. Hay en este momento al menos cuatro amparos ante el poder judicial federal impugnando la decisión. En dos de ellos ya llegó la notificación al área jurídica del gobierno estatal.

Uno de ellos incluso se interpuso previamente a que el gobernador Quirino Ordaz finiquitara el asunto entregando los 60 fíats, seguro fue excluido desde antes del anuncio.

Otro grupo de tres amparos, cada uno correspondiente a licenciados que intentaron obtener el fíat, los lleva el despacho Masao Sandoval Abogados, uno ya lo admitió el poder judicial, y el área jurídica de gobierno recibió la notificación este viernes 11 de diciembre. Otros dos fueron presentados a un juzgado federal aunque aún no se admiten.

Los argumentos legales son que “el Gobernador fue omiso en expedirme el Fíat, para el ejercicio del Notariado en el Estado de Sinaloa, no obstante de haber cubierto los requisitos de ley y haber obtenido calificación aprobatoria y de buen nivel por haber sido 95 sobre 100, aunado a que cuento con un buen perfil, por tener amplia experiencia en el ámbito notarial, méritos académicos por tener postgrados y además ser docente en materias del derecho y haber impartido cursos relacionados con la función notarial.”

Más adelante es contundente la petición del despacho Masao Sandoval Abogados, enfocándose precisamente en lo que consideran la inconstitucionalidad del artículo 41 de la Ley del Notariado del Estado de Sinaloa: “El Gobernador omitió haber elegido las mejores calificaciones, así como haber tomado en cuenta criterios objetivos y razonables, por ejemplo en caso de que hubieran existido dos o varias personas con la misma calificación entonces debió haber valorado los elementos mencionados en el párrafo anterior.”

Aunque cada cinco años resulta la misma sorpresa, la misma crítica, el gremio de notarios guarda un silencio hondo cada vez que llega el momento de la verdad. Esta vez la convocatoria de apertura de posibilidades para obtener un fíat obtuvo la más grande de las respuestas, 126 licenciados en derecho se anotaron y entregaron sus documentos.

También como nunca fue la entrega de notaría por un gobernador, 60 de ellos lo obtuvieron, casi un 50 por ciento. Aun así, persiste la afirmación que no se tomaron en cuenta las aptitudes de los postulantes, sino los apellidos y los intereses.

Por lo pronto tres de quienes ya anunciaron el inicio de sus funciones como notarios arrancaron su primer acto con una errata: José Luis Polo Palafox, Emigdio Martínez y María Isaura Borboa. Cambiaron el domicilio o se atribuyeron un título que aun no tienen.

Artículo publicado el 13 de diciembre de 2020 en la edición 933 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 978
24 de octubre del 2021
GALERÍA
Afectaciones del Huracán 'Rick' a su paso por Guerrero
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.