jueves, septiembre 23, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

El misterioso destino del dinero público de la Japama

JAPAMA. Los enredos del alcalde.

Chapman profundiza incredulidad en auditoría en Japama

 

 

Por más que el alcalde de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno, intenta justificar los excesos de su gobierno, y de satanizar a administraciones anteriores del quebranto actual de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome (Japama), no lo consigue.

Lea: Japama, la danza de los millones de pesos perdidos https://bit.ly/3ozUgg4

Los números no le cuadran y sus argumentos terminan enredando todo.

En la comparecencia terminó asumiéndose en una víctima de lo que llamó una “pandilla de pícaros” que ha organizado un ataque político para despojarle de la silla de alcalde que ostenta.

Dijo que estos han intentado por todos los medios de afectarlo, pero no se ha permitido fallar en la administración de los recursos del pueblo.

Cuando comenzó su perorata criticó que recibió una Japama endeudada y que estaba a punto de ser privatizada o entrar en quiebra técnica, pero en los números financieros esa posibilidad estaba lejana porque si bien sus pasivos, al corte de septiembre 2020 eran de 199 millones 129 mil pesos, los activos los quintuplicaban con un monto de 957 millones 979 mil pesos, teniendo cotidianamente flujo de caja para saldar el gasto corriente.

Sus balances comenzaron a perder credibilidad porque al pasar los meses restó importancia a los pasivos y se centró en un posible quebranto que cuantificó en 91 millones de pesos perpetrado por sus propios funcionarios que trabajaron desde el primero de diciembre del 2018 al 31 de marzo del 2020, y no en administraciones anteriores, a las que sigue culpando de lo que cometen sus empleados.

Y este jueves, la cifra disminuyó a 30 millones de pesos. La cantidad difiere en 73 por ciento del monto de 91 millones de pesos que inicialmente calculó el auditor, Sergio Leyva y que es reducido en 84 por ciento de la deuda que el alcalde ha endilgado a administraciones anteriores durante los dos años de su ejercicio.

Dijo que ninguno de los responsables del quebranto tiene posibilidad de salvar las denuncias penales, civiles o administrativas que se iniciarán en enero del 2021, aún si reponen el daño ocasionado a las finanzas.

Así, sus argumentos de que él es el eficiente, escrupuloso y vigilante de los recursos del pueblo y los saqueadores son los alcaldes anteriores se diluyen con el peso de los números y del periodo auditado.

De acuerdo con sus propias palabras, sus subordinados se excedieron en los gastos: adquisiciones de activos superó en 140 por ciento que representen 3 millones 681 mil 053 pesos; mantenimiento de maquinaria y equipo, 76 por ciento por 8 millones 839 mil 077 pesos; arrendamientos 58 por ciento, con 2 millones 896 mil 903 pesos; combustible y lubricantes, 44 por ciento, con 3 millones 769 mil926 pesos; energía eléctrica, 30 por ciento, con 10 millones 497 mil 531 pesos y sueldos y prestaciones 14 por ciento, con 27 millones de pesos.

La auditoría también sacó en claro que un ex gerente de Japama en el periodo 2008-2009 escrituró a su nombre tres predios de una laguna de oxidación valuados en 677 mil pesos. “Se pagó con dinero de Japama, pero están a nombre de ese funcionario”, dijo.

Pavel Robert Castro Félix, director de Órgano Interno de Control aseguró que al vencer el plazo para solventar los 170 resultados de la auditoría y de las 127 observaciones, la paramunicipal solventó totalmente 11, parcialmente, 8, 97 quedaron firmes y 11 evolucionaron a recomendación.

De las observaciones firmes, 20 ocasionaron un impacto económico por 29 millones 998 mil 220.27 pesos en materia de incumplimiento administrativo, contable y presupuestal.

En todos los casos, los departamentos auditados corresponden al trienio actual.

Castro Félix comentó que los plazos para responder a las observaciones ya concluyeron, por lo que quedaron firmes.

Descartó que un cese de sus funciones derivado de la sentencia del Tribunal Electoral de Sinaloa (TESIN) pudiera afectar la continuación del proceso auditor pues cada departamento del Órgano Interno de Control tiene definido sus funciones, que ejecutan en el caso.

Guillermo Aarón Blake Serrano, gerente general de Japama afirmó que no está considerando renunciar por el resultado de la auditoría, y que gastará un tiempo prudente para analizar las respuestas del Órgano Interno de Control a sus solventaciones.

Aseguro que la inspección servirá para hacer una paramunicipal más eficiente.

De momento, comentó que ignora la respuesta de la institución, y desconoce cómo responderá en los días próximos.

Dejó en claro que no piensa en renunciar por causa de las investigaciones, aunque sí por la pandemia.

Artículo publicado el 06 de diciembre de 2020 en la edición 932 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 973
19 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.