lunes, septiembre 27, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Once millones más de pobres

ZITLALA, GUERRERO, 08MARZO2019.- Abandono, pobreza e ignorancia, es lo que se observa en el Día Internacional de la Mujer, observaron doña Enedina N, su hija Carmen y Juan N, al ver a las mujeres campesinas del poblado de Zitlala realizando trabajos del campo. También es común ver a menores de edad realizando el tejido de palma. 
FOTO: BERNANDINO HERNÁNDEZ /CUARTOSCURO.COM

Entre el primero y tercer trimestre de 2020, en el país, el ingreso laboral real tuvo una disminución de 12.3 por ciento, y un aumento de la pobreza laboral de 35.7 por ciento a 44.5 por ciento.

En consecuencia, los mexicanos en situación de pobreza laboral pasaron de ser 45 millones en marzo del 2020 a 56 millones en septiembre del mismo año. Once millones más en seis meses.

Están en situación de pobreza laboral aquellas personas que no pueden adquirir la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo.

Estos son datos oficiales emitidos por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), cuyo secretario ejecutivo fue designado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En marzo del 2020, al inicio de la jornada nacional de sana distancia, el 25.4 por ciento de los sinaloenses tenían un ingreso inferior al costo de una canasta alimentaria. Seis meses después, en septiembre, ese porcentaje subió a 39.4.

Dicho de otra forma, en nuestro estado, la crisis del Covid ocasionó que la pobreza laboral pasara de afectar a 787 mil personas a perjudicar a un millón 221 mil. Esto es, 434 mil personas más.

En Sinaloa, el ingreso laboral per cápita real disminuyó 18.1 por ciento del primer trimestre de 2020 al tercer trimestre de 2020, al pasar de 2 mil 153.61 pesos a 1 mil 764.09 pesos.

El ingreso laboral per cápita real en el tercer trimestre de 2020 es menor que el registrado en el tercer trimestre de 2014.

Entre los factores que explican el incremento de la pobreza laboral se encuentra la disminución en el ingreso laboral real, el aumento en los precios de la canasta alimentaria y el aumento en la tasa de desocupación.

En el país, durante el tercer trimestre de 2020, también se observó un aumento del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) respecto al registrado en el mismo periodo del año anterior, la inflación promedio anual se ubicó en 3.9 por ciento, mayor a lo reportado en el tercer trimestre de 2019 que fue de 3.3 por ciento. Este comportamiento en el nivel de precios puede deberse en parte al incremento en los precios de las mercancías, de las frutas y las verduras, así como de los energéticos.

Otra de las consecuencias es el aumento de la desigualdad.

Entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2020, se observó una ampliación en la brecha del ingreso laboral per cápita entre la población de menores y mayores ingresos laborales.

Durante el tercer trimestre de 2019, el ingreso laboral promedio del 20 por ciento de la población con mayores ingresos laborales per cápita representó 34 veces el ingreso del 20 por ciento de la población con menor ingreso laboral; mientras que para el mismo periodo de 2020 representó 146 veces.

Esto es, hace un año por cada peso que tenían los más pobres, los más ricos tenían 34, pero ahora, por cada peso de los más pobres, los más ricos tienen 146.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía, (INEGI), otro organismo oficial, informa que prácticamente cuatro de cada 10 mexicanos vieron caer el ingreso laboral de su hogar en, al menos, 10  por ciento en tan sólo medio año.

Es decir, los más afectados son las personas de menor ingreso, incluso, se registra un incremento en el ingreso laboral promedio del 20 por ciento de los trabajadores formales con mayores ingresos, para los que se observó, en este periodo, un aumento de 8.6 por ciento en sus percepciones salariales promedio.

El rango de edad que más vio afectado su ingreso fue el de las personas entre 30 y 64 años.

¿Cómo respondió el gobierno federal ante esta catástrofe social de millones de mexicanos?

El mismo CONEVAL evaluó las medidas dadas a conocer por el presidente López Obrador el 23 de abril y señaló en la página 17 de su estudio:

“Ninguno de los programas se dirige explícitamente a la población en situación de pobreza, de acuerdo con la medición del CONEVAL, aunque podría coincidir con la priorización territorial aplicada por varios de los programas.”

“Hasta el momento ninguna acción está dirigida a la población que perdió su empleo a raíz de la emergencia sanitaria.”

“Algunas de las medidas anunciadas por el Gobierno Federal, podrían ser insuficientes para llegar a toda la población que se verá afectada.”

El gobierno federal decidió no crear nuevos programas sociales para atender esta nueva realidad de los más pobres del país. Tampoco destinó más recursos a los programas ya establecidos, solo adelantó la entrega.

La prioridad del gobierno federal es no endeudarse, mantener el equilibrio fiscal y fortalecer financieramente a PEMEX.

Como hacían los gobiernos de antes.

Columna publicada el 06 de diciembre de 2020 en la edición 932 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 974
26 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.