martes, septiembre 28, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Liberan a Cienfuegos: ‘se salva la patria’

CIUDAD DE MÉXICO, 01DICIEMBRE2018.- El general Salvador Cienfuegos Zepeda, encabezó la  ceremonia de “Entrega y Recepción del Alto Mando del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos”, en la que Luis Cresencio Sandoval, recibe el cargo de secretario de la Defensa Nacional. El evento fue realizado al primer minuto de este primero de diciembre la Plaza de la Lealtad de esta Secretaría.FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM

Nadie sabe ahora que secretos esconde el acuerdo de México con EU

 

 

Una jugada política inaudita liberó al general Salvador Cienfuegos Zepeda de las acusaciones de la Fiscalía estadounidense. Los americanos llevaban años integrando un expediente que todavía hoy sostienen que era lo suficientemente sólido para llevar al militar mexicano ante un juez, como lo hicieron.

Lea: De lealtades y traiciones https://bit.ly/3l0Niyn

Pero solo pudieron retenerlo en una prisión por 34 días, después lo llevaron a un avión y lo regresaron a México, así concluyó la captura de más alto nivel hasta ahora realizada por las agencias de los Estados Unidos contra un funcionario público mexicano.

Considerado el sistema judicial americano como un perro que cuando muerde ya no suelta, esta vez mansamente liberaron a Cienfuegos Zepeda. El gobierno hizo un “balance de intereses” porque la medida beneficia a la relación de los dos países.  La orden llegó del más alto nivel, donde el propio fiscal general, William Barr, propuso desestimar los cargos en su contra de tráfico de drogas y lavado de dinero. Y así se lo confirmó Seth DuCharme, fiscal a cargo, a la jueza Carol Amon.

El miércoles 18 de noviembre por la mañana los fiscales libraron el último obstáculo legal, que la jueza Amon autorizara su liberación. En tan solo 22 minutos la jueza lo declaró como “caso descartado.” Una audiencia solo de trámite.

La periodista Dolia Estévez siguió la breve audiencia decisiva donde concluía el “acuerdo de remoción” que previamente habían firmado el fiscal DuCharme, Cienfuegos y el abogado Edward V. Sapone. Dice que cuando la jueza Amon le pregunta al general si entiende en qué consiste ese acuerdo mediante el cual se desestiman las acusaciones y él se compromete a abandonar el país inmediatamente, “Sí señora” repite más de una vez Cienfuegos y luego agrega: “sí, estoy de acuerdo.”

Resuelto el trámite de liberación, el ex secretario de la Defensa fue trasladado a un aeropuerto y en un vuelo privado regresó a México. No enfrentó dilaciones.

Acá en México los trámites también fueron breves, y los pasó sin ningún problema. La Fiscalía General de la República informó con detalle sobre los apenas 32 minutos que estuvo retenido Salvador Cienfuegos a su retorno al país:

“A las 18:40 horas de este día (18 de noviembre) arribó al hangar de la Fiscalía General de la República (FGR), ubicado en el Aeropuerto de Toluca, Estado de México, la aeronave Gulfstream 4, matrícula N40VC, del Gobierno de los Estados Unidos, la cual procedía del Aeropuerto de Nueva Jersey.”

Ocho minutos después, agrega, bajó el general “vestido de ropa formal y corbata”. Luego “se le practicó, con su anuencia, un dictamen pericial médico, para la constancia de su estado de salud al arribo a este país, el cual resultó favorable”.

Según la FGR a Cienfuegos, que en todo momento se refieren a él con su rango de general, se le notificó formalmente “la existencia de una investigación en la que él se encuentra involucrado; carpeta que fue iniciada por esta FGR, con la información que se recibió del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América, y en lo sucesivo la investigación estará a cargo de las autoridades mexicanas, a través de la FGR.”

Solo 32 minutos después del aterrizaje, y proporcionando su información para contacto Cienfuegos Zepeda se retiró.

 

¿Qué pasó?

Después de la bomba mediática que representó la captura del general Salvador Cienfuegos justo al llegar de vacaciones a los Estados Unidos, la información dura sobre las acusaciones fue siempre escueta, pero las filtraciones sí abundaron.

En el expediente CR-19-366 al que fue posible tener acceso, el gobierno de Estados Unidos se habría valido de un principio jurídico conocido como “Extensión Territorial”, para seguirle los pasos a Cienfuegos, a quien llama con los alias “el Padrino” y “Zepeda”, y según estaba ubicado desde diciembre de 2015 y continuaron la investigación hasta febrero de 2017, cuando según documentos oficiales del Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ), se mantuvo con una fuerte actividad.

La Fiscalía estadounidense acusó de cinco delitos al general: “El acusado conscientemente conspiró para el tráfico y distribución de al menos 5 kilos de sustancias conteniendo cocaína, metanfetaminas, mariguana y heroína”, se lee en el expediente.

De acuerdo al sistema de códigos penales de Estados Unidos, esa cantidad es suficiente para que el ex Secretario de la Defensa enfrente una pena de cadena perpetua, y no tenga derecho a fianza. Pero no fue así, 32 días después lo liberaron por un acuerdo de alto nivel.

Después abundaron las filtraciones, la principal, que Cienfuegos habría tenido conexión siendo Secretario de la Defensa con los Beltrán Leyva y directamente con Juan Francisco Patrón Sánchez, el H2, líder de la organización. Quien a pesar de la supuesta protección fue abatido por la Marina en febrero de 2017 en Nayarit.

 

¿Qué sigue?

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador habría presionado a Estados Unidos para que entregara al general Salvador Cienfuegos Zepeda para juzgarlo en su país, y con ello evitar que se abriera una gran cloaca de décadas de corrupción y relaciones entre generales y otros funcionarios con capos del crimen organizado, consideraron analistas de seguridad en México.

Ioan Grillo, periodista investigador y autor de varios libros relacionados con la historia del narco en México, opinó que fue una medida definitiva, y Estados Unidos debió de cuadrarse pues de lo contrario el gobierno mexicano amenazaba con ya no cooperar con la DEA, pero además echar de territorio nacional a cientos de agentes que operan en territorio nacional.

“También hay que considerar que López Obrador quiere juzgar a los ex presidentes, incluso en junio del próximo año habrá una consulta popular, y si se aprueba, como todo parece indicar que ocurrirá, el presidente puede utilizar a Cienfuegos y a (Humberto) Lozoya para que testifiquen contra Enrique Peña Nieto”, enfatizó Grillo.

Esta es la segunda vez que el gobierno estadounidense retira cargos en contra de una persona acusada de tráfico de drogas, pues en 2007, Zhenli Ye Gon, también fue absuelto de cargos relacionados con tráfico de metanfetaminas y lavado de dinero, y entregado a México donde posteriormente fue juzgado.

Después Ye Gon acusó a Javier Lozano y Felipe Calderón de estarlo extorsionando para que lo dejaran operar libremente en México, sin embargo el caso ya no trascendió y el narcotraficante de origen chino terminó hundido en la cárcel de máxima seguridad de Almoloya de Juárez, donde aún se encuentra prisionero.

“El escenario puede ser parecido (con el de Ye Gon), y no me extrañaría que López Obrador se haya valido de la buena relación que tiene con Donald Trump para que le entregará a Cienfuegos, y este lo pueda utilizar como un alfil político para en su momento, juzgar a Peña Nieto y castigarlo con todo el peso de la ley”, dijo Grillo.

 

MARCELO EBRARD. Acuerdos en las sombras. Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro.com

 

AMLO y Ebrard

Con Cienfuegos en México, sano, salvo y libre, el presidente López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard insistieron en que no hubo amenazas al gobierno estadounidense para lograr la repatriación del general.

“Pónganlo muy simple –dijo Ebrard el pasado 19 de noviembre- hay dos caminos: o se repara esa violación al acuerdo que existe entre ambos o entonces nosotros pondremos sobre la mesa revisar toda la cooperación. Porque ¿quién lo puso en duda? ¿nosotros? No. Entonces, lo que México hizo fue plantear esto, exacto como lo estoy diciendo, y con todo respeto. Debo reconocer que el fiscal general (William Barr) se dio cuenta de que así es, que México tiene razón, le asiste la razón y el derecho.”

El Presidente también negó amagos de cualquier clase, y dijo que “ahora la fiscalía va a llevar a cabo la investigación.”

En la mañanera Ebrard acuñó la frase que perseguirá al caso del general, “sería casi suicida” dijo, dejar sin investigar a Cienfuegos en México.

Artículo publicado el 22 de noviembre de 2020 en la edición 930 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 974
26 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.