domingo, septiembre 26, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Los diputados incómodos que impiden la mayoría de Morena en el Congreso de Sinaloa

congreso

Por razones distintas, legisladores que llegaron por Morena votan a conveniencia

 

Son, pero no están. Con ese juego de palabras puede definirse la situación de cuatro diputados del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso del Estado. Pertenecen oficialmente a la bancada, pero no comulgan con sus decisiones, ni siquiera participan en sus reuniones de trabajo.

Apolinar García Carrera, Palestino Carrera, Mariana Rojo Sánchez y Flor Isela Miranda aparecen oficialmente en la Grupo Parlamentario de Morena, pero desde hace más de un año se distanciaron de la bancada que coordina la diputada, Graciela Domínguez Nava.

Sus votos en asuntos y temas complicados no están garantizados en la agenda del Grupo Parlamentario de Morena. El más sobresaliente fue cuando emitieron su voto para rechazar las reformas para hacer posible el matrimonio igualitario en Sinaloa, una lucha que Morena había arropado junto con el movimiento LGBT.

Al iniciar el tercer y último año constitucional de su encargo, los cuatro diputados no niegan sus diferencias con el Grupo Parlamentario de Morena como tampoco la distancia que han hecho de sus compañeros en la actual Legislatura. Los cuatro declaran seguidores de las siglas de Morena y del proyecto de la denominada 4T, pero distanciados de la bancada en el Congreso del Estado.

El alejamiento de los cuatro diputados de la bancada de Morena ha vuelto frágil al grupo parlamentario porque en lugar de tener asegurados 23 votos, solamente tiene garantizados 19. Las matemáticas son importantes en el Poder Legislativo cuando se requieren sumar mayorías de votos, o alcanzar una mayoría calificada, es decir, las dos terceras partes de los 40 integrantes de la Legislatura para decidir asuntos como las reformas constitucionales.

 

APOLINAR GARCÍA APOLINAR GARCÍA . La mayoría son borregos.

 

Apolinar García Carrera

Renunció desde septiembre del 2019 a Morena y presentó también su renuncia al Grupo Parlamentario en febrero del 2020, pero no se la han aceptado. “Sigo perteneciendo en el papel, pero yo ya no me revuelvo con ellos”, expresa.

Desde el principio les dijo que votaría en contra de las decisiones que atenten contra la vida y el matrimonio igualitario. Lamenta con pesar que él y los otros diputados que votaron en contra fueron llamados por el CEN de Morena y tratados con “la punta del pie”.

Con posición individual, asegura, analiza cada una de las iniciativas que tiene que votar. “Yo no espero línea”.

García Carrera dejó de asistir a las reuniones de la bancada de Morena desde septiembre del año pasado.

Quien ahora se define como un legislador sin partido revela que hay grupos al interior del grupo parlamentario de Morena y que son pocos los diputados que analizan las iniciativas antes de votar. “La mayoría, 10, 12 son borregos”, asegura.

En su opinión la bancada de Morena debería ser disciplinada y hacer un análisis de cada uno de las iniciativas que se van a votar.

 

JESÚS PALESTINO. Puras burradas.

 

Jesús Palestino Carrera

 

Jesús Palestino Carrera sostiene que no vota con Morena porque el partido no da línea, aunque admite que le quisieron dar. Opina quienes están dedicados a la administración de Morena deben dedicarse a eso no a inmiscuirse en política.

No asiste a las reuniones de trabajo del Grupo Parlamentario de Morena desde hace un año. “Yo les dije, así no se puede trabajar. Se la llevan violentando la ley”, señala quien es miembro fundador de Morena en Ahome, distrito en donde ganó por mayoría su curul como diputado.

“Quieren imponer de manera berrinchuda se suben a tribuna queriendo someter, arrodillar a las instituciones, no es así”, expone.
“Yo miro mucha soberbia”, “no pisan el sueldo”, expresa al recordar que se les dijo a su compañeros que mientras estén así no podría trabajar.

“En reuniones de trabajo te quieren golpear”, no lo dejaban hablar, nada más porque opinaba diferente, recuerda.

“Yo no tengo ambiciones de poder, no tengo hambre, yo tengo tradición de trabajo”.

Relata que las situaciones más conflictivas eran con los diputados Juan Ramón Torres Navarro, CeciliaCovarrubias , Gildardo Leyva, Graciela Domínguez, Francisca Abeyó, Yeraldine Bonilla a quienes los califica como los más conflictivos. “Quieren que uno se ponga de rodillas, están locos, somos iguales todos”.

Presume que llegó al Congreso del Estado porque fue votado, pero muchos de sus compañeros llegaron sin trabajo de campo. “Los que me faltan el respeto, la mayoría son pluris”.

Palestino Carrera afirma que algunos de su bancada no tiene preparación políticay le han “hecho la vida de cuadritos y ni siquiera están afiliados”,

Se mantiene firme en no salirse del Grupo Parlamentario de Morena porque está afiliado. Sus desacuerdos indicaron a los cuatro o cinco meses que inició la Legislatura.

“Yo estoy muy agusto así, paso mi tres años así, no tiene caso que me quieran poner de rodillas. A los otros los tienen atemorizados, por las candidaturas que vienen, sino se someten no les van a dar nada.”

Asegura que lo amenazaron de más arriba, y lamenta que no tenga la grabación en su teléfono para se oyera la soberbia tan grande que hay en el partido para que se vote a los caprichos de una persona.

De sus votos que no han sido con la bancada de Morena de ninguno se arrepiente y está con la conciencia tranquila. Asegura no ser protagónico ni andar buscando candidaturas.

“Hablan puras burradas, es un espectáculo lo que están dando”.

 

FLORA ISELA MIRANDA. Disfruto la legislatura.

 

Flora Isela Miranda Leal

La diputada de Guasave explica que el hecho que no participe ni asista a las reuniones, actividades o eventos o que haya disentido con su voto del Grupo Parlamentario de Morena es una facultad que tiene, como poner al frente sus convicciones.

Sostiene que no la coordina la líder de la bancada de Morena, sin embargo indica que oficialmente sigue dentro del Grupo Parlamentario. Desde principios de 2019 ya no participa en las reuniones.

“Ya viví ese proceso, estoy más concentrada en el trabajo legislativo que en si regreso o no a las reuniones del grupo parlamentario, si estoy dentro o no”.

El punto de ruptura de Flor Isela Miranda Leal con la bancada fue cuando a finales de 2019 los diputados se autoasignaron 20 mil pesos para gestión social, se aumentaron a 16 mil los viáticos y se otorgaron aguinaldos de 150 mil pesos.

Miranda Leal asegura que esa decisión no coincide con la austeridad que han venido promoviendo como lo hace el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dice que no se debe ganar más que él y vivir en la medianía

“Siento la libertad de opinar, disentir, coincidir y promover banderas con ellos o sin ellos y creer que lo que estoy haciendo está bien”.
Aclara que tiene coincidencias en las banderas sociales, la gestión con grupos vulnerables y su nombre aparece en varias de las iniciativas.

“Voy por las convicciones que siento yo a Sinaloa le hace falta y empujo temas de gran valía para los sinaloenses al margen de estar dentro o fuera de un grupo parlamentario”.

La legisladora asegura que no quiere estar sujeta a una mayoría cuando vayan en un sentido contrario a sus convicciones.

Aclara que sigue apoyando a la 4T y los principios que Morena rige. “Me siento tranquila, siento que he disfrutado la legislatura y sobre todo el trabajo que he realizado”, asegura la legisladora que no es militante de Morena y se declara simpatizante del proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En contra del voto de la bancada de Morena, disintió del matrimonio igualitario, el nombramiento en ISMUJERES y la cuenta pública del Poder Legislativo.

 

MARIANA ROJO. Aquí hay pseudomorenistas.

 

Mariana Rojo Sánchez

La diputada Mariana Rojo se autodefine como parte de los verdaderos morenistas, pero solo asiste a las reuniones del grupo parlamentario cuando siente que un tema verdaderamente importante.

Desde su punto de vista desde el inicio de la bancada siempre ha habido divisiones al interior por la integración de grupos, en los cuales no entró.

El voto de Mariana Rojo Sánchez se ha vuelto predecible en contra de la dirección de la bancada morenistas cuando se discute un asunto reñido. Se escuda en declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador de que no siempre se tiene que votar para seguir una línea. “Me fui a lo que es la democracia”.

Aunque asegura no se siente marginada, explica que ella vota a lo que ve “está bien y lo que está mal”.

La militante de Morena asegura que no puede seguir una línea. Entre los votos que ha emitido en contra está el caso el matrimonio igualitario.

Para participar más activamente sería necesario que al interior no hubiese grupos y que se siguiera con los lineamientos del presidente Andrés Manue López Obrador y que no se guiaran por otras personas pseudomorenistas.

“Hay compañeros que no son morenistas, eso es lo que no me ha gustado de mi grupo”, declara al tiempo que evita dar nombres.
“Mis decisiones han sido personales”, asegura cuando se le pregunta si sus votaciones tienen alguna vinculación con un agente o persona externa.

Artículo publicado el 25 de octubre de 2020 en la edición 926 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 974
26 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.