viernes, septiembre 17, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Imelda Castro: sin grupos, ni obsesiones, ni enemigos, busca la gubernatura

IMELDA CASTRO.

La senadora de Morena, Imelda Castro Castro, aspira a ser la primera mujer en aparecer en la boleta como candidata a gobernadora de Sinaloa. La idea de encabezar las riendas de su estado le entusiasma, pero no le obsesiona.

La apuesta de la actual vicepresidenta del Senado de la República no está centrada en el nuevo marco jurídico de la paridad de género, sino en el tema de los valores y los principios, como la honestidad, la congruencia y la austeridad en la política.

Lo importante es tener una trayectoria y un proyecto de transformaciones porque no tendría caso llegar y sólo representar más de lo mismo con un cambio de color y de partido, expresa la dos veces diputada local.

“La política es influir en los destinos de la gente, se puede transformar vidas”, asegura.

Anticipa que pedirá licencia antes de que termine el 2020, como parte de su proyecto político para buscar la candidatura por Morena a la gubernatura, pero acota que respetará los tiempos del partido y el calendario electoral.

Aunque Imelda Castro comulga con el proyecto de la llamada 4T que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, no es militante de Morena, su trayectoria en puestos de elección popular como diputada y regidora fueron bajo las siglas del PRD, partido en el que incluso llegó a ser dirigenta estatal en Sinaloa.

Afirma que no tiene grupo político porque no le apuesta al respaldo de grupos empresariales o políticos, sino a los principios, el programa, la propuesta y en representar una opción para Morena y los ciudadanos.

Reconoce que en Sinaloa hay grupos políticos que se están moviendo como parte de una acción legítima, solo que no debe usarse dinero público, estructuras gubernamentales, o investiduras de carácter institucional.

Sin temor a que puedan atravesarle traspiés para no conseguir la candidatura a la gubernatura de Morena, asegura que no tiene problema con ningún dirigente o aspirante, y que respeta y apoya a los militantes de Morena.

“No hay necesidad de pelearse o de andar conflictuando, finalmente habrá un método de consulta ya sea una encuesta o una consulta a la base. Yo no tengo ningún problema con nadie”.

Ante la aparición en la escena pública de personajes como el ex secretario de gobierno, Gerardo Vargas Landeros, que busca postularse también por Morena, responde que será el partido el que definirá las oportunidades que dará candidatos internos o externos. “Yo no tengo opinión sobre eso porque no me corresponde, le toca al CEN de Morena resolver, y porque yo soy aspirante es como una especie de conflicto de interés”.

Lea: Rocha Moya no ve a Vargas Landeros como candidato de Morena https://bit.ly/2J1QOeD

Cuando se les pregunta sobre el impacto que pudiese tener en el electorado el desempeño de los alcaldes de Mazatlán, Culiacán y Ahome, reconoce que quien gobierna se desgasta porque a veces hay que tomar decisiones que no son tan populares y que tienen un costo político.

El hecho de que en Sinaloa Morena esté gobernando a más del 70 por ciento de los sinaloenses en las alcaldías más grandes del estado con más población, seguramente en la elección del 2021 se verá una posibilidad de desgaste del partido, expresa.

Sin embargo, ante el desgaste que puede percibirse, sostiene que la ciudadanía está viendo también el bosque, no sólo el árbol, al evaluar el conjunto de Morena, como el papel del presidente, del partido, de sus legisladores federales en las dos cámaras, el del Congreso del Estado.

“Yo no tengo la menor duda y no es un voluntarismo político mío de que Morena va a gobernar Sinaloa en 2021”, afirma al precisar que no tiene claro si habrá reelecciones de alcaldes, diputados locales o federales, ni tampoco cuales municipios o distritos se ganarán o perderán.

El Gobierno del Estado, que ahora está en manos del PRI pasará sin duda a Morena, porque le dará la oportunidad la ciudadanía, enfatiza.

Para la aspirante a ser candidata a gobernadora por Morena, la fortaleza número uno será la política pública del presidente Andrés Manuel López Obrador, como el hecho que 600 mil sinaloenses, evidentemente de diferentes edades, que no quiere decir votantes, estén recibiendo algún apoyo de los programas de bienestar de manera permanente. El 65 por ciento de las familias de Sinaloa les llega un apoyo, indica.

Sobre el procedimiento para elegir a la candidatura a la gubernatura, opina que existen diversas opciones como la medición de encuestas, pero advierte no necesariamente la persona que es más conocida es la mejor o es la idónea, por lo que propone combinar métodos, por ejemplo realizar la encuestas con procedimientos muy cuidados, donde quede claro para los aspirantes la metodología y la honorabilidad de las casas encuestadoras, y adicionalmente debe haber focus group y sondeos de opinión.

Imelda Castro se integró al proyecto de Morena en 2017, pero como desde ese año el partido no ha abierto su afiliación, no ha podido inscribirse como militante

En las luchas de la izquierda mexicana tiene un profundo respeto por “dos grandes”: El presidente Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas. “El problema no es de dónde venimos sino para dónde vamos”.

Dibuja una propuesta sin los excesos que ha cometido el actual gobernador Quirino Ordaz Coppel que ha tenido un ejercicio patrimonialista de los recursos públicos a favor de negocios personales, para en cambio encauzar la obra pública en cosas básicas como las calles sin baches, carreteras, servicios de agua potable, mejores tarifas de energía eléctrica y atender el tema de seguridad del ciudadano.

En torno a la difusión de encuestas que ubican a Ordaz Coppel como el gobernador mejor evaluado del país, sostiene que esos ejercicios forman parte una estrategia político electoral y de imagen y pregunta cuánto dinero está dedicando el ejecutivo estatal a los medios nacionales mediante las casas encuestadoras.

Ningún gobernador, cuestiona, tiene derecho de gastar el dinero de los contribuyentes para ver si es bueno o malo, porque además de ser recursos públicos para realizar sondeos “a modo”, la mejor encuesta es lo que opine la gente.

Asegura que su gobierno sería con toda la orientación de la Cuarta Transformación, en donde llegaría más rápido el estado de bienestar.

“Sin lastres, mi equipo es ligero, no voy a ser una gobernante lenta, que tome decisiones que hagan retroceder a Sinaloa”, resume.

Artículo publicado el 25 de octubre de 2020 en la edición 926 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 972
12 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Desfile Cívico Militar por los 211 años de la Independencia de México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.