septiembre 25, 2020 3:04 AM

Cierran ‘llave’ de ayuntamientos para financiar partidos políticos

CONGRESO DEL ESTADO. Una palmada a los municipios.

Una decisión tomada con retraso

 

Pese a los problemas económicos de al menos 16 de los 18 gobiernos municipales, los ayuntamientos estaban obligados en Sinaloa a financiar a los partidos políticos representados en sus cabildos.

Al año 2020, Sinaloa era la única entidad a nivel nacional que tenía un marco legal en donde los partidos registrados además de recibir financiamiento nacional y estatal, lo hacían de parte de las arcas municipales.

De acuerdo con datos asentados por la Auditoría Superior del Estado, el principal problema de las finanzas de los municipios son los pasivos de corto plazo sin fuente de pago, y la mayoría presentan insuficiencia para cubrir sus gastos de funcionamiento.

Pese a la precaria situación de las finanzas municipales debía financiarse a los partidos porque el artículo 66 de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Sinaloa establecía la obligación de otorgar un financiamiento mensual a los partidos políticos por cada regiduría que tuvieran en cada uno de los Ayuntamientos.

De acuerdo al citado artículo los gobiernos municipales deberían aportar a los partidos cien veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización, lo equivalía en el 2020, a un total de 2 mil 641 pesos mensuales, lo que significaba 31 mil 693 pesos anuales por cada uno de los regidores.

El financiamiento a partidos políticos, en un Ayuntamiento grande como Mazatlán o Ahome, le significaba erogar un total de 380 mil 316 pesos anuales a las arcas municipales por 12 regidores de las diferentes fuerzas políticas.

La legislación establecía además la obligación a los partidos políticos de incorporar en sus informes anuales la comprobación del origen, monto y destino del financiamiento aportado por los gobiernos municipales.

Desde la anterior Legislatura en octubre de 2016, el diputado panista Zenén Xochihua Enciso, había presentado una iniciativa para eliminar el financiamiento municipal a los partidos políticos, y propuso al mismo tiempo una reforma a la Ley de Educación del Estado de Sinaloa para crear un sistema municipal de becas dirigido, preferentemente, a alumnos que se encontraran en situación de pobreza y/o marginación que les impidiera mantenerse dentro del sistema educativo estatal.

La idea del entonces legislador era trasladar el monto que los municipios destinaban a financiamiento de partidos a becas. La iniciativa fue leída ante el Pleno y turnada a la Comisión de Educación, pero nunca fue dictaminada para ser votada y tuvo que ser ratificada al inicio de la nueva legislatura para que se tomara en cuenta.

A la anterior iniciativa sobre el tema de financiamiento a partidos, se sumó una propuesta presentada también en la anterior Legislatura que se le denominó “Sin Voto No Hay Dinero”, que fue presentada por un grupo de ciudadanos entre los que se encontraban el ex diputado federal independiente, Manuel Clouthier Carrillo, José Miguel Taniyama y Jesús Humberto Alfaro Bedoya.

La propuesta sobre el financiamiento a partidos políticos en Sinaloa, eran más allá de suprimir el financiamiento parte de los gobierno municipales, sino realizar reformas legales más amplias para modificar la formula en como se calculan las prerrogativas.

De hecho le objetivo principal de la iniciativa argumentaba que la propuesta era incentivar y mejorar la democracia representativa al vincular el porcentaje de participación ciudadana en la jornada electoral a la hora de hacer el cálculo del financiamiento público para los partidos políticos nacionales en años electorales.

En su exposición de motivos cuestionaron cuánto debe subsidiar a los partidos políticos, tomando en cuenta que éstos no están cumpliendo a cabalidad con el fin para el cual fueron creados y que plantearon la sociedad no se siente representadas por estos.

En su iniciativa argumentaron que el hecho de que se vinculara el financiamiento de los partidos políticos con la votación general emitida generaría incentivos para que los partidos políticos nacionales y estatales postularan a los mejores ciudadanos.

Los partidos políticos, señalaron en su documento, son premiados cada vez con mayor financiamiento, a pesar de sus deficiencias demostrada al ser más escasa a partición ciudadana en las urnas.

La propuesta también consideraba irrazonable, desproporcionada y sin justificación política que los municipios destinaran una partida a los partidos políticos, ya que estos reciben financiamiento federal y estatal.

Además que el financiamiento era desproporcionado porque los montos asignados eran por el número de regidores a cada partido, sin importar dicho cálculo el tamaño de la votación obtenida.

Durante la presente Legislatura, el Grupo Parlamentario de Morena presentó también su propuesta de eliminación a financiamiento municipal, así como también una propuesta para modificar la fórmula para determinar la prerrogativas a nivel estatal, que consistiría en que se multiplicaría el número total de votos válidos para candidatos a diputados por mayoría por el 65 por ciento del valor de la Unidad de Medida y Actualización.

Los diputados morenistas plantearon que la disminución del financiamiento a los partidos políticos se ha convertido en una demanda cada vez más exigida y justificada.

Sostuvieron los diputados que el financiamiento público federal y estatal a los partidos políticos es suficiente para sus actividades ordinarias y campañas electorales, por lo que enfatizaron que la carga a los municipios era excesiva e innecesaria ante la precaria situación de las finanzas de los Ayuntamientos.

En el Pleno el voto fue unánime para terminar el sangrado de los Ayuntamientos, pero los cambios en las fórmulas del financiamiento estatal quedaron en el tintero, como una asignatura pendiente.

Artículo publicado el 13 de septiembre de 2020 en la edición 920 del semanario Ríodoce.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

La denuncia de Emilio Lozoya

Consulte aquí el texto íntegro
RÍODOCE EDICIÓN 921
20 de septiembre del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

viral
cine

DEPORTES

Desaparecidos