abril 12, 2021 5:43 AM

Decesos por Covid en Sinaloa se multiplican por dos, con el factor de ‘exceso de muertes’

TransCov-123525

Hablan las actas de defunción de 2020

 

 

En Sinaloa el número total de muertes se dispara en lo que va de 2020 con respecto a cualquier otro periodo de tiempo anterior. Como muchas otras regiones de México, el dato de mortalidad en el periodo de pandemia es mayor a cualquier registro histórico.

Lea: Exceso de muertes https://bit.ly/2ZjyZNr

El caso de Sinaloa no es más que una copia de lo que ocurre en la Ciudad de México y que se ha documentado periodísticamente: las muertes por la pandemia reconocidas oficialmente quedan rezagadas si se toma en cuenta el factor conocido como “exceso de muertes”.

Se toman los datos de muertes en general en una zona geográfica y en un periodo de tiempo determinado, sin discriminar ninguna causa, después se comparan con los datos recientes, es decir, del periodo actual de pandemia. Si el resultado muestra una elevación en el número de muertes con respecto a periodos anteriores se conoce como exceso de muertes, y se atribuyen a un suceso  extraordinario.

Han pasado seis meses de pandemia y encierro, de marzo a agosto es tiempo suficiente para tener claro las deficiencias del sistema de salud en México, también el rezago del sistema para el registro exacto del tamaño de la emergencia.

Durante meses la discusión se centró en la desconfianza creciente sobre las dimensiones de la pandemia, aun cuando oficialmente se den a conocer actualizaciones día con día. Más de una vez las actualizaciones de datos, siempre rezagados, pusieron en una duda razonable lo que se estaba informando.

En las últimas semanas se han procesado datos que revelan el tamaño de la pandemia: el registro oficial de muertes está por debajo de las que están en las plataformas de hospitales públicos y privados, o de las que se dan a conocer en comunicados gubernamentales.

¿De qué tamaño es la discrepancia? Es difícil establecerlo con exactitud, pero es posible detectar herramientas matemáticas para acercarse, un poco, a la realidad.

El siguiente trabajo toma los datos oficiales de muertes por Covid y la sumatoria total de actas de defunción recientes, y los confronta con el factor “exceso de muertes”. El resultado es que hay en Sinaloa en lo que va de 2020 un excesos de muertes de 3 mil 048 casos.

Medios internacionales como la revista inglesa The Economist han recurrido a esa forma de medición en distintas parte del mundo, basada en todos los casos en datos oficiales, permite aproximarse al tamaño de la pandemia en cada región.

En todos los países hay un subregistro, de distintos tamaños. México, según esos datos, se encuentra entre los más altos en el subregistro.

Con esa misma metodología, revisamos los datos de Sinaloa.

El año de la pandemia, el 2020, registra en el número más alto de muertes en la historia de Sinaloa, aun cuando no concluye. Concretamente el incremento de fallecimientos se concentra en dos meses, junio y julio –aunque los datos disponibles de agosto muestran un comportamiento también alto.

Si comparamos la sumatoria de defunciones en los primeros ocho meses de cada año, en los últimos 20, ninguno se acerca a las muertes ocurridas en lo que va de este 2020. Son 13 mil 403 muertes hasta el 14 de agosto.

Todos los años de los que se cuenta con registro se quedan por debajo. Y eso que Sinaloa ha sufrido incrementos estratosféricos en homicidios durante varios periodos de las últimas dos décadas, aun así.

No existe en esos registros un número de muertes tan alto como el que suma hasta este momento el estado de Sinaloa, y de estos ocho meses solo seis corresponden a la pandemia por Covid-19. O al menos eso pensamos.

Con los datos disponibles hasta el momento, Ríodoce elaboró las aproximaciones matemáticas posibles para dimensionar el tamaño de la pandemia. No son suficientes los registros que ofrecen las autoridades de salud, es necesario confrontarlo con otras bases de datos. Un dato fundamental es el número total de fallecimientos, independientemente de la causa de muerte que se registre en el acta de defunción.

La metodología que se siguió es la misma que aplicó la revista inglesa The Economist en su seguimiento de datos que hace por todo el mundo. Ellos se basaron en los datos de Ciudad de México, nosotros tomamos los disponibles para Sinaloa.

En todos los casos del mundo, según el seguimiento de The Economist, tienen un subregistro, pero ninguno es tan alto como el de México, o el de Sinaloa, que se mantiene desde el inicio de la emergencia en los primeros lugares en contagios y fallecimientos.

 

El ‘exceso de muerte’

Del 1 de enero al 14 de agosto de 2020 –datos disponibles por una petición a la plataforma de acceso a la información- el Registro Civil de Sinaloa elaboró 13 mil 403 actas de defunción. El archivo específica mes a mes el registro de las causas de la muerte, excluyendo datos personales. Son las actas que se elaboraron en la entidad, según el mes de su emisión y la causa de muerte.

Aquí está la primera revelación: Sinaloa no tiene en su historia un registro de esa magnitud en un periodo de tiempo como el analizado –enero-agosto-, el comportamiento de defunciones en el estado siempre se ha mantenido por debajo de ese número.

El registro más alto para un periodo similar es 2017. Según el INEGI ese año se registraron 11 mil 069 muertes en total en el periodo de enero a agosto. Eso es 2 mil 334 registros menos que este 2020, año de la pandemia, es decir se queda por debajo de cualquier otro registro.

Un dato más (véase la tabla) es que ningún mes en los últimos 20 años –en la tabla están los últimos cinco años- sobrepasa un número total de actas de defunción por encima de 1 mil 700 registros. En este año hay tres meses así: enero, junio y julio.

El 2020 es atípico en muchos sentidos, así como no hay antecedente de un mes con tantas muertes, es necesario remontarse 10 años para encontrar un mes con tan pocas defunciones registradas como abril de este 2020, con solo 974 fallecimientos según el registro civil. Cifras de tres dígitos en muertes en general para un mes, solo ocurrieron dos meses en 2008. Aunque eran frecuentes de 2007 y anteriores.

Aunque una vez revisados los datos el exceso de muertes se presenta en Sinaloa desde que inicia el año, en enero, es a partir de mayo cuando inicia un ascenso que hasta el pasado agosto no se detiene. Mismos meses además cuando se presentan los contagios y decesos por la pandemia en Sinaloa.

Sin embargo, los datos oficiales de fallecimientos por Covid no explican el incremento exponencial de las muertes en estos tres meses.

Estas muertes en exceso, aun cuando cuentan con una causa en las actas del registro civil, son las que dimensionan lo que está ocurriendo en Sinaloa, porque solo se explican al contexto particular que enfrentamos, que es la pandemia.

 

 

Las actas, como causa de muerte

En las 13 mil 403 actas que se emitieron en el Registro Civil de Sinaloa, y están disponibles hasta el momento, no queda claro un criterio para el registro de muertes por la enfermedad: Covid-19, Coronavirus o Sars-Cov-2. Las variantes y los errores en el registro son innumerables.

Hay actas de defunción que se escribió Covi, Covi2, Covit, SARSCOV, únicamente SARS, Coronavirus, NCOV, N-COV, o solo probable COVI –y muchas más variantes más.

Además, como establece el protocolo para las autoridades encargadas de la elaboración del acta, el médico que certifica, deben establecerse las causas últimas de la muerte. Por tanto, las variantes de Covid-19 o SARS están acompañadas de otras enfermedades, algunas veces con incisos, o tras muchas veces solo separadas por comas.

Prevalece, sin embargo, escribir como causa de muerte la palabra COVID (y sus variantes mencionadas). De esa forma hay 2 mil 518 registros en ese periodo (enero-agosto). Solo con esa denominación en las actas, se iguala al registro oficial de la Secretaría de Salud para el 14 de agosto: 2 mil 533 fallecimientos en plataforma.

Pero hay otras variantes para registrar el fallecimiento.

Se suman 827 actas donde el médico o el oficial del registro civil no uso la palabra Covid sino SARS y sus variantes. Hay otras 326 actas que solo señalan como causa de muerte al Coronavirus. Y 137 actas que señalan N-COV –y sus variantes.

Muchas de las actas utilizan más de una acepción relacionada a Covid para referirse a la causa. Por ejemplo: N-COV (Covid) o Coronavirus SARS. Y muchas más.

En 667 actas de defunción, casi una cuarta parte del total donde se admitió como causa de muerte la enfermedad, los médicos matizaron y antepusieron la palabra sospecha. Así, señalan sospecha de COVID o sospecha de SARS.

Artículo publicado el 06 de septiembre de 2020 en la edición 919 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
MÁS DE 90 MUERTOS Y DECENAS DE DESAPARECIDOS POR INUNDACIONES EN INDONESIA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos