abril 21, 2021 2:47 AM

Escuelas de siete municipios de Sinaloa han sido saqueadas durante el confinamiento

escuela

Este ciclo escolar no hubo hombres ni mujeres apurados para que las aulas estuvieran listas para recibir a los alumnos, a diferencia de otros años, no solo es la maleza el polvo, también es el paso de los delincuentes lo que se observa.

La “nueva normalidad” ocasionada por la pandemia de Covid19 ha traído saqueo, destrucción y pérdidas materiales en planteles de preescolar, primaria, secundaria, preparatoria estatales y federalizados.

Son por lo menos siete municipios los que reportan que algunas de sus escuelas han sido saqueadas y dañadas en su infraestructura por ladrones que aprovecharon la falta de vigilancia y el confinamiento obligado a causa de la pandemia del coronavirus.

El daño incluye oficinas de supervisiones escolares, de donde incluso se extrajo dinero en efectivo.

Los planteles estaban encarrilados ya a mejorar las condiciones para los alumnos con la promesa del gobierno de tener cero escuelas de cartón, el 25 de abril de 2017 el gobernador Quirino Ordaz Coppel puso en marcha el Programa Escuelas “Al Cien”, que nació como parte de la Reforma Educativa y consistió en seleccionar planteles educativos de nivel básico con mayores necesidades de infraestructura.

Con una visita “sorpresa” a los planteles de Mazatlán, Quirino Ordaz anunció que la meta era atender 247 escuelas en Sinaloa e invertir más 365 millones de pesos en obras de mejoramiento de aulas, sanitarios, canchas y otras acciones en los planteles de educación básica. “Vamos a darle dignidad a las escuelas”, declaró entonces.

Pero la crisis de salud pública que generó el coronavirus en Sinaloa soslayó la vigilancia de por sí escatimada para las escuelas que de manera cíclica eran saqueadas y destruidas ante la ausencia de personal en cada periodo vacacional.

A más de tres años de distancia, el mandatario mantiene su discurso de mejorar las condiciones de la infraestructura escolar, pero poco o nada se habla de la protección que se le dará a las instalaciones para cuidar la inversión.

 

El saqueo

La Sepyc respondió a la solicitud de información en la que se solicitó, al igual que a los municipios, conocer cuántas denuncias había recibido a causa de robos o saqueos a escuelas públicas y privadas de enero a julio 2020, tipo de escuela, objetos robados, monto estimado de lo robado y daños ocasionados en la infraestructura.

En su respuesta se refiere al robo en las escuelas primarias federalizadas, en las que destaca el perpetrado en la escuela “Rubén Jaramillo” de Culiacán, de donde robaron 490 objetos.

Se informa que rompieron puertas de la entrada principal y las laterales, así como las chapas de puertas de la dirección, comedor y un aula.

Dañaron el techo y paredes de oficina por un siniestro. En la lista de las pérdidas, se indica que algunos objetos fueron robados y otros quemados.

El robo va desde una freidora eléctrica, monitores, bocinas, radiograbadora, copiadora, proyectores, guitarras de madera, asta bandera, la bandera, archiveros, módem, teléfono, material deportivo, una colección de libros, enfriador de agua, garrafones de plástico, equipo de monitoreo, cámaras, aire acondicionado, material didáctico, extensiones eléctricas, escalera y tambos para agua.

El monto estimado del robo asciende a 154 mil 706 pesos.

De acuerdo a las respuestas emitidas a solicitudes de información que Ríodoce realizó a los 18 municipios, es Mazatlán, Culiacán y Ahome los que concentran mayor número de saqueos a las escuelas.

En total, el Ayuntamiento de Culiacán reportó que de enero a julio le fueron reportados 35 robos, siendo abril, mayo, junio y julio los meses en los que se incrementaron.

Sepyc reporta otro robo a la escuela Solidaridad, de donde extrajeron equipo de cómputo, impresora, copiadora, proyector, micrófono, cuatro mini laptop, modem, DVR grabador de cámaras circuito cerrado, cuatro cámaras de circuito cerrado, una televisión de 45 pulgadas, reproductor DVD, dos abanicos de pedestal, tres aires acondicionados y cableado eléctrico de todos los minisplit.

El Ayuntamiento de Ahome reportó solo cuatro robos; dos en primarias, uno a una secundaria y uno más a un jardín de niños. El hurto también fue de cableado, tubería de cobre, aire acondicionados, impresoras, motobomba por lo que el suministro de agua quedó suspendido, llaves de paso y hasta focos.

La Sepyc reporta además las supervisiones escolares, la 031 y la 079 de donde se extrajo dinero en efectivo y equipo de cómputo en ese municipio.

En Mazatlán, la policía municipal reportó 27 robos, entre éstos el ocurrido en la primaria “Josefa Ortiz de Domínguez”, ubicada en el Fovissste La Esperanza, que fue visitada por el gobernador en abril de 2017.

En el puerto, la sustracción de equipo no varía al ocurrido en otros planteles, equipo de cómputo, cableado, daño en puertas y ventanas, cerraduras y protecciones metálicas.

En El Fuerte la supervisión escolar indígena también fue robada, se estima que el valor del equipo de cómputo y mobiliario asciende a 104 mil pesos.

Navolato es otro de los municipios con pérdidas que ascienden a casi 100 mil pesos. La primaria “Manuel Ávila Camacho” se quedó sin computadora, bocinas y equipo multifuncional. “Américas Unidas” sin minisplit, impresora, bocinas ni horno. Los daños a las puertas y centros de carga también fueron reportados.

En un escenario en el que los escolares tuvieran que regresar a sus planteles, la reposición de equipo correría a cargo de los padres de familia, que generalmente son los que cooperan para comprar aires acondicionados con sus aportaciones voluntarias.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos