mayo 9, 2021 6:56 PM

Mazatlán sigue estancado a pesar del levantamiento de restricciones

MAZATLÁN. El regreso del “piojillo”.

A 31 días de la reapertura turística, la llegada de visitantes apenas vislumbra una incipiente reactivación económica en Mazatlán.

El sector de a pie, ese que ofrece directamente su mercancía a los visitantes, apenas si sacan para comer, pues son muy pocos los compradores que hay en las playas y malecón.

Jorge Luis Ríos Rubio, secretario general de vendedores de playa de zona federal adheridos a CTM, expuso que este verano solo de jueves a viernes se ve la presencia de turistas regionales.

En el discurso, el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres coloca a la ciudad como un destino turístico próspero por encima de la competencia, pero la realidad es que durante el mes de julio, al menos los vendedores ambulantes, el termómetro directo y sin  filtro camaral de por medio, tiene otros datos.

“Los vendedores ahorita están sacando siquiera para comer porque sabemos de antemano que la economía no está bien, y la poca gente que está llegando, es un fin de semana y viene muy limitada”, expuso el líder de los vendedores.

Con la mercancía a cuestas, bajo los rayos del sol, caminan kilómetros por la arena en búsqueda de clientes.

Recuerdos de Mazatlán chiquitos, como llaveros, camisetas y tazas son lo que más venden en estos días, comentó.

Pero la poca venta tiene que ser compartida con la competencia desleal que llegó desde el 1 de julio que se abrieron las playas, dijo.

Son los vendedores libres, que prácticamente de la noche a la mañana se metieron a las playas con su mercancía sin que nadie les dijera nada.

Ríos Rubio estima que son alrededor de 800 vendedores ambulantes los que sí cuentan con un permiso otorgado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para vender en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), aunque él representa a 230, pero entre el resto de las agrupaciones aglutinan un número mayor.

“Es un problema la proliferación de vendedores libres, y eso andamos arreglando porque la gente que no tiene un permiso autorizado, no tiene por qué andar ahí en la Zona Federal”, señaló.

Se entiende la necesidad general que existe entra la población por generar ingresos para sus familias, dijo, y es gente de aquí que entra a vender sin que nadie le diga nada, “y ante eso la autoridad debe de actuar y decirles que si necesitan un lugar, ahí está el espacio municipal”.

El líder cetemista reiteró que como la vigilancia es nula, “vemos que nos está afectando bastante, porque además de que hay poco negocio, el vendedor libre nos afecta”.

-¿Entonces ese “boom” turístico y la derrama económica de la que hablan las autoridades no es tan real o no les beneficia a ustedes?

-Lo que pasa es que el vendedor nos dice cómo está el problema, y lo que nosotros vemos es que la poca gente que está llegando…. nada más los fines de semana hay gente, es de jueves a domingo y el lunes ya está todo solo, esperemos que dure todo este mes y el mes que entra, porque ya en septiembre, se acabó

Mantienen viva la esperanza de que en agosto ahora sí se recupere un poco más la afluencia de visitantes, porque en septiembre se prevé colapse de nuevo la actividad por el inicio del ciclo escolar y los gastos que eso genera.

La gente que está llegando viene muy limitada, y se sabe que es una crisis mundial económica, agregó, porque mucha gente perdió sus trabajos.

Algo que han percibido, dijo es que la gente que les compra es también en un acto de solidaridad, “porque quieren que se reactive la economía en Mazatlán, y sí, la gente está sacando para llevar el sustento a sus familias”.

Y para seguir vendiendo, agregó, se han apegado a los protocolos sanitarios manteniendo la sana distancia y el usando cubrebocas.

 

‘Reciclaje’ turístico

Como lo anticipó Sectur Federal y Estatal, es el turismo carretero el que está llegando a las playas de Mazatlán en vehículos propios y charters, pero existe otra vía que es la aérea, donde también se registra un ligero repunte, aunque no el esperado.

Román Aguayo Hernández, dirigente de Autotransportaciones de Aeropuertos de Mazatlán (Atamsa) expuso que el reinicio después de padecer una caída de vuelos estrepitosa, superior al 90 por ciento, no ha sido lo que esperaban, pero les da para mantener activa la empresa.

Acostumbrados a no darse abasto con el transporte de pasajeros con cifras récord en el primer cuatrimestre del 2019, hoy cuentan cada vehículo que suman a la flotilla.

Incrementaron 10 vehículos a la flotilla, para sumar 30, y de cinco, subieron a 8, “sumamos un parque vehicular casi de un 20 por ciento más a lo que traíamos, por eso digo que es bueno, eso representa casi un  50 por ciento de incremento respecto a abril y mayo, es bastante bueno”.

Estiman que así se mantenga hasta la primera quincena de agosto por el período vacacional.

Un dato relevante es que quienes están llegando, son viajeros que ya tenían reservaciones para Semana Santa y meses anteriores que se los están haciendo efectos en estas fechas.

No se trata de turistas nuevos que hayan tomado la decisión de viajar durante la contingencia, explicó,”y esto va durar hasta el 15 de agosto, y para la segunda se espera que bajen los arribos”.

Artículo publicado el 02 de agosto de 2020 en la edición 914 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.