agosto 13, 2020 7:42 PM

Regidores de Ahome detectan manoteo de 52 mdp

REGIDOR RAÚL COTA. Cuál austeridad.

Regidores de oposición detectaron una de las maromas presupuestales y financieras que el alcalde, Manuel Guillermo Chapman Moreno y su tesorera, Ana Elizabeth Ayala Leyva, consumaron para ocultar el derroche presupuestal por más de 52 millones de pesos, en un solo renglón: contratación de personal.

Lea: Obras ‘patito’ inundan Ahome https://bit.ly/2CWVOy4

Y supusieron que se pretende ocultar un desfalco al erario municipal, o cuando menos el uso indiscriminado de contribuciones para beneficiar a empresarios afines y amañar los pagos a proveedores con nexos familiares en el gabinete municipal, casos ya denunciados por organismos intermedios pero sin efectos legales.

De allí la renuencia de Chapman Moreno y la Tesorera, Ayala Leyva a entregar las cuentas públicas a la Síndica Procuradora, Angelina Valenzuela Benites, quien tendría elementos para acusarlos penalmente a ambos por las malas prácticas en la administración municipal.

De acuerdo con Raúl Cota Murillo, coordinador de regidores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el primer año del ejercicio de Chapman Moreno se presumió austeridad, cuentas públicas sanas y un manejo escrupuloso del tesoro municipal. “Eso lo estuvo repitiendo en cada acto público, y aún continúa haciéndolo, pero en los números sucede lo contrario: derroche, cuentas públicas enfermas, e imprecisiones”.

Afirmó que el observar el informe del ejercicio presupuestal de egresos 2019 publicado en el portal de Transparencia del Gobierno de Sinaloa se observa que el municipio fue muy eficiente pues gastó 458 millones de pesos de los 522 millones de pesos presupuestados para un ahorro de 17 por ciento del ejercicio, pero al profundizar se detecta que en realidad es un engaño y un amaño de los números.

Esto porque la administración municipal lo que en realidad hizo fue que la partida de pensiones vitalicias por 116.4 millones de pesos la anularon y la dejaron en ceros, pero la colocaron en transferencias a Servicios Personales, lo que en realidad resulta es que la administración se sobregiró con 52 millones de pesos lo que se traduce en despilfarro.

Cota Murillo, dijo, que de un aparente ahorro se pasó al dispendio de recursos públicos, lo que el alcalde no quiere aclarar ante regidores y ante la opinión pública, y mucho menos ante la Sindicatura en Procuración.

Fernando Arce Gaxiola se sumó al rechazo de la aprobación y criticó que el cabildo sea utilizado en forma mañosa y grosera para tapar omisiones de procedimiento, lo que se convierte en una falta más que debe ser sancionada por los tribunales competentes, la Auditoría Superior del Estado y el Congreso de Sinaloa.

Ramón López Félix, otro concejal oficialista, pero crítico de la administración Chapman aseguró que el actual es un gobierno desaseado, que la población de Ahome no merece.

“El despilfarro del tesoro municipal en tiempos de austeridad republicana es un crimen que debe sancionarse con justicia social”, opinó.

De acuerdo con los documentos oficiales, Chapman Moreno aumentó el gasto de consumo de agua potable, compra de equipos de cómputo, renta de edificios, transporte, servicios de vigilancia, calles, parques y jardines y otros servicios, pero redujo en mantenimiento de panteones, aseo y limpia y calles.

La Síndica Procuradora, Angelina Valenzuela Benites afirmó que lo detectado en las cuentas públicas será motivo de investigación, y en caso de encontrar omisiones y alteraciones serán presentadas las denuncias a que haya lugar.

Aseguró que Chapman y su tesorera pretendieron engañar al cabildo enviando para su aprobación las cuentas públicas, cuando estas ya habían sido remitidas a la Auditoría Superior del Estado. “Lo que creemos es que ya tiene observaciones y pretende subsanar los errores de procedimiento y repartir culpar a los regidores, pero se detectó a tiempo y se hicieron las acotaciones a tiempo. Tendremos que esperar a lo que resulta.

Valenzuela Benites afirmó que todo lo que ocurre es porque no le permitieron revisar las cuentas públicas en donde se habría detectado la manipulación y corregido u obligado al municipio a ser mucho más eficiente con el gasto, detener el consumo superfluo entre otras observaciones.

Artículo publicado el 19 de julio de 2020 en la edición 912 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 915
09 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos