abril 19, 2021 9:53 PM

Choix: vivir bajo el yugo de la muerte

FUNERALES DE FRANCISCO FIERRO. Matar con impunidad.

Cae bajo las balas el secretario de la comuna, Francisco Javier Fierro Torres

 

 

El profesor Francisco Javier Fierro Torres era un hombre bueno, formador de conciencias y de hombres cabales. En esta cabecera municipal, nadie lo recuerda con rencor, y sí como un bienhechor.

Lea: Choix: el otro dolor de cabeza de la SSPE https://bit.ly/2CDhtLU

Sus enemigos políticos lo recuerdan como un conciliador, un político nato que negociaba las mejores salidas para el municipio en el que vivió durante más de medio siglo. Incluso, su responsabilidad en el gobierno de la Cuarta Transformación lo llevó a retirarse de su familia política para no crear problemas ni malos entendidos.

Y aunque todo el pueblo le tenía aprecio, nadie exige justicia a su asesinato.

El profesor “Pancho”, como le decían en estas calles, fue asesinado poco antes de las seis de la tarde del sábado 12 de julio. Antes de recibir cuatro tiros de pistola reglamentaria en una brecha que conduce al rancho La Palma, justo a un kilómetro al sur de la cabecera municipal y quedar tendido el cuerpo al sol a unos pocos metros de la carretera Los Mochis-Choix, el secretario de la comuna merodeaba el centro de su pueblo natal cuando fue privado de la libertad.

“Fue por el rumbo de la panadería”, dijo alguien.

La policía municipal no participó en la búsqueda posterior, porque estaba a kilómetros de distancia, rescatando el cadáver de un desconocido que flotó en la presa “Luis Donaldo Colosio Murrieta”. El resto de la corporación, si se enteró del caso, no lo informó a sus superiores, lo que permitió el desplazamiento de los criminales llevándose a su víctima.

Fue primero la filtración a los medios que la respuesta policial. Con base a la información pública, el jefe de la policía, Luis Morán Rodríguez se movilizó cuando el alcalde, Omar Gil Santini, se enteró por las publicaciones, según lo explicaría este miércoles.

EL ALCALDE. “Nadie me avisó”.

“Nadie me avisó. Me entere por los medios. Llamé al jefe de la policía y tampoco estaba enterado. Se hicieron los operativos que corresponden, pero después nos enteramos que estaba sin vida. Lamentable. Nuestras condolencias a la familia. Era muy buen amigo y funcionario excelente”.

El Presidente Municipal escoge las palabras que va a pronunciar. Es cauteloso, muy cuidadoso en lo que expresa. Su rostro se desencaja cuando se le toca el tema. No quiere hablar de lo que ocurre en su municipio, y menos del móvil del asesinato de su hombre de todas las confianzas.

Sólo reconoce que no sabía que estuviera amenazado, pues nunca se lo comentó; ignoraba que estuviera al borde del peligro y que atentarían contra su vida.

Gil Santini no expresa tener miedo, pero es cauto. Sabe que está en riesgo, pero no lo manifiesta abiertamente. “Soy de aquí. No puedo negar lo que pasa porque está a la vista de todos. Como todos, tenemos …”

En un sondeo entre la población abierta, 10 de cada decena de habitantes no toca el tema de la violencia. Nadie quiere hablar de lo que ocurre y porqué se está asesinando a las personas. Todos rehúyen el caso, aún y cuando aceptan saber que dos grupos de han enfrentado por diferencias entre ellos. Los nombres no los dicen. Se lo callan. Hay miedo en las calles.

El Presidente Municipal afirma que no utiliza seguridad personal ni unidades blindadas, y que no lo hará, porque no se considera amenazado.

Incluso porque en las inmediaciones de su rancho, La Sabana, a espaldas de la colonia La Higuera, le arrojaron los cadáveres de tres hombres que días antes habían sido privados de la libertad.

“No fue en mi rancho, fue sobre el camino por donde las personas transitan”, aclara.

El Presidente Municipal precisa que el municipio no tiene la fuerza necesaria para frenar lo que ocurre en Choix, pues son autoridades administrativas y la función de la policía solo es la aplicación del Bando de Policía.

Por los acontecimientos recientes, el Gobierno del Estado envió a Choix  a la Guardia Nacional, y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aumentó la fuerza militar, mientras que la Policía Estatal Preventiva acantonó un grupo.

Unos 100 elementos de las fuerzas del orden se distribuirán en la cabecera municipal y en ambas franjas del río Fuerte. Se despliegan en los dos accesos a la sierra alta. Uno por Bacayopa y otro por el Real Blanco. Ambas son regiones con focos rojos de violencia.

El patrullaje detuvo abruptamente la incursión armada. Los rancheros se armaron de valor y enfrentaron a los invasores. En el Potrero de Cancio, que había sido tomado por los gavilleros, los habitantes los enfrentaron y capturaron a Martín J.V., Samuel Abelardo A.P. y a Florencio Esaid R.R., en posesión de dos rifles AK-47. De sus celulares se extrajo un video en donde uno de ellos se gravó caminando por el Potrero de Cancio diciendo “Pura Gente del 01”. Lleva un rifle al hombro. Hoy, los tres están vinculados a proceso.

POTRERO DE CANCIO. Detenidos por la misma población.

El conflicto, llegó también a las redes sociales, pues los habitantes del municipio serrano abrieron la página “Choix al Descubierto”.

En ella, una usuaria confiesa que mataron a “Pancho” por tener nexos familiares con uno de los dos bandos enfrentados  y que la misma suerte correrán más clanes locales.

En Choix sus autoridades municipales han pagado un alto precio por gobernar.

En el 2015, el entonces alcalde, Juan Acosta Salas, su esposa, María de la Luz Lerma Acosta, a la postre Presidenta del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), el tesorero, Clemente Soto Miranda, el Director de Didesol, Melchor Cota Chávez y Leoncio León Palafox, secretario del Presidente Municipal, fueron baleados a quemarropa por una célula de matones que fue traída de Sonora a El Fuerte para el crimen. El atentado falló.

En el 2012, Héctor Echavarría Islas, entonces Director de la Policía Municipal fue baleado cuando estaba con su esposa, Lourdes Tapia. Él murió y ella sobrevivió.

En el año 2010, Julio Atondo Camargo, ex Oficial Mayor y asesor de la Presidencia Municipal fue asesinado a mansalva en sus oficinas, ubicadas a un costado de la unidad administrativa del Gobierno del Estado.

En el 2008, Juan Alberto Llánes Félix fue privado de la libertad y posteriormente asesinado. El cadáver fue encontrado flotando en el canal Alto, en el Campo Esperanza.

En tiempos recientes, los gobiernos de la coalición “Juntos Haremos Historia” no están exentos de atentados.

El más reciente fue el del secretario de Choix, pero el 15 de noviembre del 2019 fue asesinado José Luis Guerrero Sánchez,  secretario del Ayuntamiento y hombre de todas las confianzas de la alcaldesa de Guasave, María Aurelia Leal.

En Ahome, el alcalde, Manuel Guillermo Chapman Moreno enfrenta dos imputaciones de hechos criminales: amenazas en contra de la síndica, Angelina Valenzuela Benites, en el 2018, y homicidio en tentativa en contra del bloguero, Paúl Velázquez Benítez, en el 2019.

Artículo publicado el 19 de julio de 2020 en la edición 912 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos