jueves, septiembre 16, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Qué come usted: Néctar de manzana Del Valle

Gula-jugo del valle

Esencial. Un adjetivo muy utilizado en nuestros días. Un calificativo que separa lo imprescindible de lo demás, de lo secundario. De lo que debe esperar. Es así de simple, y de desacertado por momentos. ¿Por qué lo digo?

Porque lo escucho cada vez que se estaciona un camión en la tienda de la casi esquina: “llegó la coca”. En la música de fin de semana posterior a la ley seca: cerveza y tumultos. Y lo leo en cada nota sobre la reciente apertura de playas, pero no del centro de la ciudad: zona cero el Garmendia.

Por mi calle pasan tres tipos de camiones: el urbano, que pasa cada siete minutos; la basura, que pasa cuando le da la gana; la coca, que no falla, al menos tres veces a la semana.

Lea: Intestino permeable: genética y malos hábitos https://bit.ly/30gxE9J

Es aquí donde lo esencial deja de parecer coherente. Sobre todo, en el contexto de una pandemia que se desarrolla más en un entorno de azúcar elevado y que pone en peligro a obesos, diabéticos, hipertensos.

Aun así, el camión de Coca-Cola tiene vía libre, nunca dejó de tenerla. Su oferta es 80 por ciento azucarada. Cocas, refrescos de sabor, jugos, bebidas energéticas. Pero no es el único. Bimbo, Gamesa, Marinela, Pepsi, distribuyen sin parar. Atienden la demanda de azúcar que nos tiene enfermos, que hace parecer implacable al virus. Actividad esencial.

 

Envase

Esta presentación de néctar de manzana Del Valle es una botella de vidrio de 413 mililitros. El cuerpo es sólido, pesado, coronado con una tapa negra twist off con botón de sellado hermético. El tercio superior de la botella es de textura rugosa y está dividido por un surco de los otros dos tercios, que corresponden a la parte ilustrada.

La parte superior de la etiqueta muestra a un par de manzanas golden sobre las cuales descansa el gajo de una tercera, la imagen la complementa un cielo de hojas verdes. La parte inferior, en fondo negro, muestra nombre de la marca y sabor. Bajo estos, la expresión “sin conservadores”.

Si se gira la botella un poco a la derecha se observa la ilustración de un cartel con la frase “con jugo de buena fruta”. Abajo se encuentran cinco sellos nutrimentales: grasa saturada, cero por ciento; otras grasas, cero por ciento; azúcares totales, 46 por ciento; sodio, uno por ciento; energía (calorías) 165 kcal.

 

Ingredientes

El tema con las listas de ingredientes de los productos de Coca-Cola es un albur. Es común encontrar listas cortas con ingredientes concentrados. Este es uno de esos casos. Hay cuatro ingredientes en la lista, dos de ellos son concentrados, uno, de jugo y pulpa de manzana de concentrado (así lo citan), y el otro, concentrado Del Valle sabor manzana y estevia. Los complementan agua y azúcares.

¿Qué más hay en los concentrados? Buena pregunta. ¿Azúcares en plural? ¿Cuáles de ellos? Ni idea. ¿Vitaminas adicionadas? No. Eso sí, estevia, por si le faltaba dulzor.

 

Jugos ¿sanos?

A pesar de la cantidad de información acerca de este tema, la percepción de los néctares embotellados como productos “sanos” es todavía muy fuerte. Se acostumbra elegir néctares (conocidos popularmente como jugos) o tés en lugar de refrescos con el argumento de la salud por delante. Eso está muy lejos realidad.

Ni siquiera los jugos extraídos directamente de la fruta son cien por ciento recomendables. Para argumentar eso hay una razón muy simple. En el exprimido se extrae solo el jugo de la fruta y se elimina la fibra, que es la parte más importante para que los azúcares se digieran lentamente y no provoquen un pico de insulina.

Ahora, con los jugos procesados, lo que nos queda claro es que, si bien se incluye jugo y pulpa de fruta en la preparación, es este mismo proceso complejo el que se encarga de eliminar todo rastro de aporte de nutrientes que se pudiera obtener.

Otro punto, y quizás el más importante, es que los jugos procesados son altos en azúcar. Para muestra este de Del Valle que contiene 41 gramos de azúcar correspondientes al 46 por ciento de la recomendación para un adulto sano en México, que ya de por sí es muy alta (el triple de lo que recomienda la OMS).

En comparativa, este jugo tiene 10 gramos de azúcar por cada 100 mililitros, lo mismo que la Coca-Cola regular. ¿Le parece un cambio saludable? Usted dirá.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 972
12 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Localizan cuerpo de menor desaparecida entre los escombros del cerro del Chiquihuite
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.