viernes, septiembre 24, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Obras ‘patito’ inundan Ahome

drenaje pluvial-los mochis

Organismos preparan demandas civiles por daños a la comuna

 

 

El “maistro” baja por fosa, abre las piernas y se ancla en el barro. Está reparando un drenaje sanitario de la calle Cuauhtémoc, entre Niños Héroes y Emiliano Zapata, que colapsó, y cuya inversión es un secreto ordenado desde la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Japama), pese a tratarse de recursos públicos.

La empresa que lo reconstruye también está blindada con secrecía. No hay un solo banner en el lugar que anuncie la inversión, tramo a reparar, empresa responsable, fecha de inicio o de entrega, tampoco existe un comité ciudadano de vigilancia. Todo un misterio.

Lea: Mazatlán bajo el agua y con la mira puesta en un nuevo malecón https://bit.ly/2OkOajI

El “maistro”, toma un trozo de PVC y lo mide. Silleta, dice que se llama el artilugio que lleva en sus manos y que sirve para conectar la descarga sanitaria al tubo de 12 pulgadas de diámetro que está tendido sobre una base de tierra y que será envuelto con arena y gravón. Él dibuja un rombo que corta con una pulidora equipada con disco de desbaste. Agarra dos abrazaderas que las cubre con cinta aislante. Ensambla la silleta, la parapeta en la descarga domiciliaria, aprieta la abrazadera, y la conexión queda lista. Luego la cubre con arena y grava. Encima tendrá casi dos metros de tierra, luego la base y finalmente una losa de concreto de 20 centímetros de espesor. La reparación “patito” del drenaje sanitario ha sido sepultada, a la vista de todos.

En otro rumbo de la ciudad, en la calle Emiliano Zapata entre Benito Juárez y Miguel Hidalgo, hay una obra similar, y se utiliza la misma técnica de abrazaderas.

Héctor Hallal Zepeda, dirigente de la asociación “Por un Mochis Mejor” que busca que el municipio deje de realizar obras “patito” y se apegue a un Plan Maestro de Drenaje Sanitario y Pluvial con intención de eliminar las recurrentes inundaciones, asegura que la administración municipal actual que encabeza Manuel Guillermo Chapman Moreno realiza reparaciones de drenajes con vicios ocultos, y se blinda de responsabilidad futura contratando empresas foráneas que solo llegan a la ciudad para saquear el erario municipal. “Son muchos millones de pesos perdidos en obras de malísima calidad. Es un cochinero de gobierno”.

Y citó que la obra de Gabriel Leyva y Centenario, en donde se abrió el subsuelo para construir un sifón de desagüe resolvió la inundación de la colonia Insurgentes, pero creó un dique que ahora anega a la colonia Anáhuac; en el bulevar Antonio Rosales se repusieron losas de concreto dañadas, pero omitieron resolver el drenaje que inunda cuatro calles. Era sólo instalar un tubo, abrir rejillas y listo. Hoy para hacer esa obra tendrá que romperse lo hecho. En el fraccionamiento Deportiva, reconstruyeron el drenaje y enterraron miles de pesos. El drenaje no funciona.

“Son obras infuncionales, con vicios ocultos que deben tener una consecuencia legal para los constructores, los que planearon, los que la autorizaron y para los que pagaron. Basta de simulación”.

El escamoteo del presupuesto municipal por alcaldes y funcionarios rapaces busca ser sancionado penalmente en una iniciativa de ley de drenaje pluvial y sanitario, pero la regulación está en el “congelador” de la Sexagésima Tercera Legislatura del Estado de Sinaloa. “Y mientras no se tenga un instrumento que sancione al funcionario, el saqueo y las obras “patito” seguirán ejecutándose”.

Para el también empresario, “El alcalde trae otros intereses que no es la salud pública porque mantiene una fijación mental muy propia que le impide ver y resolver los socavones que existen en Niños Héroes, colonia Álamos, ejido Mochis y en todo el municipio, casos que ya han costado dos vidas, inmuebles, vehículos y cosechas, mientras los problemas persisten; el cabildo de Ahome es una gran decepción, porque pudiendo resolver el problema no lo hacen. La actual es una administración irresponsable y omisa que evade los reales problemas de la ciudad”.

Consideró que ya es tiempo de que el gobierno pague por la irresponsabilidad de dejar de hacer. “Si nosotros los elegimos, nosotros debemos de exigirles cuentas. Basta de pasividad. Con el pago de impuesto predial, obtienes el derecho de demandar al municipio por obras de mala calidad o pésima planeación”.

Y para ello, consideró, que se preparan con un legajo para tener listas las demandas civiles en caso de que por una inundación las familias pierdan algunos de sus miembros, propiedades o bienes.

Lea: Llegan las lluvias y las obras hidráulicas no se concluyeron en Culiacán https://bit.ly/308B8vc

Osvaldo López Angulo, Secretario de Obras Públicas del Gobierno de Sinaloa, negó que en las reconstrucciones de drenajes sanitarios y pluviales existan vicios ocultos o fuesen mal ejecutados, pero reconoció que estas tendrán consecuencias en otros sectores de la población. “Ni modo, son cosas que ocurren, y que podrían solucionarse con obras complementarias”.

Para Guillermo Aarón Blake Serrano, gerente de Japama, la solución a los drenajes es que no llueva, y que la población no ensucie las calles ni drenes.

Artículo publicado el 12 de julio de 2020 en la edición 911 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 973
19 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.