agosto 3, 2020 3:51 AM

Lluvias torrenciales en Japón dejan 34 muertos; 14 de ellos en un hogar de adultos mayores

Japón-inundaciones3

Las fuertes lluvias registradas en Japón que ocasionaron inundaciones y deslizamientos de tierra, han dejado 34 personas sin vida, entre ellas 14 que se encontraban en un hogar para adultos mayores.

Autoridades informaron este domingo que los equipos de rescate buscaban a otros 14 desaparecidos luego de que las inundaciones azotaran la región de Kumamoto en la isla suroeste de Kyushu, destruyendo casas, barriendo vehículos y derrumbando puentes.

El gobierno regional confirmó que 18 personas habían muerto, mientras que otras 16 fueron declaradas en un estado de “paro cardiorrespiratorio”, un término que se usa a menudo en Japón antes de que un médico certifique oficialmente la muerte, publicó el medio Lattestip.

Catorce de los fallecidos estaban en un hogar de adultos mayores inundado cuando los ríos locales se desbordaron. Los servicios de emergencia rescataron a 50 personas de la instalación.

“Las mesas y los sofás flotaban y no podías moverte”, dijo a la red privada de televisión JNN un funcionario que ayudó a liderar los esfuerzos de rescate en el hogar donde su madre anciana con silla de ruedas estaba entre las víctimas.

Japón casi siempre sufre inundaciones durante la temporada de lluvias, pero los esfuerzos de rescate y evacuación este año se han complicado aún más por el brote de coronavirus.

Las autoridades de los refugios de emergencia obligaron a los evacuados a lavarse las manos, usar máscaras y mantener la distancia social para evitar que el virus se agregara a los problemas.

“Haremos todo lo posible para prevenir la propagación de la infección y hacer que la vida de quienes tuvieron que huir de su hogar sea lo más cómoda posible”, dijo la ministra de Gestión de Desastres, Ryota Takeda, a los periodistas después de visitar un gimnasio en la ciudad de Hitoyoshi, donde se refugian 600 residentes.

En una reunión a nivel de gabinete en Tokio sobre el desastre, el primer ministro Shinzo Abe prometió apoyo financiero, al tiempo que advirtió a los residentes de Kumamoto que se preparen para más lluvia.

“Mientras hablamos, más de 40 mil personas de la policía, bomberos, guardacostas y tropas de autodefensa están llevando a cabo operaciones de búsqueda y rescate que continuarán durante la noche”, dijo Abe.

“Salvar vidas es nuestra prioridad”. Se esperan fuertes lluvias en la región hasta el lunes, agregó Abe.

“Debemos permanecer atentos”, dijo, advirtiendo a los residentes que vigilen las noticias en busca de nuevos riesgos asociados con inundaciones y deslizamientos de tierra.

Las comunidades a lo largo del río Kuma, que pasa a través de Hitoyoshi, han sido duramente afectadas por las inundaciones.

Aunque la lluvia había disminuido en Kumamoto el domingo por la mañana, los puentes colapsados ​​y las carreteras bloqueadas debido a las inundaciones y los deslizamientos de tierra han dejado a muchos aislados en la región.

Se creó un gran cartel de “SOS” sobre la base de lo que solía ser una escuela primaria en la ciudad de Yatsushiro, donde unas 10 personas agitaban toallas blancas.

Los equipos de rescate y las tropas de las Fuerzas de Autodefensa utilizaron botes y helicópteros para llegar a los varados. Imágenes de televisión mostraron helicópteros que llevaban a las personas a un lugar seguro desde casas rodeadas de agua turbia.

Aunque Japón se ha salvado relativamente del coronavirus en comparación con otras economías importantes, con menos de 20 mil casos y mil muertes, los dueños de negocios locales dijeron que las inundaciones fueron un golpe adicional.

El gerente de una compañía de autobuses turísticos en Hitoyoshi temía que la lluvia hubiera destruido los 23 autobuses.

“Solo estábamos diciendo que en este momento del coronavirus, solo teníamos que aguantar y estábamos tratando de animarnos para mantenernos motivados”, dijo a la cadena pública NHK.

“Luego vino este desastre natural. Simplemente no sé qué decir “, manifestó reprimiendo las lágrimas.

Un joven que intentaba limpiar un restaurante cubierto de barro en Hitoyoshi le dijo a JNN: “Después del coronavirus, tenemos esto. Esto es demasiado duro”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 914
02 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Alerta ámber