agosto 4, 2020 11:00 AM

Retienen pagos a recolectora de basura en Ahome

ANGELINA VALENZUELA. La salud en riesgo.

Investigan probable atentado de Chapman a la salud pública

 

La administración de Manuel Guillermo Chapman Moreno en el municipio de Ahome está en el ojo de otra investigación administrativa interna, pero esta vez tiene en contra al cabildo.

Al alcalde se le relaciona como cabeza de un complot palaciego que cocina un atentado a la salud pública de Ahome al pretender ceder la recolección de basura y depósito final a una empresa que incumple con normas oficiales sobre el tratamiento y que favorece la polución.

El caso contra Chapman Moreno lo inició la Síndica Procuradora, Angelina Valenzuela Benites, a finales de mayo, cuando hizo crisis una callada y oscura retención de pagos de la tesorera, Ana Elizabeth Ayala Leyva a Promotora Ambiental S.A. de C.V. (PASA) por el servicio de recolección de basura y depósito final en el relleno sanitario por el orden de 22 millones de pesos.

La funcionaria detuvo los abonos de 7 millones de pesos mensuales desde marzo del 2020 “por detalles en el servicio”, pero nunca se los reveló al gerente de la empresa, Esteban Castañeda Quesney. “Sólo nos detuvo los pagos, buscamos entrevistarnos con ella pero no nos recibe. Las quejas del servicio que recibimos cotidianamente por parte de Servicios Públicos se resuelven de manera inmediata o en 24 horas. Para mejorar las 40 rutas de recolección, se amplió la base de 200 trabajadores con cuadrillas eventuales y se incorporaron 10 camiones, pero la retención de pagos continúa”.

Valenzuela Benites coincidió con Castañeda Quesney en torno a que Ayala Leyva no explica la demora en los pagos, lo que anticipa su pretensión de inducir a la empresa a la quiebra o que relaje el servicio aumentando la crítica social, simultáneamente, en redes sociales de facebook apareció publicidad de páginas en las que se publicaron notas denunciando mal servicio de recolección, pero en los comentarios los usuarios la defendieron.

Y no fue todo lo encontrado en la investigación inicial, porque se detectó la limpieza de un predio en Choacahui, que podría ser propiedad del Ayuntamiento de Ahome y que fue adquirido por el gobierno de Zenén Aarón Xóchihua Enciso, trienio en que se pretendió favorecer a otra empresa.

“Indagamos al respecto. Aún no determinamos sí el terreno es activo municipal, quien ordenó la limpieza, si existen o no los permisos federales para ello como la Manifestación de Impacto Ambiental y demás. De resultar cierto esto, el Ayuntamiento tendría problemas legales severos que afectaría las finanzas. En la primera fase de la investigación, el 27 de mayo del 2020 con el oficio 180/2020, José Carlos Grandío Navarro, Director de Medio Ambiente y Desarrollo  Urbano de Ahome respondió que no hay expediente ni permisos otorgados para el desmonte del predio”, afirmó.

También, rolaron en redes sociales fotografías de un camión recolector con publicidad del actual ayuntamiento y una empresa. “Es otro hecho que se investiga”, aceptó Valenzuela Benites.

Castañeda Quesney afirmó que la plantilla de trabajadores ha sido interceptada por particulares para convencerlos de dejar de trabajar y contratarse con ellos “porque PASA ya se va”.

La empresa tiene 24 años prestando el servicio de recolección y deposito final de la basura. En 1996 ganó la licitación pública para prestar el servicio durante 15 años, y luego de varios juicios obtuvo el derecho de renovación automática cada seis meses. Ese plazo vence el 30 de junio, pero antes de lanzar una licitación o dar por terminada la relación se tendría que concluir los juicios vigentes.

“Si los hechos se unen, estaríamos hablando que desde el municipio se atenta contra la salud pública del municipio porque no hay terreno que funcione como relleno sanitario, y al no existir y depositarse la basura a cielo abierto hay riesgo de contaminación ambiental, de mantos friáticos, ríos y arroyos, riesgo de incendios y de daños al medio ambiente, que sumados a la epidemia de Covid-19 es claro que hay un ataque a la población, que por cualquier medio legal debemos detener”, expresó Valenzuela Benites.

El municipio tampoco tiene dinero para financiar un relleno sanitario, cuando la emergencia sanitaria es prioridad, o pagar costos por perder intencionalmente los juicios que se desahogan, consideró la vigilante de las políticas municipales.

Los regidores de oposición, Fernando Arce Gaxiola, del Partido Sinaloense (PAS), Raúl Cota Murillo, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y el oficialista, Ramón López Félix del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) afirmaron conocer la investigación y se pronunciaron por detener cualquier intento de la Presidencia Municipal de causar un daño a la salud pública del municipio o que sangre las finanzas municipales para favorecer a “cuates del gabinete”.

Guillermo Padilla Montiel, fundador de Vigilantes Ciudadanos por la Democracia dijo que el gobierno de Chapman Moreno ha mostrado una proclividad a hacer negocios con los activos municipales y repartir el erario municipal entre su gabinete de amigos, lo que en el caso de la recolección de basura sería millonario. ¿Estará Paul Corona, el Director de la Unidad de Inversión, atrás de esto?

Juan Francisco Fierro Gaxiola, Secretario del Ayuntamiento, negó los hechos. “No hay nada de eso. PASA tiene un juicio a favor. El municipio no pretende hacer ninguna maniobra que dañe a la población o a la administración de los ingresos”.

Artículo publicado el 28 de junio de 2020 en la edición 909 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 914
02 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos