agosto 12, 2020 11:23 PM

Las elecciones después del ‘tsunami’ AMLO

candidatos

Dentro de un año, exacto, el país despertará con el nuevo mapa de poder. Concluida la jornada electoral, programada esta vez para el primer domingo de junio, las fuerzas políticas habrán librado una guerra que, como siempre en México, es a todo o nada.

Aunque no se elije al Presidente, serán, para efectos prácticos, elecciones generales, porque abarcan casi todo el país: 13 gubernaturas –entre ellas la de Sinaloa- 27 legislaturas locales, Ayuntamientos en 28 estados, y la joya de la corona la nueva Cámara de Diputados Federal.

La pandemia por la Covid-19 no tiene confinados a partidos políticos y a hombres y mujeres que buscan el poder. Unos más activos que otros, en política no hay vacíos ni pausas.

El bautizado como tsunami López Obrador, en julio de 2018, casi noqueó a las fuerzas políticas tradicionales. El día de la jornada muchos todavía no creían que unos desconocidos les hubieran ganado alcaldías y diputaciones por todo el país, solo porque Morena los puso en la boleta.

Desde el PRI y el PAN, los otros dos polos en esa contienda, se decía que el fenómeno AMLO arrasó con todo y provocó voto parejo, en chorrerita. Dos años después, incluso, la oposición no logra todavía articularse de manera completa, sintiendo aun los efectos de aquella catástrofe electoral y política.

Ríodoce presenta en esta edición a las cinco principales fuerzas políticas de Sinaloa. Hablan los dirigentes estatales de PAN, PRI, PRD, Morena y PAS. ¿En qué aplican sus fuerzas y tiempo? ¿Cuál es la agenda de las dirigencias estatales?  ¿Cómo ven al Presidente AMLO y al Gobernador Quirino?… ¿Cómo son los preparativos en marcha al proceso electoral que está encima, aunque aun falte todavía un año?

 

Estrada, rescatar al PAN

El Partido Acción Nacional estaba quebrado en Sinaloa antes de las elecciones presidenciales del tsunami. Desde 2010, cuando ganó y no ganó la gubernatura, con un priista de candidato, sin lograr importantes posiciones en el gabinete, el PAN se enfrascó en una disputa interna que lo agotó y tardó casi una década en volver a la calma.

Juan Carlos Estrada, un ex alcalde de Choix, ganó hace un año la dirigencia estatal en una pesada contienda para arrebatarle el poder del PAN a un grupo que se encumbró al lado de Malova.

Aun repite el lema de su campaña interna: Hacer lo correcto, como el argumento para convencer a quienes se retiraron del partido o a nuevos simpatizantes.

Estrada reconoce una militancia mermada, apenas rebasando los 6 mil. Pero insiste en que está en la estrategia correcta. Mediante acercamientos con personajes políticos y con la militancia de manera constante.

“Hemos venido recuperando la confianza de mucha gente. Creo que el PAN en este momento es un partido, tanto local como nacional, un partido sólido. Con 80 años de historia en la cual durante esos años hemos tenido muchos altibajos. Y aunque no estamos en nuestro mejor momento, estamos haciendo el trabajo para llegar a ser uno de los partidos más fuertes de Sinaloa.”

– ¿Cómo salir del bache en que cayó el PAN en 2018?

– El PAN dejo de hacer lo correcto y la ciudadanía le dio la espalda. Tenemos que regresar a esos orígenes, a ese PAN de principios y de valores. Es la fórmula que nos ha venido dando resultados, porque la gente está ávida de partidos serios y responsables. Después de liderazgos congruentes, que no digan una cosa y hagan otra, que prediquen con el ejemplo.

El Presidente del PAN dice que apuntan sobre todo hacia afuera. Y que el “PAN es ahora aquel en el cual confiaron.” Por eso está enfocado en causas ciudadanas, porque esa es una función de los partidos, sin politizar las causas.

En ese sentido está la lucha del PAN, junto a otros partidos, contra las altas tarifas de energía eléctrica.

El PAN lleva más de 10 años en alianzas con otras fuerzas políticas. En el tsunami fueron junto al PRD, tiempo atrás su gran enemigo. Así presentaron candidaturas a la gubernatura en 2010 y a la presidencia en 2018.

Para las elecciones de 2021 dice que aún es prematuro cualquier adelanto.

Sobre López Obrador dice que fue un gran candidato, pero como Presidente deja mucho que desear. “Yo siempre dije que Morena en realidad era un movimiento que no se iba a consolidar como un verdadero partido político. A fin de cuentas se debía a su caudillo, a quien lo formó.”

Pero en 2021 no estará en las boletas López Obrador, y no tendrán respaldo los candidatos. “Por eso fue ese tsunami que arrasó y las consecuencias las estamos viendo en todo el país. Diputados locales y federales que no saben ni de qué se trata la función. Alcaldes y Alcaldesas que un día cometen una pifia y el otro también, porque no eran los perfiles que requería cada uno de los municipios.”

Dice que la contingencia ha servido para reflexionar, pero no se le apuesta a eso, sino al trabajo propio, concluye.

 

Chuy Valdés, la política en redes sociales

Jesús Valdés hace una pausa a la entrevista, en su despacho de la sede del PRI estatal, necesita subir a redes sociales un mensaje. Si se trata de activismo en tiempos de Covid, el dirigente del PRI no tiene quien se le acerque.

Registra en todas las redes casi cada paso. Si los medios tradicionales no lo pueden seguir cuando se reúne con un joven boxeador, con la lideresa de una colonia, o cuando entrega gallinas ponedoras y tomates, en las redes sociales sí es posible.

No para, al día siguiente de la entrevista con un programa que llama Jornadas Vecinales llevó escobas, recogedores y perecederos a precios de costo a Escuinapa; entregaría nombramientos a dirigentes municipales en El Rosario; y cerró con despensas a payasos de Mazatlán. Todo presencial, no virtual.

Defiende que no es solo una manera de hacer campaña: “Más que una manera de hacer política, es una manera de servir y de ayudar. Las instituciones como los partidos políticos fueron en su momento formados y creados con esa vocación de servir…”

Valdés Palazuelos fue efímero alcalde de Culiacán, poco más de un año y pidió licencia para la reelección, sufrió uno de los muchos reveses del PRI en el país, el tsunami AMLO lo arrasó.

Como a otros candidatos derrotados, Quirino Ordaz lo cobijó en su gabinete, lo mandó a la Secretaría de Agricultura. Después a la Presidencia estatal del PRI, partido al que llegó muy joven y la única silla que le faltaba es donde está ahora.

Su plan se llama PRI, dice: la P es Promoción de la marca, R es Reestructura y la I es Inclusión.

Jesús Valdés está convencido que el presente en la política es digital. “Ya no va a haber la manera típica de hacer campaña de mítines. Va a estar todo por la vía de plataformas digitales y tendremos nosotros que buscar perfiles que manejen muy bien esto. Hay perfiles ahorita que no manejan WhatsApp, hay gente que no tiene Facebook y que son políticos, incluso tienen cargos importantes y no han entrado al mundo de la tecnología.”

El PRI, agrega, busca convencer a quienes tienen influencia en las redes. “Ahora no va a ser el que jale más gente a un mitin, va a ser el que jale más gente a través de la plataforma, para poder que llegue tu mensaje a más gentes.”

Más aun, agrega que están explorando a influencers de los buenos. “De la gente que pela y defiende a través de las redes diferentes temas, de grupos minoritarios pueden ser, pero también hay gente que ya tiene una base de seguidores muy fuerte y que creemos que esos también pudieran entrar en las plataformas de la selección de candidatos.”

A Jesús Valdés le cuida la espalda la foto oficial del gobernador Quirino Ordaz y la marca insignia, Puro Sinaloa. El resto de la pared están playeras de beisbol de equipos profesionales firmadas por jugadores. Una de las únicas dos semejanzas con AMLO, la otra es la tenacidad que mostró el ahora presidente.

“Eso es lo bueno que tiene él… nosotros tenemos que hacer estrategia que también nos sirvan para un futuro. Yo tengo 41 años, ¿qué venga para mí en lo inmediato?, pues a lo mejor lo inmediato no es los más importante ahorita, sino es mantener nuestra carrera, nuestro proyecto a futuro, pero en una institución donde podamos recuperarla.”

 

Cuen, la fuerza de la estructura

Héctor Melesio Cuen lleva una década como un actor clave de la política de Sinaloa. De los seis procesos electorales de estos 10 años ha sido candidato en cinco: Alcalde, Senador, Diputado, Gobernador y Senador de nuevo. Ganó el primero en alianza con el PRI en 2010, fue diputado local en 2013 con su propio partido y se quedó muy cerca de la gubernatura en 2016.

En 2012 Cuen Ojeda creó sus propias siglas, el Partido Sinaloense, PAS. Con ellas le dio identidad a una estructura que define como de “carne y hueso”.

Asegura en entrevista que un mes después de la derrota del 18 evaluaron la estructura y “encontramos debilidades”. Después recompusieron todo: renovaron todas las dirigencias municipales, conformaron 628 subcomités, 3 mil seccionales y asegura que es posible saber quien de sus militantes está en cada una de las 50 mil manzanas de Sinaloa.

El ex rector de la UAS, químico y empresario, presume siempre una fortaleza: el trabajo. “No dejamos de trabajar, lo digo con evidencia”, refiriéndose a 22 mil familias que en los últimos meses han recibido algún servicio de 42 programas sociales que opera el Partido Sinaloense en lo largo y ancho del estado.

Explica: “Avanzar en torno al puro trabajo no es fácil… sin embargo es la meta que tenemos nosotros, porque la política ha estado muy desacreditada. Tenemos que recuperar la estima social en este aspecto, recuperar la confianza de la gente.”

Después de la caída en la votación en la elección pasada para su partido, que rebasó los 100 mil en su incursión como partido, y que estuvo cerca de alcanzar la gubernatura en 2016, Cuen Ojeda aterriza: “Que vaya alcanzar para el 2021, bueno, no hay tiempo que no se llegue ni plazo que no se cumpla. Nosotros lo que estamos haciendo es preparar cuadros.”

Para muchos es el mismo Héctor Melesio Cuen quien será el candidato a la gubernatura. Pero por ahora es cauto. Le parece prematuro para hablar de alianzas, de la fuerza del partido del gobernador o del partido del presidente.

Por eso marca la paciencia. Dice que esperará a enero o febrero del próximo año para empezar a valorar alianzas, aunque admite que con tantos partidos con registro legal, podrían llegar a ser 14, “quien quede aislado será un seguro perdedor.”

Según Cuen ahí es donde entra la fuerza del PAS, que ha moldeado en los últimos ocho años:

“Es donde entra la posibilidad de un partido local, con identidad aquí en Sinaloa. Porque el único partido local que va a participar en Sinaloa se llama Partido Sinaloense, no va a haber otro. Va a haber más de 50 partidos en todo México, pero en Sinaloa solo uno.”

 

Morena, la dirigencia de lejos

El partido en el poder estuvo casi dos años sin dirigencia estatal. Nada diferente de lo que ocurre en el resto del país. Quien estuvo al frente del proceso en 2018, Raúl Elenes, es ahora Comisionado de Pesca y la presidencia del partido quedó vacante. No ocupaban de representante, cuando se tienen tantos puestos.

La política nacional de Morena es clara: las dirigencias las encabezarán foráneos, por eso Alma Alcaraz, de Sinaloa, está en Guanajuato; y Carol Arriaga, de Ciudad de México, en Sinaloa.

Arriaga García es abogada y además Secretaria Nacional de Mujeres en Morena. Ella se define como “Lopezobradorista de corazón.” Hace algunos meses intentó ser la directora nacional del INSmujeres, no logró,  y en plena pandemia se le comisionó a Sinaloa como dirigente.

Entrevista vía remota, ella vive en la capital del país, dice que ser de fuera es una ventaja en esta coyuntura. “Soy chilanga, y esto garantiza a los militantes el piso parejo,” dice.

Aunque admite que no conoce al estado por completo y que podría ser una ventaja porque no está acostumbrada a tantos calores. Ha estado en la capital, en Mazatlán, Escuinapa, y que aun no visita el norte.

“Más que desventajas, te voy a decir que yo voy a apoyarme. Voy a organizar y coadyuvar con la gente que es de Sinaloa. Voy a ser una facilitadora de la comunicación, porque me queda claro que todos los actores saben a dónde ir.”

Asegura que se reunió ya con algunos militantes, actores de Morena, diputados y alcaldes.

Ante las críticas a Alcaldes de Morena, responde que todos “son ante todo ciudadanos comprometidos con la izquierda, con el proyecto que encabeza el Presidente López Obrador. Son gente de principios, de valores, lo que buscan es la transformación. Tienen muy claro que la lucha es contra la corrupción. Nuestra lucha es para abatir la pobreza.”

Si entre los opositores hay casi unanimidad de la importancia que tendrá López Obrador en la contienda de junio de 2021, Carol Arriaga lo deslinda fácilmente: así como el Presidente busca separar el poder económico del político, igualmente estará separada la vida gubernamental de la de partido y electoral.

“La tradición era hacer mal uso de los programas sociales, de los apoyos que se había dado a la gente, para que el propio partido se beneficiara. Eso ya se acabó, los apoyos se dan sin condición y a quien más lo necesita.”

Repite muchas frases del propio López Obrador, como lo que llama principios de no robar, no mentir, no traicionar al pueblo.

 

Audómar, el PRD en la lona

El PRD perdió el registro estatal en la campaña del tsunami. Eso elimina las prerrogativas y el partido apenas sobrevive sin dinero, pero además mermados en sus militantes y figuras que lo apuntalaron en el pasado.

Audómar Ahumada es uno de los pocos militantes que quedaron del éxodo de la izquierda a Morena. AMLO le “vacío las tripas al PRD”, dice en entrevista debajo de un álamo junto al río Humaya, con un cubre-bocas amarillo.

Pero el dirigente del sol azteca insiste en que no solo su partido parte de cero. Todos resultaron derrotados en 2018, aunque en su caso quedaron en la lona: apenas un diputado local gracias a la alianza con el PAN, unos cuantos regidores, ninguna alcaldía, y no alcanzaron el 3 por ciento de la votación, necesario para contar con las prerrogativas estatales y municipales.

Mantener el partido, agrega, parte de retomar las causas sociales de pescadores, colonos, o el frente contra las altas tarifas de energía eléctrica que aglutina a casi todos los partidos, excepto Morena y el PAS. La otra vertiente la llama la ciudadanización del partido, de las candidaturas y de la plataforma programática.

Ya en 2016 el candidato a gobernador del PRD fue un ciudadano, el empresario Mariano Gómez, aunque sin los resultados que esperaban.

El dirigente perredista adelanta que le tocará planear las próximas elecciones, y hay planteamientos claros e históricos. Como la defensa de los órganos autónomos, y de todo lo que se construyó en las últimas décadas por las fuerzas democráticas, fundamentalmente el PRD. “Todas esas instituciones que contribuyeron a darle posibilidades de certidumbre, de imparcialidad, independencia a las decisiones que se toman en el país.”

Esto le da pie a Audómar Ahumada para el ataque: AMLO así ha sido siempre, señala, “estamos frente a un atentado permanente, grosero, peligroso, de parte del gobierno federal.” Remata incluso que la actitud del presidente “raya en el autoritarismo.”

Sobre otro de los actores políticos que será un factor en las elecciones del próximo año, Quirino Ordaz, dice: “Él está actuando, qué tanto le va a servir, qué tanto va a contribuir para que tal o cual personaje sea candidato no lo sé.”

Está por cumplir 70 años, e insiste que la izquierda es el lugar donde quiere estar. “No quiero abandonar esa trinchera, en la que decidí ubicarme desde que tenía 18 años.”

Y que a pesar de las dificultades extremas, espera “la votación para recuperar nuestro registro. Por supuesto que estamos pensando en las alianzas electorales, y estas son necesarias porque como se sabe la elección del año que entra será una elección en la que se va renovar también la gubernatura del estado.”

Aunque aun no es posible saber, “si vamos solos o si vamos aliados y a qué candidatos podemos apoyar, sea un candidato ciudadano o de alguno de los partidos que ahora están.”

Artículo publicado el 07 de junio de 2020 en la edición 906 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 915
09 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos