agosto 4, 2020 2:28 PM

Congreso estatal paralizado; Covid entrampa agenda por suspensión de sesiones

congreso

Mientras el Congreso del Estado decidió suspender sus sesiones como parte del protocolo sanitario contra Covid-19, la agenda legislativa está congestionada y a contrarreloj para cumplir con plazos legales.

Lea: Sesiones virtuales en el Congreso local, una salida polémica contra el estancamiento https://bit.ly/2MBYlj0

La salida de realizar sesiones virtuales no será inmediata ya que aunque la semana pasada los diputados aprobaron una reforma constitucional para realizar sesiones remotas, por normatividad deben esperar 15 días para que al menos la mitad de los ayuntamientos den su voto favorable a la modificación.

Adicionalmente al plazo anterior, el Congreso del Estado tendría un plazo hasta de seis meses (120 días hábiles), contados a partir de la entrada en vigor del decreto de reforma para emitir adecuaciones a la Ley Orgánica del Congreso del Estado.

Las reglamentaciones pendientes sobre las sesiones virtuales deberán definir cuáles sería los tipos de votación válidos, qué tipo de asuntos se contemplarían, cuáles se excluirían, entre otros puntos.

La presidenta de la Junta de Coordinación Política, Graciela Domínguez Nava, enfatizó en la importancia de realizar las reformas legales, ya que aunque otros Congresos en el país han realizado sesiones virtuales, como salida ante las dificultades por la pandemia, ya se han dado casos de presentación de controversias.

Subrayó que es importante darle validez jurídica a los acuerdos que se tomen en las sesiones virtuales del Pleno, y de las comisiones permanentes, y esto solo es posible si están respaldadas por reformas formales al marco legal.

Por lo pronto, por la suspensión de sesiones, el Congreso del Estado ya cayó en omisión legislativa porque se incumplió con la obligación que tenía de expedir una Ley de Educación para Sinaloa a más tardar el pasado 15 de mayo. De acuerdo con la Ley General de Educación aprobada en mayo de 2019, los Congresos locales tenían un año para armonizar su ley local.

En su armonización, la legislación local debía cuidar incluir enfoques de interculturalidad, lectoescritura, civismo, biología, arte música y otras materias sobre conocimientos regionales, así como generar un compromiso de cuidado del medio ambiente, todo con perspectiva de género y respeto a la diversidad.

Al mes de febrero, había concluido la celebración de foros regionales para la elaboración de una nueva Ley de Educación, pero al mes de junio la propuesta no ha si dictaminada por la Comisión de Educación, menos puesta a discusión al Pleno.

En la última sesión ordinaria del 2 de junio, tras dos meses de suspensión, los diputados no convocaron a otra reunión, y prefirieron dejarla sin fecha próxima, para cuando las condiciones sanitarias lo permitan. No existe certeza de cuándo regresarán a pesar de que la Ley Orgánica del Congreso del Estado señala que las sesiones deben celebrare en un periodo ordinario martes y jueves, y el decreto emitido por las autoridades federales de Salud, incluyeron al trabajo legislativo como una actividad esencial.

Otro de los puntos de la agenda legislativa que se han entrampado han sido las convocatorias para elegir a un integrante de la Comisión de Selección encargada de nombrar a los integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal y Municipal Anticorrupción del Estado de Sinaloa.

Pese a existir dos vacantes, la Comisión de Transparencia, Rendición de Cuentas y Participación Ciudadana no ha podido continuar los trabajos que deberán seguir un proceso de análisis de las candidaturas que se presenten y un proceso de comparecencias.

A ello se suma, que a su vez, ya debiese iniciar la convocatoria por parte de la referida Comisión de Selección para elegir a un nuevo integrante del Comité de Participación Ciudadana, porque Norma Sánchez, su actual presidenta concluye su nombramiento el próximo 5 de julio.

Los tiempos que se enmendaron con el retraso legislativo fueron los electorales, porque no se han concluido los trabajos parar incluir la representación indígena en los cabildos. Por ello en la última sesión, se aprobó recorrer tres meses la emisión de la convocatoria electoral para los comicios.

La legislación señala que las reformas electorales deben realizarse al menos 90 días antes de la emisión de la convocatoria, por lo que se movió de la primera quincena de septiembre a diciembre. La modificación excluye modificar la fecha de la jornada electoral para relevar al gobernador, diputados, regidores y alcaldes, coincide con los comicios federales.

Otra legislación con un plazo a punto de fenecer es la Ley de Archivos para el Estado de Sinaloa que debe estar lista a más tardar el 14 de junio. De lo contrario el Poder Legislativo caería en otro desacato a una disposición de una ley federal. A la fecha la ley no ha sido dictaminada por la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales.

La emergencia sanitaria ha afectado no solo las sesiones del Poder Legislativo, también la de los cabildos, pero en la última sesión no se consideró como emergente incluir una iniciativa de reforma a la Ley de Gobierno Municipal, que presentó la diputada del PAS, Angélica Díaz, para que pudiesen tener la posibilidad en situaciones fortuitas de celebrar sesiones virtuales.

Entre las peculiaridades de la agenda legislativa acorralada por Covid, está el receso de más de tres meses que tiene la sesión de la Comisión de Fiscalización.

El pasado 2 marzo, el presidente de dicha comisión, Marco Antonio Zazueta Zazueta, decretó un receso indefinido de una reunión de trabajo. La discusión central era sobre un dictamen para quitar a la ASE la facultad de emitir determinaciones técnicas sobre la aprobación de las cuentas públicas. La propuesta era revertir la facultad que la anterior Legislatura otorgó a la ASE.

A la hora de votar, la decisión quedó empatada. Junto con Zazueta Zazueta votaron a favor del dictamen sus compañeros de Morena, Marco César Almaral y Cecilia Covarrubias, pero estuvieron en contra la morenista Beatriz Zárate, y los diputados Jorge Iván Villalobos (PAN) y Ana Cecilia Romero (PRI). El desempate, ahora en suspenso, pudiera darlo Flor Isela Miranda Lea, quien ese día no asistió por motivos de salud.

Mientras la agenda legislativa se acumula, los diputados  están temerosos de que el Congreso se convierta en un centro para el brote de contagios Covid  y han decidido suspender sesiones. Antes tenía fecha para el retorno, ahora han preferido dejarla indefinida.

Artículo publicado el 07 de junio de 2020 en la edición 906 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 914
02 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos