agosto 11, 2020 10:38 AM

Bajan delitos en Sinaloa… por la pandemia

delitos-1

Salvo feminicidios, la actividad criminal decrece en abril

 

Durante abril los delitos en Sinaloa bajaron pero la disminución no fue por las estrategias de seguridad: el mismo Consejo Estatal de Seguridad Pública presume que la baja se debe a la pandemia de Covid-19.

Desde marzo disminuyó la afluencia de gente en las calles, cerraron negocios y aumentó la presencia de personas en sus casas, factores que el CESP considera influyeron en la disminución de los delitos.

En Culiacán hay delitos que bajaron más del 60 por ciento en comparación con marzo, cuando se cometieron en el estado 1 mil 960 delitos y en abril bajaron a mil 231

De acuerdo con el diagnóstico del CESP, en abril el único delito que se incrementó respecto a marzo fue el feminicidio.

En los delitos de violencia familiar, robo de vehículo, homicidio doloso, homicidio culposo, robo a comercio, robo a casa, secuestro y narcomenudeo se presentaron disminuciones con relación al mes anterior.

Señala que “debe tomarse en cuenta que solamente los delitos de robo de vehículo y narcomenudeo presentan una tendencia estable a la baja, ambos con reducciones sostenidas en el trimestre de febrero a abril. En el resto de los delitos el comportamiento ha tenido variaciones, lo que indica la necesidad de que sus disminuciones se mantengan por periodos estables y de mayor continuidad a fin de reducir la incidencia”.

En el comportamiento a la baja en algunos delitos de afectación patrimonial como el robo a comercio o el robo a casa, indica, debe considerarse que estos se concentran en su mayor parte en los municipios y ciudades con mayor población en el estado, como Culiacán, donde el robo a comercio representó el 78 por ciento y el robo a casa el 58 por ciento del total de las denuncias en el estado en el primer cuatrimestre del 2020.

Menciona que las estrategias de prevención, atención, administración y procuración de justicia deben enfocarse de acuerdo a lo que muestra la evidencia de cada uno de los delitos.

Por ejemplo, detalla, en abril los cinco municipios con las tasas más altas por violencia familiar fueron Guasave, Angostura, Mocorito, Culiacán y Ahome, y es ahí  donde se requieren mayores esfuerzos contra esta problemática.

El CESP considera que “en cuanto a la disminución de delitos en general durante el mes de abril, debe señalarse que se dio en medio del confinamiento domiciliario, la pausa de actividades no esenciales y el cierre de establecimientos comerciales, lo que puede ser una de las causas de la reducción en delitos como el robo a comercio que durante abril disminuyó 67 por ciento de forma general y 73 por ciento en el municipio de Culiacán”.

Sugiere que “los anteriores puntos deben tomarse en cuenta en el análisis del comportamiento de la incidencia delictiva, ya que la pausa en las actividades comerciales, así como un mayor tiempo en casa ante el confinamiento, podría tener un vínculo directo con la disminución en el número de denuncias registradas en este periodo de atención sanitaria por el Covid-19”.

Los homicidios dolosos bajaron de 75 en marzo a 60 en abril; los cinco municipios con las tasas más altas por cada 100 mil habitantes fueron Choix con 11.6, Mocorito con 8.3, San Ignacio con 4.5, Culiacán con 3.6 y Navolato con 2. En Angostura, Elota, Escuinapa, Guasave, Rosario, Badiraguato, Concordia y Cosalá no se cometieron asesinatos.

El feminicidio es el único delito que aumentó al cometerse tres crímenes después de que en marzo no hubo ninguno.

El robo de vehículo bajó de 297 en marzo a 234 en abril, una reducción del 21 por ciento.

De acuerdo con el CESP el trimestre febrero-abril tiene una tendencia a la baja.

Los municipios con las tasas más altas por cada 100 mil habitantes fueron Culiacán con 14, San Ignacio con 13, Mazatlán con 9, Cosalá con 6 y Elota con 5. En Angostura, Choix, El Fuerte, Sinaloa, Badiraguato y Concordia, no se presentaron denuncias.

El robo a comercio bajó de 90 a 30, un 67 por ciento de marzo a abril, después de que el trimestre enero a marzo se registró una alza.

El 78 por ciento de los robos a comercios en el primer cuatrimestre de 2020 ocurrieron en Culiacán, donde la actividad comercial en abril tuvo una pausa en actividades no esenciales, además de que el primer cuadro de la ciudad se encuentra cerrado a raíz de las medidas de prevención a causa del Covid-19.

El robo a casa disminuyó de 39 a 13 en marzo, una reducción del 67 por ciento, con tendencia inestable en los últimos meses.

Culiacán concentró la mitad de las denuncias en el estado durante el periodo de enero a abril de 2020

Por el delito de violencia familiar en abril se presentaron 263 denuncias, contra las 367 de marzo lo que indica una reducción de 28 por ciento. Este delito había presentado un trimestre al alza, pero disminuyó en el cuarto mes del año.

Los 5 municipios con las tasas más altas por cada 100 mil habitantes fueron Guasave con 18 denuncias,  Angostura con 14, Mocorito y Culiacán ambos con 12 y Ahome con 7.

En el caso de Culiacán los 10 delitos considerados de alta incidencia y de alto impacto tuvieron comportamientos a la baja.

Durante abril estos delitos bajaron de 562 en marzo a 362 en abril.

Artículo publicado el 24 de mayo de 2020 en la edición 904 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 915
09 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos