mayo 31, 2020 7:46 am

Las sumas que no cuadran a ‘Billy’ Chapman 

billy chapman

Mueve incondicionales a Japama y despide a incómodos 

 

 

El alcalde de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno, le puso el ojo a las finanzas de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome (Japama), y para ello inició una purga de funcionarios incómodos y quienes podrían revelar los negocios turbios que se cocinan y colocó a incondicionales como comparsas. 

Con un discurso de incorruptible y de intolerante a las tranzas con el tesoro municipal, pero proclive a hacerse el ciego, mudo y sordo cuando sus amigos del gabinete toman tajadas del presupuesto y se pagan a placer como proveedores de servicios y equipos, Chapman subió a la palestra pública una deuda de 500 millones de pesos que según él mantiene a Japama en un riesgo de quiebra. 

No explico cómo sumó esa cantidad, ni dijo cuáles fueron los conceptos para tal pasivo, en un comunicado remitido por su departamento de propaganda. 

Pero las sumas no cuadran, más bien, descuadran y dibujan lo que viene en la paramunicipal en la era de Billy Chapman, una embestida contra los bolsillos de los usuarios. Los avances de la voraz  política recaudatoria se dieron horas después de la afirmación del munícipe: cortes masivos de agua, adelantos en la fecha de pago límite de consumos, y el adoctrinamiento del personal de cobro. En palabras llanas y simples, el alcalde va por el dinero de los usuarios.  

De acuerdo con los estados financieros de la paramunicipal obtenidos vía transparencia, Chapman Moreno, como Presidente del Consejo de Administración de Japama, recibió una deuda de 156 millones 271 mil 265 pesos en el 2018, que se elevó a 177 millones 934 mil 618 pesos para un saldo neto de 21 millones 663 mil 353.28 pesos en un año del alcalde petista de la coalición “Juntos Haremos Historia”. 

Así, la suma del alcalde no cuadra, y los 500 millones de pesos que dice adeuda la paramunicipal, no aparece en el estado financiero. 

De ser cierto, el alcalde trae extraviados 343 millones 728 mil 735 pesos, a razón de 21 millones 483 mil 045 pesos mensuales o 716 mil 101 pesos diarios durante los primeros 16 meses de su administración. 

Ahora bien, de acuerdo con los mismos documentos consultados, de sumar pasivos más créditos fiscales (impuestos y derechos), Japama fue entregada con deuda total de 841 millones 844 mil 953.34 pesos, que al primer año del trienio actual creció a 841 millones 844 mil 953.34 pesos, para una diferencia de 28 millones 844 mil 953 pesos. 

De tales cifras restando la deuda que dice Chapman mantiene Japama, no aparecen 186 millones 709 880 pesos al momento de recibir la paramunicipal (2018), cifra que se eleva a 341 millones 844 mil 953 pesos para el primer año de ejercicio (2019). 

Redondeando, las sumas de Chapman están erradas por 340 millones de pesos, en cualquier caso. 

Ríodoce solicitó una entrevista con Guillermo Aarón Blake Serrano para precisar los pasivos calculados en los estados financieros de 2018 y 2019, pero no fue concedida. 

El alcalde Chapman Moreno, tras su revelación se ocultó. 

Luis Felipe Villegas Castañeda, primer gerente general de Japama en el trienio de Chapman Moreno y Guillermo Padilla Montiel, presidente de la Asociación Civil Vigilantes Ciudadanos por la Transparencia, dudaron de la veracidad de las aseveraciones del alcalde, porque las cifras no cuadran en ningún estado financiero. 

Chapan se está curando en salud, porque quiere que los usuarios paguen los “moches” que recibirá la administración por perder varios juicios que sostienen con la Comisión Nacional del Agua y con constructores locales. Los juicios datan de administraciones anteriores, y todos los ex alcaldes se han defendido, pero éste quiere perderlos intencionalmente a cambio de lana”, opinó Padilla Montiel. 

Éste mostró documentos en donde Japama le veta información y la califica como reservada. 

Villegas Castañeda consideró que hay mar de fondo en las declaraciones del alcalde y pretende hacer oficial una tranza que deberán pagar los usuarios. 

“Se dice que están en juego 350 millones de pesos con cargo a los usuarios. Esta administración va a dejar Japama pulverizada económicamenteChapman se está poniendo el huarache para chingarse el dinero y no salir expuesto. Está moviendo sus piezas para dejar a sus guardianes de la corrupción”. 

El diputado local, Juan Ramón Torres Navarro, consideró que las maniobras del alcalde por manotear el dinero público se vieron desde que entró, pues en los primeros dos meses se detectaron pagos sin fuente por cinco millones de pesos; después trascendió la renta de ambulancias a sobreprecio y funcionarios que se convirtieron en proveedores y familias de estos con contratos de servicios. “Es una porquería de administración. Es una presidencia que debe ser juzgada”. 

El diputado pidió a la Auditoría Superior del Estado una revisión especial. Esta ya concluyó, pero está en análisis legal el resultado para determinar los pasos legales que continuarán. 

El ajedrez de enroques. Manuel Guillermo Chapman Moreno ofreció a Luis Felipe Villegas Castañeda la gerencia de Japama a cambio de que su sumara a la campaña política de la coalición “Juntos Haremos Historia”. Pero cuando ganó la elección, reculó, y sin más se negó a cumplir su palabra. Obligado por su equipo, accedió. Pero un mes más tarde, cesó al único regidor ciudadano que ha tenido el cabildo de Ahome. 

Junto con Villegas cesó a Leonides Gil Ramírez  y Jacobo Pérez, y vetó a Jesús Acosta, colocando a funcionarios que le juraron lealtad. 

La purga no terminó allí, porque después de un año, en enero del 2020, Alberto Corvera Norzagaray y Rodrigo Robles Álvarez, fueron cesados como gerente comercial y gerente de administración y finanzas. Corvera había logrado reducir la cartera vencida en 30 millones de pesos, pero se negó a aprobar favores para protegidos del alcalde morenista. 

Y luego, Diana Margarita Rubio Viesca, ex secretaria técnica del alcalde, asumió el segundo cargo en importancia y suplió a Robles Álvarez, mientras que Karla Karina León Sánchez, otra de confianza de Chapman, quedó por Corvera Norzagaray. 

Además, hubo otros cambios en la paramunicipal. 

Un mes después de los nuevos cargos, Chapman revela al pueblo que hay una deuda de 500 millones de pesos y asigna una auditoría especial a su también incondicional, Sergio Leyva Germán, ex director de Ingresos en el Ayuntamiento. 

Justo en ese momento, el alcalde revela que hay una deuda de 500 millones de pesos en Japama. 

Artículo publicado el 17 de mayo de 2020 en la edición 903 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 904
24 de mayo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral