El postergado festejo del Día de las Madres

El postergado festejo del Día de las Madres

La carretera internacional al sur luce atípica. Son unas horas después del mediodía del Día de las Madres y las florerías al costado del Mercado de Abastos lucen solas. La emergencia sanitaria por el Covid-19 trajo consecuencias. El camino a uno de los panteones más concurridos en Culiacán luce de igual modo: solo.

El tráfico fluye. No hay las largas filas de automóviles detenidos al costado, en doble fila, para acercarse a las florerías y buscar las flores, el arreglo, las coronas, los globes. Nada.

El panteón Jardines del Humaya es famosos por ser destino final de capos de la droga y en esta fecha suele llenarse de todo tipo de deudos. Ahora, por la contingencia sanitaria, todo es diferente.

En las afueras un par de patrullas vigilan el sitio. Agentes de la Policía Municipal tienen su puesto pero al menos entre 13:00 y 14:00 horas no hubo novedad qué reportar. Con la ausencia de la tambora y los grupos norteños el camposanto lució otro rostro, el del silencio.

Escena similar muestra el Panteón Civil. Ahí desde temprana hora un operativo ordenado por el Ayuntamiento de Culiacán opera. Está cerrado hasta después del día 11 de Mayo postergando la visita por el Día de las Madres.

El operativo se amplió tanto a florerías como a cementerios así como a pastelerías, restaurantes y negocios de alimentos preparados. Todos cerrados con únicamente servicio a domicilio o el famoso ordene y recoja en algunos casos.

El temor es que en pleno pico de la pandemia la curva se vuelva a disparar en un municipio con más de 130 decesos por el virus y más de 370 casos, una de las entidades con mayor número de pacientes en lo que va de la crisis sanitaria.

Apenas el 30 de abril culichis abarrotaron pastelerías y pizzerías, las filas de carros y personas olvidaron la sana distancia y el resultado es esta medida prohibitiva de la autoridad.

Sobre el bulevar Diego Valdés en el desarrollo Tres Ríos el restaurante Panamá ofrece sus servicios pero los clientes no abarrotaron. Enfrente una pastelería que tampoco lució atestada. Al menos durante el recorrido, el sitio lució solo y el tráfico fluido.

Sin embargo algunas personas sí tuvieron movimiento. En el bulevar Francisco I. Madero una larga fila de personas a la espera de su camión. Es la nueva parada de más de 10 rutas y la estrategia de sacar a la gente del centro parece fallar en ese sitio donde mucha gente que espera su transporte se arremolina bajo la sombra de una tienda departamental.

Los contrastes son varios en una ciudad que no termina de creer en la amenaza del Covid-19 y sus más de 130 muertes en Culiacán.

Y sin tambora, sin flores y sin el barullo en panteones, el festejo del Día de las Madres quedó postergado.

Lee más sobre:

Últimas noticias

Scroll al inicio

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.