abril 20, 2021 1:43 AM

Administrar cadáveres; autoridades se preparan para lo peor de la pandemia

horno crematorio

El Gobierno del Estado amplió el horario de operación de los hornos crematorios de las funerarias y contempla comprar más, así como adquirir más bolsas para cadáveres; y prohibió los funerales de personas fallecidas por Covid-19.

Lea: En Ahome y Culiacán buscan espacios para sepultar a muertos por coronavirus https://bit.ly/3axU9KN

Por su parte la delegación estatal de la Cruz Roja destinó una ambulancia en cada municipio para traslado de pacientes con coronavirus; y la Fiscalía General del Estado aplica un protocolo para tratar como infecto contagiosos todos los cadáveres de personas víctimas del delito.

La semana pasada se reunieron representantes de casas funerarias con el Secretario de Economía, Javier Lizárraga Mercado; el subsecretario de Salud, Víctor Hugo Sánchez Maloff; y el titular de Coepriss, Jorge Alán Urbina Vidales.

En el encuentro los representantes de las empresas dijeron que los hornos crematorios solo está permitido operarlos de noche, pero con la contingencia tendrán que usarlos durante el día.

En el encuentro les autorizaron usarlos durante el día pero deben informar a la población que las emisiones no representan ningún riesgo sanitario ni de posible contagio ya que las temperaturas que alcanzan de 600 a 700 grados centígrados eliminan cualquier microorganismo.

El titular de Economía manifestó que contemplan la compra de uno o más hornos crematorios por parte del estado.

Los representantes de las funerarias, además, expresaron que hay desabasto de artículos para el manejo de los cadáveres ya que se encuentran casi agotadas las bolsas con cierre hermético biodegradables.

El Subsecretario de Salud y el Secretario de Economía se comprometieron a que en breve el Gobierno del Estado garantizará el abasto de esos insumos, así como de mascarillas, guantes, batas y protectores para los ojos.

El Secretario de Economía dijo que se contempla la activación de empresas textileras locales para la fabricación de bolsas para cadáveres con los requisitos que establecen las autoridades sanitarias.

La SS en la reunión dio a conocer a las funerarias los Lineamientos de Actuación para el Manejo, Traslado y Destino Final de los Cadáveres Confirmados o Sospechosos por Covid-19 para evitar contagios en las personas que intervienen en la manipulación de los cuerpos.

“Por el descubrimiento reciente del virus, no se cuenta con evidencia de transmisión de la enfermedad a través del manejo de cadáveres de personas fallecidas por Covid-19. De acuerdo a lo observado en otros virus respiratorios, se considera que estos cadáveres podrían suponer un riesgo de infección para las personas que entren en contacto directo con el cadáver o sus fluidos”, señala el documento publicado en el Diario Oficial del Estado.

Entre los lineamientos que dictó la dependencia se encuentra  la suspensión de funerales.

Los difuntos con Covid-19 pueden ser cremados o inhumados, siempre y cuando se mantengan en las bolsas en las que fueron depositados.

La inhumación o cremación deberá realizarse de manera inmediata posterior a la certificación de la muerte.

De acuerdo con los lineamientos las cenizas de los cadáveres incinerados pueden ser manipuladas sin que supongan un riesgo para la salud.

Los cadáveres inhumados deben ser colocados en el ataúd con las bolsas en las que fue depositados en el hospital y no pueden ser manipulados por el personal de la funeraria.

Los familiares más cercanos podrán ver el cadáver en el hospital, pero sin tocarlo, usando medidas de protección y bajo su propio riesgo.

El documento señala que todo el personal que intervenga en la manipulación del cuerpo, desde personal médico hasta el de los cementerios, debe usar protección que incluya cubre bocas, guantes, bata o delantal y protección de vista y/o googles.

En los hospitales el cadáver debe mantenerse íntegro y limitar al máximo su manipulación, con el fin de evitar el contacto directo con fluidos o heces y no deben retirarse sondas, vías ni drenajes.

Establece que se deberá ligar cada una de las sondas o tubos que tenga el cadáver, evitando que se derramen líquidos o excretas a efecto de mantener una barrera de protección para el personal de salud que lo manipula.

A las funerarias, las autoriza a trasladar el cadáver aun cuando no se haya expedido el certificado de defunción en el hospital pero deberán gestionarlo a la brevedad posible.

Los lineamientos entraron en vigor con carácter de obligatorio la semana pasada.

 

 

FGE da trato de infectados a todos los cadáveres

En la Dirección de Servicios Periciales y el Servicios Médico Forense de la Fiscalía General del Estado reforzaron los procedimientos sanitarios para el tratamiento de los cadáveres de víctimas de delitos.

El director de la Unidad de Medicina Forense regional zona centro del Servicio Médico Forense, Martín Borboa González, señaló que aunque no tienen participación directa en la atención de la contingencia, el personal de campo sí está expuesto a posible contacto con una víctima de delito que sin tener un diagnóstico con anterioridad sea portadora del virus.

El Semefo, señaló, está preparado para el manejo de cadáveres de personas con enfermedades infectocontagiosas.

“Se llegará a tener contacto con algún paciente de Covid, vamos a decir una persona que ni siquiera supiera que estaba enferma y que por alguna situación llegue a ser balaceado accidental o intencionalmente y fallezca y que nosotros actuemos por esa situación del homicidio y que esta persona pudiera ser portador del virus, mencionó.

Ireya Alicia Paredes Leyva, titular de la Dirección General de Servicios Periciales, señaló que todas las áreas de trabajo cuentan con los materiales necesarios para mantener las medidas de bioseguridad, tanto en las instalaciones como en el trabajo de campo.

La dependencia, aseguró, cuenta con materiales para cubrir todo el año, ya que del fondo federal se proyectan y se cubren todas las necesidades de trajes especiales, botas, cubrebocas, caretas, lentes, químicos y reactivos.

                                 

Cruz Roja con ambulancias exclusivas

Por su parte la delegación Sinaloa de Cruz Roja informó que 560 voluntarios están capacitados y cuentan con medidas para tratar a personas con síntomas de Covid-19.

La institución señaló que tiene un manual a nivel nacional con los protocolos necesarios para seguridad de los voluntarios y la atención adecuada del paciente.

Cada delegación municipal destinó una ambulancia con todas las medidas de bioseguridad para la atención de pacientes con Covid-19.

Hasta la fecha, la institución ha atendido a 75 personas sospechosas de Covid-19, a quienes trasladó a diversos hospitales en coordinación con la Secretaría de Salud.

Artículo publicado el 19 de abril de 2020 en la edición 899 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos