abril 13, 2021 10:46 PM

Congreso de Sinaloa atrapado en la cuarentena sanitaria

congreso

No hay soporte legal para suspender trabajos ni esquemas para sesiones remotas… y la amenaza está allí.

En medio de la urgencia sanitaria, el Congreso del Estado de Sinaloa intenta proseguir los trabajos legislativos, pero cada día que transcurre se hace más complicado continuar, sin arriesgar la salud de diputados, trabajadores y ciudadanos que acuden al recinto oficial.

Lea: Covid-19: Calles fantasmas y miedo en el norte https://bit.ly/39nERaM

Un grupo de diputados de la actual Legislatura pertenecen a la población más vulnerable para el Covid-19. Al menos 10 de los 40 diputados tienen más 60 años, y dos más padecen enfermedades crónicas. Salir de su casa sería para ellos, en la fase 2 de la pandemia, un riesgo mayor y un desacato a la recomendación médica.

En las últimas semanas, México se encontraba en la fase 1 de la pandemia, y el Poder Legislativo estaba en receso y solamente sesionaba la Diputación Permanente con la asistencia de menos de una decena de legisladores. Sin embargo, el escenario se torna diferente a partir de la primera semana de abril, ya que por mandato legal, deben reanudarse el periodo ordinario de sesiones, en donde deben asistir los 40 diputados.

La disposición de las curules en el Salón de Sesiones del Congreso del Estado no permite una “sana distancia” entre los legisladores, recomendada por el Sector Salud, como una medida básica sanitaria para evitar el contagio por Covid-19.

Para garantizar la apertura del periodo ordinario, la Junta de Coordinación Política acordó trasladar la sesión al Salón Constituyentes, a un espacio de usos múltiples, para disponer de al menos metro y medio entre las curules de cada diputado.

Sería una sesión breve, solo para cumplir con la disposición legal. No habría acceso al público. De inmediato se entraría en un receso para regresar hasta después de la Semana de Pascua.

En realidad, el Poder Legislativo no tiene la certeza de poder regresar en la fecha estimada por la incertidumbre de la evolución que podría tener la pandemia en el país, particularmente en Sinaloa.

Dos semanas atrás, el Congreso del Estado inició un protocolo de 20 medidas contra el contagio en las instalaciones legislativas, que llevó desde instalar filtros sanitarios en los accesos con gel antibacterial y toma de temperatura, hasta enviar a casa a la plantilla de trabajadores más vulnerable, mayores de 60 años, empleados con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas e incluso a madres con hijos menores de 12 años.

Al entrar la fase 2, la semana pasada, el Congreso del Estado, restringió más sus operaciones, canceló todas las reuniones de comisiones de los legisladores y dispuso con los directores de áreas que la mayor parte del personal pudiese continuar labores desde casa, independientemente de la edad u otra condición de salud.

Ante el anuncio oficial del Sector Salud de que la pandemia se prolongará por varios meses, los legisladores contemplan varias opciones para poder continuar con su trabajo.

La Ley Orgánica del Congreso del Estado no prevé en su contenido ninguna disposición para trabajar en condiciones de emergencia como una pandemia.

El Grupo Parlamentario del PRI que encabeza, Sergio Jacobo Gutiérrez, anunció que prepara una iniciativa de reforma para reformar la Ley Orgánica del Congreso del Estado, para poder enfrenar el reto de legislar en tiempos de pandemia y otras emergencias.

Entre las situaciones que prevé la propuesta está la posibilidad de las sesiones remotas. “El Congreso tendrá que modernizar sus formas de trabajo para cumplir con sus responsabilidades institucionales en las nuevas condiciones de las emergencia sanitaria”.
El legislador lamenta que el actual marco legal no tiene disposiciones claras, por lo que considera importante tenerlas porque estima que este tipo de pandemias llegaron para quedarse.

“El Covid 19 tendrá impacto no sólo en la salud y la economía, sino también en la política”, y particularmente el trabajo parlamentario tendrá que adecuarse a la nueva realidad, expresa.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, Jorge Iván Villalobos, opina que la posibilidad de sesiones remotas del Congreso del Estado está en Sinaloa a años de distancia, porque no se cuenta con el personal ni la tecnología ni la disposición para hacerlas posible, por lo que augura si las condiciones sanitarias no permiten regresar en Semana de Pascua, se deberá prorrogar indefinidamente el retorno , hasta que el gobierno de la República determine que la contingencia ha pasado.

Desafortunadamente en el Congreso del Estado no hay condiciones para sesionar por vía remota y lo digo con profunda decepción y tristeza”, señala, al recordar que llevan más de un año pidiendo renovación con tableros electrónicos y mecanismos alternativos para agilizar las sesiones, las votaciones y las asistencias, pero ni siquiera se han hecho las inversiones.

Menciona que las legislaciones en el Senado de la República sí se contempla la posibilidad de las sesiones remotas, pero no se ha llegado a un acuerdo la Junta de Coordinación Política, pero en el caso del Congreso del Estado de Sinaloa, la ley es muy obsoleta, rupestre y silvestre. “Es una ley prácticamente en desuso que contiene muchas lagunas que no permiten ni siquiera el desarrollo de una sesión presencial, ya quisiéramos que tuviera una reforma para sesiones virtuales o a distancia”.

Advierte el legislador de los riesgos en el Congreso estatal de exponerse a un contacto físico porque los curules de los diputados están pegadas , “codo a codo” y el uso del micrófono es manipulable por quien hace uso de la tribuna.

La diputada de PAS, Angélica Díaz, opina que no debe ponerse en peligro la salud de los diputados y trabajadores del Congreso, pero a la vez, por ningún motivo debe darse la parálisis legislativa, por lo que propone buscar un mecanismo idóneo, el cual puede incluir las sesiones remotas, para las que habrá que realizar las reformas legales.

La presidenta de la Junta de Coordinación Política, Graciela Domínguez, asegura que siempre hay que estar abiertos a revisar otras modalidades para cumplir con el trabajo legislativo.

“Debemos revisar todas las alternativa , ante la actual circunstancia que estamos viviendo, estamos enfrentando nuevos desafíos”.

Artículo publicado el 29 de marzo de 2020 en la edición 896 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos