enero 23, 2021 2:02 PM

Mujeres: movilidad social más lenta

movilidad social2

Setenta y cinco de cada cien mujeres que nacen en situación de pobreza no logran superar tal condición, mientras que, de los hombres, eso sucede con 71 de cada 100.

Algunos programas sociales deben dar preferencia a las mujeres y, también, deben crearse apoyos especiales para que sea el mérito lo que determine su futuro y no sea su condición de género lo que les dificulte avanzar.

Lea: El rostro femenino de la pobreza https://bit.ly/2TCOEVT

La movilidad social se refiere a los cambios que experimentan las personas en su condición socioeconómica. En 2017, el Centro de Estudios Espinoza Yglesias levantó la Encuesta de Movilidad Social en México. De ahí tomamos algunos datos.

Los problemas de la movilidad social femenina también se dan para sostenerse en los niveles de más ingresos. Entre quienes nacen en hogares del grupo de riqueza más alto, 50 mujeres de cada 100 se mantienen ahí el resto de su vida, al tiempo que lo mismo sucede para 57 hombres.

En México, el punto en el que arrancamos en nuestras vidas sí influye en qué tan lejos llegamos. Los méritos personales están atados a la línea de salida.

El Centro de Estudios Espinosa Yglesias reporta que el 50 por ciento de los mexicanos que en la adolescencia se encontraban en la parte más baja de la distribución socioeconómica, seguían ahí cuando eran adultos. De los otros 50 que lograron escalar posiciones, 25 accedían sólo al siguiente escalón, y sólo tres pudieron llegar a lo más alto de la escala socioeconómica.

La movilidad social en México puede contextualizarse en el ámbito internacional a partir del estudio ¿Progreso equitativo? Movilidad económica entre generaciones en todo el mundo (Banco Mundial 2018). En cuanto a la educación, el logro educativo de los hijos aún está determinado por el de los padres. En ese sentido, nuestro país se situó en la posición 106 de 144.

Los mexicanos con mayores desventajas de origen se enfrentan a situaciones de adversidad tal, que difícilmente alcanzarán condiciones de vida dignas.

Las posibilidades para las mujeres de escapar de la pobreza son menores que para los hombres. Esto se debe, en parte, a que participan menos en el mercado laboral, cuentan con menos ingresos propios y con otros recursos personales para lograrlo.

Cuando los padres de las mujeres estudiaron hasta la secundaria, ellas experimentan mayor movilidad educativa ascendente que los hombres, aunque esta es de corto alcance.

De hecho, solo 4 por ciento de las mujeres y 6 por ciento de los hombres que vienen del estrato más bajo experimentan movilidad educativa de largo alcance, a tener postgrado.

Cuando los padres no tienen estudios, los hombres experimentan mayor movilidad ascendente hacia los niveles de preparatoria y profesional: 16 por ciento de las mujeres en contraste con 21 por ciento de los hombres.

En el mismo sentido, pero desde el extremo superior de la distribución educativa, las mujeres experimentan mayores posibilidades de descenso. El 66 por ciento de los hombres cuyos padres tienen estudios de licenciatura, persistieron en ese nivel mientras que para las mujeres el porcentaje es de 61 por ciento.

Urge contar con un esquema de políticas públicas que garantice la ampliación e igualación de oportunidades para la población mexicana, haciendo énfasis en las mujeres.

Un problema tan grave y tan complejo como la lenta movilidad social requiere identificar muy bien las causas, diseñar soluciones y convocar a la colaboración interinstitucional con metas muy concretas y claras. Requerimos planear.

Debemos evitar el trabajo basado en suposiciones y no en evidencia; debemos armar rutas detalladas para superar los problemas y no atorarse en las consignas; debemos indicar a cada dependencia lo que tiene que hacer y no esperar su buena voluntad.

Que los esfuerzos y el talento sean los requisitos para alcanzar los ingresos y las metas. Que ser mujer no sea una cadena.

Debemos cambiar. Todos.

Columna publicada el 8 de marzo de 2020 en la edición 893 del semanario Ríodoce.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 938
17 de enero del 2021
GALERÍA
Toma de posesión de Joe Biden como presidente de EU
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos