marzo 31, 2020 12:03 pm

Un sinaloense y dos duranguenses enfrentan juicio en Holanda por producción de metanfetamina

juicio holanda2

Un hombre originario de Culiacán y dos hermanos de Durango enfrentan un juicio por producción de metanfetamina en Holanda.

Los tres fueron detenidos, junto con un holandés, en mayo del año pasado en Moerdik, en la provincia de Brabante Septentrional, en un laboratorio flotante.

Información de los portales BNDestem y Gelderlander y el diario El Universal, indica que los enjuiciados son Candelario, de 38 años, originario de Culiacán; y los hermanos Diego y Víctor, originarios de Durango; y el capitán del barco, Cor B, de 66 años, originario de Holanda.

El juicio inició ayer en la corte de la ciudad de Breda.

Los mexicanos y el holandés fueron capturados en un barco habilitado como laboratorio de cristal, en el que había 147 litros de mentanfetamina líquida y 70 kilos de metanfetamina sólida.

Durante el primer día de juicio el sinaloense se reservó su derecho a declarar y a contestar preguntas.

-“¿Conoces al señor (Cor) B.?”, preguntó el Juez

-“Invoco mi derecho a permanecer en silencio”, respondió el culiacanense

-“¿Estabas a bordo del barco?”, cuestionó el Juez

-“No hay respuesta”, contestó

El otro acusado, Diego, dijo que volaron a Holanda en octubre de 2018, porque les ofrecieron trabajo.

Señaló que llegaron a La Haya y de ahí se trasladaron a Moerdik.

“Alguien de México me dijo que aquí había algo que hacer y me ofrecía 3 mil euros al mes. En México trabajaba en una distribuidora de tomate, pepino y cebolla, ganando mil 500 pesos a la semana. Cuándo te ofrecen 10 veces más de lo normal, lo agarras. Con ese dinero me alcanzaba para mantener a mi familia(…) Cuando llegué, alguien me dijo qué hacer con lo que había ahí adentro”, declaró.

En el juicio mostraron imágenes de conversaciones de WhatsApp con números mexicanos, identificados como Chayo y la Patrona.

“Alguien me decía qué hacer y lo hacía. Sólo trabajaba, cocinaba cosas. Lo que se decía por WhatsApp era lo que se hacía”, señaló Diego.

Al ser cuestionado sobre los videos y fotografías en las que se mostraba la metanfetamina y que fueron compartidas por WhatsApp dijo “me pedían pruebas de lo que se hacía y mandaba las fotos del resultado”.

En la sesión leyeron una conversación en la que alguien le dice exactamente que sustancias mezclar y a  qué temperatura.

El propietario del barco, Cor B., no quiso hablar sobre quién está detrás del laboratorio, al argumentar que estaba en riesgo su seguridad y la de su familia.

“Se acercaron a mí cuando estaba en Ámsterdam con mi barco y esa noche estaba en la ciudad. Fue por casualidad”, dijo sobre dos hombres, uno de ellos mexicanos, que lo contactaron supuestamente para hacer medicamentos en el barco.

El juicio contra los mexicanos y el holandés continúa hoy.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 896
29 de marzo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral