mayo 25, 2020 6:21 pm

Con rezagos legislativos toman un receso diputados en Sinaloa; regresan en dos meses 

congreso 888

Hay avances, pero falta mucho para superar, coinciden líderes

Sin reformas a la Ley de Obras Públicas, ni una nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo, y sin lograr desaparecer la “congeladora” de iniciativas, entre ellas las modificaciones a la Ley de Pensiones, concluyó el primer periodo ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio constitucional de la actual Legislatura.

Antes que concluyera el periodo ordinario de sesiones dentro de los tiempos marcados por la Ley Orgánica del Congreso del Estado, el STASE movilizó a sus agremiados en activo y jubilados para presionar al Poder Legislativo a que emitiera un dictamen sobre la iniciativa que presentó hace poco más de un año.

El dictamen de reformas a la Ley de Obras Públicas se esperaba que pudiese destrabarse antes del 31 de enero, fecha marcada para el término del periodo ordinario de sesiones, pero no fue posible sacar adelante el dictamen. Horas antes de la realización de la última sesión la presidenta de la Comisión de Obras Públicas intentó organizar una reunión de trabajo para empujar saliera el dictamen, sin lograr que se emitiera.

La presidenta de la Comisión de Obras Públicas, Flora Isela Miranda Leal, precisó que la propuesta no salió adelante por detalles jurídicos para armonizarla con la legislación federal, por lo que algunos diputados se sienten inseguros en la votación.

Precisó que en el caso de los testigos sociales, otros de los temas que ha detenido las reformas, la preocupación es que no se empoderen de más, pero que la ciudadanía esté presente en la contratación de obras bajo procesos transparentes.

Las dos reformas fueron las que de último momento quedaron en el tintero, pese a la presión que ejercieron sus promotores para que se agendara en la última sesión ordinaria de lo que constituye el tercer periodo de sesiones de la actual Legislatura. De acuerdo a la Ley Orgánica del Congreso del Estado los diputados locales entran en receso a partir del primero de febrero y reanudan labores el día primero de abril, aunque queda la posibilidad de que se convoque a un periodo extraordinario para abordar alguna reforma que se considere prioritaria.

En el caso de las reformas a la Ley de Pensiones presentada por el STASE, los diputados ofrecieron a los trabajadores sindicalizados, encabezados por su dirigente estatal, Gabriel Ballardo, esperar al menos dos semanas para que recibir el estudio actuarial que mandó elaborar el gobierno estatal para conocer el impacto financiero que tendrían las reformas, entre ellas, el incremento del aguinaldo a jubilados, al homologarles la prestación a quienes permanecen en activo en sus centros de trabajo.

Aunque la entrada en receso implicaría una disminución de la intensidad de los trabajos legislativos, en esta ocasión el Congreso del Estado tendrá un diferente comportamiento en sus actividades por la realización de consultas para conocer la opinión de los ciudadanos en torno a su municipalización en las sindicaturas de Eldorado y Juan José Ríos, las cuales se realizarán el 1 y el 15 de marzo.

A ello se suma la organización de un foro de consulta sobre la representación indígena en los cabildos, además de la continuación del programa de comparecencias con funcionarios del gobierno estatal con motivo de la glosa del Informe del gobernador Quirino Ordaz Coppel.

La presidenta de la Junta de Coordinación Política, Graciela Domínguez Nava, justificó que no pudieron salir adelante las reformas propuestas por el STASE ya que el tema de pensiones no es sencillo en Sinaloa, ni a nivel mundial, por lo que no se quiere legislar a la ligera.

El tema de pensiones está siendo analizando junto con el gobierno estatal por ser trabajadores al servicio del Estado e implicar un fuerte impacto presupuestal.

Al hacer un balance del trabajo realizado, la coordinadora del Grupo Parlamentario de Morena, reconoce que quedaron pendientes las reformas a la Ley de Obras Públicas y la Ley de Pensiones, pero anuncia que pudiesen llevarlas a discusión durante un periodo extraordinario que sería convocado en febrero.

El líder de la bancada del PRI, Sergio Jacobo Gutiérrez, parte de un análisis de claroscuros. Reconoce que durante el periodo ordinario que concluyó se lograron consensos importantes, como la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos del 2020, enmendar el error de la no actualización de las tasas catastrales que se cometió el año pasado, los acuerdos en la Ley de Educación para dotar de más días de aguinaldo a los maestros y los beneficios otorgados a la viudas de los policías caídos en el cumplimiento de su deber.

“Demuestra que cuando hay voluntad política se pueden construir esas convergencias, sin embargo el Congreso sigue presentando una dinámica de trabajo no óptima , no satisfactoria, se sigue acumulando el rezago legislativo”.

En el recuento del rezago, el legislador priísta señala que su grupo parlamentario lleva presentadas 50 iniciativas que se comprometieron a presentar, pero de éstas ninguna ha sido dictaminada.

Confío que en el periodo de receso se aproveche el tiempo para que las comisiones preparen los dictámenes para regresar en el siguiente periodo con el debate de los temas pendientes, en los cuales puede existir coincidencias y acuerdos.

Para el coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, Jorge Iván Villalobos, todavía la Legislatura queda muchos temas a deber, pero reconoce avances, como la legislación en materia ambiental, como la prohibición de los plásticos que le da un nuevo rostro al Estado en concordancia con otras entidades del país.

Como diputados, asegura, están obligados a atender los llamados del Poder Judicial, como el abordar el tema de pensiones, las reformas para matrimonios del mismo género, así como la urgente reforma a la Ley de Obras Pública y Servicios Relacionados, las reformas al marco legal de la Auditoría Superior de Estado para salir del prejuicio legal y del prejuicio técnico sobre las cuentas públicas fiscalizadas.

En opinión de la diputada del PAS, Angélica Díaz, en el periodo que concluyó se vio más trabajo comparado con el año pasado.

Considera que el funcionamiento del Congreso ha venido de menos a más y pondera que en Sinaloa en este momento la separación de poderes es una realidad.

Artículo publicado el 02 de febrero de 2020 en la edición 888 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 904
24 de mayo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral