enero 22, 2020 9:26 pm

Negociar con los gringos: García Luna podría ampararse en el programa de testigos protegidos

genaro-garcia 2

En un intento por reducir su sentencia, el exSecretario de Seguridad pública Genaro García Luna, optó por negociar con el gobierno de Estados Unidos y podría convertirse en testigo protegido y testificar contra otros funcionarios mexicanos involucrados con el cártel de Sinaloa, según consta en los archivos judiciales del Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ),

De acuerdo al acuerdo, del cual Ríodoce obtuvo una copia, García Luna se encuentra en negociaciones con fiscales estadounidenses en cuanto al tipo de información que el exfuncionario podría proporcionar, incluyendo señalar a otros funcionarios de alto nivel durante la administración de Felipe Calderón que pudieron estar involucrados en actos relacionados con narcotráfico.

“Si el acusado señala a un funcionario, a quien sea, tenga por seguro que Estados Unidos lo va a investigar”, observó Eduardo Balarezo en entrevista telefónica.

No obstante, agregó Balarezo, el hecho de que mencione a una persona u otra, no implica necesariamente que le abran un proceso, a menos que otros imputados también lo señalen.

Según el abogado, quien defendió a Joaquín el Chapo Guzmán durante el llamado “Juicio del Siglo”, Estados Unidos quiere nombres de políticos mexicanos que pudieran estar coludidos con el crimen organizado, particularmente con el Cártel de Sinaloa.

La negociación de García Luna busca reducir una condena que, de irse a juicio alcanzaría una pena 20 a 25 años, pero al colaborar con Estados Unidos se reduciría a una sentencia no mayor de 15 años, pero no menor de 10.

Balarezo considera que, aún cuando el nombre del exsecretario se mencionó de manera pública por vez primera durante el juicio contra el Chapo, es un hecho que no fue la única ocasión que los fiscales lo escuchaban, sino que ya otros narcotraficantes y gente infiltrada en el gobierno ya lo habrían manejado una y otra vez, y tras investigarlo y corroborar las pruebas necesarias, se presentó una orden de aprehensión en su contra.

Esa serie de testimonios y pruebas recaudadas por la DEA, habrían dado como consecuencia el expediente número CR-19-576, radicado en el Distrito Este de Nueva York, que acusa al exsecretario de conspirar para el trasiego de drogas y perjurio.

El expediente, fechado el 4 de diciembre de 2019, precisa que García Luna tenía desde 2001 recibiendo sobornos de gente allegada al Cártel de Sinaloa, es decir, desde antes que se creara la AFI y de que ocupara el cargo como Secretario de Seguridad, durante la administración de Felipe Calderón.

Según la investigación, García Luna compartía con narcotraficantes del Cártel de Sinaloa un porcentaje de los cargamentos de droga enviados a Estados Unidos, aunque se aclara que el funcionario no participaba en la logística de su envío y distribución.

“Hay evidencia suficiente que muestra que García Luna recibió millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa cuando estaba a cargo de la policía federal, para que pasaran la droga libremente a Estados Unidos, pero además les pasaba información para que se protegieran y les ayudaba a acabar con bandas rivales”, dijo en su momento Richard P. Donoghue, fiscal especial de la investigación.

García Luna fue secretario de Seguridad Pública durante la administración de Calderón Hinojosa, entre 2006 y 2012, pero antes, entre 2001 y 2005, encabezó la Agencia Federal de Investigaciones durante el gobierno de Vicente Fox.

Varios especialistas en materia de seguridad han dicho que el proceso contra García Luna será interesante, pues generará una gran expectativa en cuanto a la evidencia sobre el grado de corrupción que hay en la administración mexicana, la cual tendría que ser expuesta por los fiscales durante el juicio.

Al momento de ser arrestado, el 9 de diciembre de 2019 en Dallas, Texas, García Luna estaba al frente de la compañía GL and Associates Consulting, en Miami, que fundó junto con ex funcionarios de la Policía Nacional de Colombia, el FBI y la DEA, que ofrecía servicios de seguridad, análisis y tuvo clientes no sólo en Estados Unidos, sino en México.

La próxima audiencia preliminar contra Gracia Luna está programada para el martes 21 de enero.

Artículo publicado el 12 de enero de 2020 en la edición 885 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 886
19 de enero del 2020
GALERÍA
Los campos de Girasoles en el Pueblo Mágico de Mocorito y Guasave atraen a decenas de visitantes
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

¿Crees que implementar el programa Mochila Segura a nivel nacional prevendrá actos violentos en escuelas?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral