septiembre 18, 2020 7:39 AM

Reitera Calderón que desconocía hechos imputados a García Luna; niega haber recibido cartas de Herrera Valles

felipe calderon

El expresidente Felipe Calderón Hinojosa negó nuevamente que haya tenido conocimiento durante su gobierno de los hechos que el gobierno de Estados Unidos le imputa a su exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

A través de redes sociales, el exmandatario también negó haber recibido las cartas que dice haber enviado Javier Herrera Valles, excoordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal, en las cuales presuntamente denunció las irregularidades de García Luna.

“He logrado rescatar las versiones periodísticas de tales cartas. Es importante resaltar que NO HACE NINGUNA ACUSACIÓN ESPECÍFICA de complicidad del Ing. García Luna con el crimen organizado, ni mucho menos de las acusaciones que se le están formulando ante la justicia de Estados unidos. Por lo mismo, tampoco hace referencia a circunstancias de modo, tiempo y lugar, ni se presenta ninguna evidencia del tema específico. Lo que hace, como él mismo indica en sus textos, es denunciar lo que en su opinión constituyen “graves irregularidades operativas y administrativas”, pero no denuncia ni acusa casos de corrupción o complicidad con el crimen organizado”, escribió en una carta publicada en Twitter.

“Por tanto reitero, no tenía conocimiento de los hechos de los que es acusado el ingeniero García Luna, los cuales ni siquiera son mencionados en dichas cartas. Estaré atento a la evolución del juicio en contra del mismo, porque soy el primer interesado en conocer la verdad, al igual que todo México”.

En la misiva también añade que durante su gobierno se persiguió sin distintos a todas las organizaciones criminales, incluyendo al “Cártel del Pacífico” y que incluso se detuvo o abatió a destacados líderes como Sergio Villarreal Barragán, el Grande, Ignacio Nacho Coronel, Alfredo Beltrán el Mochomo, el propio Reynaldo el Rey Zamba y a su hijo Vicente Zambada Reyes, además de Vicente Zambada Nieba el Vicentillo y de otros líderes de otros grupos en algún tiempo asociados a dicho cártel, como los heramos Arturo y Héctor Beltrán Leyva, Édgar Valdés Villareal, la Barbie, José Jorge Balderas Garca el JJ, Gerardo Álvarez Vázquez, el Indio, entre otros.

A continuación el texto íntegro:

Respecto a la nota publicada hoy en reforma y en otros medios de comunicación sobre supuestas cartas y declaraciones del Sr. Herrera Valles, me permito manifestar lo siguiente:

He logrado rescatar las versiones periodísticas de tales cartas. Es importante resaltar que NO HACE NINGUNA ACUSACIÓN ESPECÍFICA de complicidad del Ing. García Luna con el crimen organizado, ni mucho menos de las acusaciones que se le están formulando ante la justicia de Estados unidos. Por lo mismo, tampoco hace referencia a circunstancias de modo, tiempo y lugar, ni se presenta ninguna evidencia del tema específico. Lo que hace, como él mismo indica en sus textos, es denunciar lo que en su opinión constituyen “graves irregularidades operativas y administrativas”, pero no denuncia ni acusa casos de corrupción o complicidad con el crimen organizado.

Por tanto reitero, no tenía conocimiento de los hechos de los que es acusado el ingeniero García Luna, los cuales ni siquiera son mencionados en dichas cartas. Estaré atento a la evolución del juicio en contra del mismo, porque soy el primer interesado en conocer la verdad, al igual que todo México.

Los originales deben estar en los archivos de la Presidencia de la República, aunque como el propio remitente señala, la primera de esas cartas no fue presentada de manera formal en la oficina presidencial y reconoce que probablemente no llegó a mis manos. Toda la correspondencia recibida en la oficina de la Presidencia (se recibían miles de documentos) era analizada por un equipo de trabajo que la turnaba a la dependencia competente para su atención. En el caso particular, como el propio entrevistado señala, las cartas fueron remitidas a las autoridades competentes, tanto a la PGR, como a la Secretaría de la Función Pública, como a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, además de las Cámaras tanto de Diputados como de Senadores; todas las cuales le dieron curso legal y estoy seguro estuvieron atentas a la presentación de evidencias, sin que hubiese instrucción alguna de mi parte de frenar su desahogo ni posibilidad de hacerlo, al menos en el caso del Congreso.

De su lectura se desprende que el sr. Herrera Valles se queja de la creación de la Policía Federal, tanto en su organización y estructura como en la integración de algunos de los nuevos funcionarios, algunos por falta de aprobación del examen de confianza, otros por inexperiencia, otros más por antecedentes que ameritan sospecha, en algún caso de que un exfuncionario del CISEN ha rebasado la edad límite. Manifiesta su desacuerdo con la nueva estructura de la policía y de la participación  de la Policía Federal. Pero, insisto, se refiere a irregularidades operativas y administrativas, no hace acusación explícita o implícita de complicidad del Secretario con el Crimen Organizado.

Quiero reiterar que durante mi gobierno la política de seguridad no dependía de una sola Secretaría, menos de una sola persona. Era un trabajo integral, realizado por todas las dependencias del gabinete de Seguridad, y donde se combatió sin distingos a todos los grupos del crimen organizado, incluyendo por supuesto al llamado Cártel del Pacífico, del que fueron capturados o fallecieron oponiéndose al arresto varios de sus más destacados líderes: Sergio Villarreal Barragán, el Grande, Ignacio Nacho Coronel, Alfredo Beltrán el Mochomo, el propio Reynaldo Zamba y su hijo Vicente Zambada Reyes, además de Vicente Zambada Nieba el Vicentillo y de otros líderes de otros grupos en algún tiempo asociados a dicho cártel, como los hermanos Arturo y Héctor Beltrán Leyva, Édgar Valdés Villareal, la Barbie, José Jorge Balderas Garca el JJ, Gerardo Álvarez Vázquez, el Indio, y muchos otros, además de un sinnúmero de operarios y capos regionales de distintos niveles.

Genaro García Luna fue detenido el lunes en Dallas, Texas y está acusado por la Corte Este del Distrito Este de Nueva York, de tres cargos por conspirar para traficar cocaína y otras drogas y otro por declaración falsa y que de ser hallado culpable podría ser condenado a una condena de 10 años o cadena perpetua.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

La denuncia de Emilio Lozoya

Consulte aquí el texto íntegro
RÍODOCE EDICIÓN 920
13 de septiembre del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

viral
cine

DEPORTES

Desaparecidos