noviembre 22, 2019 9:26 am

Los despedidos del ‘Químico’ Benítez

despedidos en maza (3)

“Tenemos que sentarnos a ver qué es lo que está pasando, son 11 direcciones, pero son 46 entre todos, son subdirectores, jefes de departamento, lo mejor sería sentarnos, hacernos la autocrítica y ver que está pasando”, señaló está semana Elsa Bojórquez, la Síndica Procuradora de Mazatlán.

Habrá quien diga desde el gobierno de Luis Guillermo Benítez Torres o él mismo, que la salida de las decenas de funcionarios de los primeros niveles de la administración es normal cuando se va en busca de la eficiencia y la eficacia en la rendición institucional.

Y sonaría lógico, y hasta comprensible en un gobierno de bisoños en las lides de la administración municipal, donde la dinámica de prueba y error estaría dando la pauta para eliminar a los que no sirven y promover a mejores funcionarios públicos.

Sin embargo, estas medidas de “limpia” en la gestión municipal, con el común denominador de que se les “ha perdido la confianza”, deja más dudas que certezas.

Y en todo caso, obliga al mea culpa que señala la síndica, pues una primera lectura indica que el alcalde se equivocó en toda la línea, pues lo mismo salen de cultura que de seguridad pública, de planeación que de vivienda y tenencia de la tierra.

La pregunta es si los que vienen a relevar en el cargo cuentan con mejores capacidades o simplemente son personas que asumen el cargo para administrar la inercia en el gobierno.

Hasta ahora nada indica que los que llegan sean mejores que los que se van, la mayoría son funcionarios oscuros sin nada que los legitime en el puesto a no ser la inercia, la maldita inercia, que desfonda las instituciones públicas.

Por eso es pertinente a lo que llama la síndica, que igual de no ser un cargo electo, hubiera sido de las primeras en ser dada de baja con su equipo por señalar ésta y muchas otras irregularidades en el gobierno.

Y es que el Químico Benítez tiene la piel muy sensible, no le gusta la crítica, y menos si esta vienen desde dentro de la 4T, lo vimos esta semana cuando después de que Rocha Moya señaló que en las elecciones de 2021 la gente va a calificar a quienes han tenido un cargo de elección sean estos senadores, diputados o alcaldes, y entonces este se lanzó señalando que el no debería ser el candidato a gobernador de Morena sino la diputada Tatiana Clouthier —lo cual es una buena noticia porque al menos él renuncia a sus aspiraciones para ser el candidato como se lo ha confiado a algunos de sus cercanos.

¿Está en el ánimo del alcalde de hacer un alto en el camino y empezar un proceso de reflexión sobre los despidos de estos primeros 10 meses de gobierno de la 4T?

No, y así lo señalan una docena de ex funcionarios de primer nivel que se pronunciaron contra el alcalde y también, un hecho penoso, violatorio de la libertad de expresión, cuando el Secretario de Gobierno, pidió suspender una entrevista que realizaba Felipe Guerrero a dos líderes de colonias.

Seguramente para Benítez Torres la reflexión se hace en el camino, cuando se despide a uno u otro funcionario, y se pone uno nuevo, preferentemente uno leal, un incondicional, aunque no llene el perfil y sea un simple parapeto que cobra cada quincena.

Sería impensable que la reflexión sea colectiva, frente al “pueblo”, para justificar los despidos de personajes que consta que se la han rifado por la 4T desde hace muchos años, cuando no había recursos y había que picar piedra.

Personajes como Raúl Carvajal Tirado, el último despedido de la Dirección de Vivienda y Tenencia de la Tierra, y que se dice estaba haciendo una gran labor para ayudar a la gente sin casa, un cuadro morenista de primer nivel, de los que traen la camisa bien puesta del obradorismo, y que sale por la infamia de ser acusado de “malos manejos” y por “pérdida de confianza”.

¿Será acaso que la salida de estos cuadros políticos de la administración municipal se debe a que de frente a las elecciones generales del 21 sea mejor para el alcalde que no haya aspirantes para él allanarse el camino de la reelección?

Suena muy maquiavélico correr y desprestigiar a otros morenistas para que no crezcan sus aspiraciones, aunque esto signifique dar al traste con la estabilidad en el gobierno, desperdiciar los siempre recursos escasos, no estaría jalados de los pelos que esa sea la razón de fondo, la que en la intimidad masculle y justifique los despidos de sus otrora campañistas.
Al tiempo.

Artículo publicado el 13 de octubre de 2019 en la edición 872 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 877
17 de noviembre del 2019
GALERÍA
Paro Nacional en Colombia contra políticas del gobierno de Iván Duque
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

Los diputados de Sinaloa se aprobaron 50 días de aguinaldo, ¿cuánto crees que deberían recibir?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral