agosto 23, 2019 2:18 pm

En medio de un pleito legal añejo, el parque Nakayama en el abandono

nakayama 1

El lugar se fue deteriorando. El verde de su alfombra está descolorido y roto. El jaloneo entre privados y municipio dejó al deportivo Nakayama en el abandono. En noviembre de 2013 el Ayuntamiento de Culiacán expropió el inmueble, y a la fecha, el pleito continúa.

Lea: Deuda a Jimmy Soccer AC va en más de 25 MDP https://bit.ly/2rKnaig

Ataviado con un jersey del Real Madrid, José Carlos persigue la pelota. Dribla, gambetea, ensaya sus tiros libres. Debe entrenar al doble, ya que además de medirse con otros niños, deben dejar atrás el obstáculo que representa el terreno arruinado.

Por todo el centro del campo se puede notar a simple vista el deterioro que la cancha sintética con valor aproximado de 2 millones de pesos ha sufrido con el paso del tiempo. Entre la falta de mantenimiento adecuado y un pleito añejo, el lugar se ha ido olvidando.


Son dos canchas de pasto sintético las que se encuentran en el antes llamado Deportivo Jimmy Ruiz, propiedad de la empresa Jimmy Soccer AC, del ex futbolista Jaime Ruiz Dorado.

Lea: Una herencia que descarrila https://bit.ly/33qENp0

La historia se ha contado una y otra vez. El dinero, la deuda, los juicios, las actualizaciones y en el transcurrir del tiempo el lugar se fue olvidando y deteriorando. Se volvió cifra a redondear. Un millón más, un millón menos. Mientras tanto, el olvido de los dos campos sintéticos de futbol en el interior del deportivo lucía en el pasado flamante.

La historia comienza con el contrato de comodato del parque Nakayama, aprobado por el Cabildo en diciembre de 2006. El contrato se firmaría el 10 de enero de 2007 y comprometía por 20 años a la empresa Jimmy Soccer AC a administrar el inmueble público.


Posteriormente un comité de vecinos inicia un proceso el 5 de noviembre de 2007 y el caso llegó a la Sala Superior del Tribunal de lo Contencioso Administrativo en 2009. Cuatro años después el contrato fue anulado.

Y el tiempo siguió su curso. De día el lugar luce desolado, en el abandono. Por la tarde, decenas de niños de las colonias aledañas comienzan a llegar. Ahí, a pesar de las condiciones, se practica el futbol. Así lo explica Juan Manuel León, promotor deportivo de la zona.

Actualmente se juega un torneo en el lugar con ocho equipos juveniles y ocho en la categoría libre y por las tardes los niños que “cascarean” y entrenan con un par de promotores deportivos.


Sin embargo, los campos forman parte de un catálogo de abandono por parte de la autoridad. El 17 de diciembre de 2014, la Sala Regional de la zona centro del Tribunal de lo Contencioso Administrativo falló a favor de la empresa Jimmy Soccer AC, por lo que el Ayuntamiento de Culiacán debió pagarle 16 millones 767 mil 186 pesos.

El monto se fijó en un principio por 10 millones 108 mil 62 pesos, más los intereses que se generen. La condena fue por “Responsabilidad Patrimonial Objetiva Directa” y se fijó el 19 de marzo de 2013. Según el documento, se deberá pagar un 9 por ciento de interés anual a la empresa.


A partir de ahí el campo fue tratado como un balón de futbol. Comenzó a ser pateado de un lugar a otro.

Pero los niños que ahí juegan futbol no conocen de montos e intereses. A pesar de los más de 34 grados centígrados, aprovechan la poca luz durante el atardecer para evitar el calor extremo, ya que por las noches el campo es ocupado por los más grandes, quienes a su vez, esperan que las lámparas no fallen definitivamente.

Y corren detrás del balón. Un bote aquí, otro allá. No justifican la dificultad de controlar el balón en la cancha. Se fajan, juegan.

El titular del Instituto Municipal del Deporte y la Cultura Física, Carlos Lara Cebreros, no pudo dar explicación del caso. Vía telefónica pidió tiempo para hablar del deportivo Nakayama ya que se encuentra de vacaciones. El apodado “Larry” tomó protesta al frente del deporte municipal el 5 de noviembre en relevo del expelotero profesional Adán Amezcua.

El 15 de diciembre de 2017, la administración municipal a través de la Dirección de Obras Públicas llevó a cabo un presupuesto referente a la rehabilitación del inmueble. Ahí, la sumatoria de reparaciones y adecuaciones al sitio quedó fijado en 5 millones 846 mil 114 pesos.


Del monto se presupuestó destinar 2 millones 77 mil 598 pesos a las canchas de futbol, pero quedó en el supuesto. A más de año y medio el sitio poco a poco continúa deteriorándose.

Ahora, el lugar poco a poco entre el abandono y la falta de mantenimiento va quedando en ruinas. Uno de los tinacos del baño fue robado y poco a poco parte de las tuberías también han sido hurtadas. La trotapista enmontada junto con algunos segmentos del inmueble que tiene también canchas de basquetbol.

Pero el tiempo pasó y no sucedió más nada. El sitio sigue en el abandono. Los niños persiguen la de gajos brincando montículos de tierra y la alfombra despegada en el centro del campo vuelve complicado perseguir ese sueño de forma redonda.

Artículo publicado el 4 de agosto de 2019 en la edición 862 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 864
18 de AGOSTO del 2019
GALERÍA
Los estragos de 'ivo' en sinaloa
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

En el caso de la 'Estafa Maestra', ¿crees que además de Rosario Robles se debe investigar a Enrique Peña Nieto y a José Antonio Meade?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral