lunes, enero 17, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

La música de Berlín

berlin

Berlín quizá es de las ciudades del mundo a la que le han compuesto más canciones y han sido interpretados por grandes voces que van desde Marlene Dietrich a Edith Piaf, pasando por Lou Reed, Elton John o Pink Floyd, el legendario grupo de rock de The Wall, que en el otoño de 1989 registró en forma impresionante la caída del muro con un concierto que hizo época en aquel momento del principio del fin del comunismo soviético representado en Alemania del este por Erich Honecker.

Recuerdo mi primera visita a esta ciudad en 1994. Llegué al antiguo aeropuerto de Berlín-Schonefeld en la parte oriental de la ciudad y fui secuestrado momentáneamente en una cápsula de cristal mientras revisaban mi pasaporte y me interrogaban sobre el motivo de mi visita. Había mucho de burocrático en el trámite de ingreso y del viejo régimen que estaba en proceso de mudanza. También algo de estático en el ambiente, como si se hubiera  detenido el tiempo en los años 30 del siglo pasado. La gente tenía un gesto adusto, seco como la tristeza de un mandril, que se coronaba con un vestuario digno de las modas de aquellos años del periodo de entreguerras.

Ya liberado de la burocracia seca de migración tomé un tren igualmente vetusto que me llevó por una travesía ruinosa y gris hasta Alexanderplatz. El punto de encuentro de todos los berlineses y turistas. Y la imagen gris se tornó repentinamente colorida como un arcoíris. Atrás quedaban los berlineses grises del este y tenía enfrente a los berlineses occidentales se les veía alegres con ropa a la moda. Era la música de la ciudad que parecía estar a tono con una pieza de Miles Davis. Fui a parar a un hotel que para mi sorpresa era un gran yate que había sido habilitado en uno de los múltiples cuerpos de agua que existen en la ciudad y al amanecer me despertaron los graznidos de unos gansos que buscaban alimento en la ventana.

Desde entonces he vuelto tres o cuatro veces a Berlín y esta vez quizá estimulado por una publicación digital que elaboran un grupo de jóvenes españoles emigrados por la crisis económica y que te ponen al día de lo que sucede en esta bella ciudad. Se trata de Berlín Amateurs que presenta las novedades de la semana y te lleva de la mano por lo que revela ángulos desconocidos de esta ciudad vibrante que alguna vez fue escenario de un concierto de proyectiles mortales y ahora la ciudad prepara los festivales de este verano.

Estos españoles te ofrecen una ruta que te lleva a descubrir ese mundo que se encuentra tras bambalinas de los rostros anónimos. Especialmente ese mundo revelado de lo que fue el Berlín oriental, el que estaba gobernando Erich Honecker y que en 1979 se hizo famoso por el beso en la boca que se plantó con Leonid Breznev, el macho ruso entonces Secretario General del PCUS y presidente del Soviet Supremo de la desaparecida URSS, ese beso que luego se repitió más discreto, se refrendó con Mijaíl Gorbachov y era una muestra de afecto, vaya muestra, entre los líderes comunistas y hoy esa imagen icónica está reflejada en tarjetas, posters y muros alcanzando un toque libertario y mordaz a lo Andy Warhol.

Además de caminar por las amplias avenidas berlinesas y estar en contacto con la gente que come en kebabs y salchichas en las salidas del Metro, hay lugares de obligada visita como la que realicé en esta ocasión en compañía del artista plástico mazatleco Rubén Gallardo, un precursor de la plástica sinaloense radicado en Berlín desde los años noventa. Recorrimos Prenzlauer Berg, un barrio del antiguo Berlín oriental que se ha convertido el eje de la vanguardia de las artes. Sus galerías, sus teatros, cabarés, cafés y restaurantes situados en una atmósfera underground de grafitis y gente ad hoc le da un toque especial. Paramos luego a comer en un restaurante hindú donde degustamos las lentejas, los currys, las sopas mientras vimos pasar a jóvenes desplegando libertad con la vista puesta en un futuro que algunos ven como pesimismo como lo canta Pink Floyd en A great day for freedom.

Berlín, es una ciudad que tiene música, no es casual que hoy este considerada la más vanguardista de todo Europa.

¡Se siente en el ambiente de esta primavera!

Artículo publicado el 07 de julio de 2019 en la edición 858 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 990
16 de enero del 2022
GALERÍA
La erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.