Alejandro Gertz Manero y Emilio Lozoya tienen el mismo abogado

Alejandro Gertz Manero y Emilio Lozoya tienen el mismo abogado

Los abogados que defienden a Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, son los mismos que son apoderados legales del Fiscal general Alejandro Gertz Manero.

Una investigación de Quinto Elemento Lab  y Animal Político revela el posible conflicto de interés en el caso.

A continuación el texto íntegro:

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, legalmente prófugo de la justicia y presunto implicado en lavado de dinero y hechos de corrupción, tiene como defensores a los mismos abogados que desde hace cuatro años son los apoderados legales de Alejandro Gertz Manero, el fiscal general que está a cargo de investigar al exfuncionario.

Estos abogados son Javier Coello Trejo y su hijo Javier Coello Zuarth, en quienes Gertz Manero depositó toda su confianza cuando en 2015 les otorgó un amplio poder para presentar a su nombre una denuncia penal e investigar el deterioro de salud y posterior muerte de su hermano Federico, quien falleció a los 82 años de edad.

Según Gertz, la presunta responsable de lo ocurrido, por no haberle dado a su hermano los cuidados necesarios, es su pareja, la señora Laura Morán Servín de 92 años, quien desde hace varias décadas vivía con Federico. Morán es abuela de la esposa de Alfredo del Mazo, hoy gobernador del Estado de México.

Año y medio después de que se otorgó ese poder, en 2017, Emilio Lozoya contrató los servicios de los mismos abogados cuando estalló en México el escándalo de Odebrecht y salieron a la luz las confesiones de tres altos exejecutivos brasileños que aseguraban haber sobornado al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), hoy prófugo de la justicia.

Gertz y su apoderado Coello se enfrentan actualmente en la arena pública y en los tribunales por el mayor caso de corrupción en la historia reciente. Gertz, como fiscal general, tiene la encomienda de llevar a Lozoya ante la justicia. Coello, como abogado de Lozoya, debe agotar todas las vías legales para impedirlo.

Pero al mismo tiempo, los Coello siguen activos en el caso Federico Gertz, que sigue abierto en la Procuraduría de la Ciudad de México (PGJCDMX). Los Coello lo construyeron y trabajaron hasta que los agentes del Ministerio Público a cargo del mismo intentaron cerrarlo en 2016.

“Obviamente yo sigo manejando el asunto, no existe ningún conflicto de interés, esto es un asunto del fuero común, yo en el libre ejercicio de mi profesión puedo defender a quien yo quiera”, dijo Coello en entrevista teléfonica sobre su participación en esa pesquisa.

El caso se reactivó en diciembre de 2017 ­­—gracias a un amparo— y continuó en manos de otros abogados auxiliares designados por el propio Coello Trejo, entre ellos cuatro que hoy son funcionarios de la Fiscalía General de la República (FGR).

Uno de ellos es Juan Ramos López, encargado de despacho de la Subprocuraduría de Delitos Federales de la FGR y considerado mano derecha de Gertz Manero. Esto es relevante porque los casos de mayor impacto de corrupción están en manos de este funcionario, entre ellos el de Odebrecht y la presunta compra irregular de una planta de fertilizantes a la firma Altos Hornos de México.

La relación no termina ahí: apenas en marzo pasado, Javier Coello Zuarth —siendo ya defensor de Lozoya— se presentó ante la Procuraduría capitalina a rendir una declaración a petición de un representante legal de Gertz Manero, como parte de una denuncia presentada desde 2016 en contra de los agentes del Ministerio Público (MP) que habían intentado cerrar el caso de su hermano.

Por casi tres años dicha denuncia no tuvo mayor avance, pero luego de la declaración de Coello Zuarth —y ya con Gertz como fiscal general— la PGJCDMX envió el caso a una nueva fiscalía, la de “Asuntos Especiales”. Y menos de dos meses después, un juez había girado las órdenes de aprehensión en contra de los tres agentes del Ministerio Público que hoy están prófugos y escondidos.

Esta relación entre el fiscal Gertz y los Coello, que no se había transparentado a la opinión pública hasta ahora, fue confirmada por Animal Político y Quinto Elemento Lab en documentos contenidos en sentencias judiciales, averiguaciones previas y el poder notarial al que se tuvo acceso.

Se trata de un vínculo que, según expertos y exfuncionarios consultados, debió haberse transparentado, sobre todo por quienes están obligados a hacerlo: los fiscales del caso. Ello para prevenir un aparente conflicto de interés.

Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, dijo: “Los intereses no son un pecado. Si se ponen sobre la mesa no pasa nada. Pero si se dejan debajo de ella, es ahí donde viene el problema y donde la gente tiene derecho a dudar, donde se mina la confianza en la autoridad, donde se abre la puerta para que todo pueda pasar…”.

 

El poder confirmado

Alejandro Gertz Manero confirmó que el poder legal que otorgó hace cuatro años sigue vigente, pues no lo ha anulado, lo que significa que a los Coello y al fiscal general los une un poder jurídico que permite que el abogado actúe, en cualquier momento, a nombre de Gertz.

Un apoderado legal tiene incluso más facultades que las que tiene un abogado designado para un caso. Hoy, con este poder, Coello tiene autorización de Gertz para realizar diversos procedimientos a su nombre, incluidos los penales, así como juicios y procesos de cobro.

Pero en entrevista, Gertz Manero descartó que la relación con Coello Trejo pueda representarle un conflicto de interés, si bien él mismo decidió no hacer público este vínculo en la declaración en la que, por ley, los funcionarios deben plasmar los intereses contraídos al asumir el cargo.

Esta fue parte de la entrevista telefónica con el funcionario, en la que al principio se mostró renuente, pero terminó por anunciar que revocaría el poder concedido a Coello desde 2015:

—¿En su declaración aparece lo del señor Coello?

—¡N’ombre!, pues cómo va a aparecer si ya no está en ninguna actividad de ninguna naturaleza (relacionada con la denuncia de su hermano), es decir… ¿le voy a tener que poner todos los poderes que le he dado a la gente que cobra las rentas o que hacen declaraciones fiscales? ¡N’ombre, por favor!—.

Durante 18 minutos, el fiscal habló tranquilamente sobre su relación con el abogado de Emilio Lozoya. Confirmó que los contrató como abogados, pero negó un posible conflicto de interés pues “no hay alguna acción” que Coello esté llevando actualmente en el caso de su hermano, ya que éste fue retomado por otros abogados en diciembre de 2017.

No obstante, Animal Político y Quinto Elemento Lab documentaron que incluso dichos abogados fueron designados por el propio Coello Trejo, quien además, sigue figurando como apoderado de Gertz en esa averiguación previa.

Gertz señaló inicialmente en la entrevista que no veía necesario cancelar el poder de los Coello Trejo. Se le preguntó qué pasaría si mañana decidieran usarlo y dijo: “¡Qué se atrevan, a ver qué sucede!”. Pero luego, tras la insistencia, cambió de parecer.

“Tiene usted toda la razón. Evidentemente, imagínese si en ese momento iba yo a saber que este abogado iba a defender a una persona a la que nosotros estamos enfrentando. Imposible de saber, pero creo que es una buena reflexión, voy a pedir que le cancelen todos los poderes”, dijo.

Javier Coello Trejo también confirmó, en entrevista, el vínculo con el fiscal general y rechazó el conflicto de interés. Dijo que, aunque como abogado y fiscal, puedan darse “hasta con la cubeta en lo jurídico, eso no quiere decir que no sea mi amigo y que exista conflicto de interés”.

“No se puede acusar ni al doctor Gertz ni a mí de que exista conflicto de intereses porque entonces tendría yo que renunciar a los 300, a 350 casos que llevo yo en la Fiscalía porque es mi amigo.

“Mi relación de amistad y de afecto con el doctor Alejandro Gertz viene desde la época del presidente Echeverría, yo era agente del MP federal, él era oficial mayor de la Procuraduría General de la República”, dijo Coello.

El abogado insistió en que tiene un poder especial para el caso de Federico Gertz Manero “que es del fuero común, no tiene nada que ver con el fuero federal y tengo instrucciones de llegar hasta sus últimas consecuencias en este asunto”.

—¿A través de su despacho siguen haciendo las diligencias (del caso de Federico Gertz)? —se le preguntó.
—Hemos comparecido, sí claro, y seguiremos haciéndolo.
—¿Hasta la fecha?
—Hasta la fecha, no hay ningún conflicto de interés, —concluyó.

Consulta aquí el poder notarial y la declaración patrimonial de Gertz.

Lee más sobre:

Últimas noticias

Scroll al inicio

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.