agosto 10, 2020 11:23 PM

Desarrollo humano: Mazatlán como Croacia, Badiraguato como la India

sinaloa noveno

Es urgente atender especialmente a los territorios más atrasados del estado y de las ciudades. Los sinaloenses han mejorado su desarrollo humano a un ritmo lento, aunque mejor que el promedio nacional, pero también aun ritmo muy desigual entre los diferentes municipios.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) acaba de publicar el Informe de Desarrollo Humano (IDH) Municipal 2010-2015, donde nos advierte de fenómenos importantes para México y Sinaloa que citaré a continuación.

En 2015, México tenía un desarrollo humano alto,de 0.762, y ocupaba la posición 77 en el mundo. En ese año, Noruega fue el país con mayor IDH: 0.949.

El avance de los municipios en el país ha sido lento y a un ritmo promedio insuficiente. De seguir con la tasa de crecimiento anual observada de 2010 a 2015, le tomaría 39 años al promedio de los municipios del país alcanzar el IDH actual de Noruega (0.953).

El IDH sintetiza el avance en tres dimensiones básicas para el desarrollo de las personas:
•Salud. Mide el gozo de una vida larga y saludable, por medio de la esperanza de vida al nacer.
• Educación. Cuantifica el acceso a una educación de calidad con dos indicadores: los años promedio de escolaridad y los años esperados de escolaridad.
• Ingreso. Estima la obtención de recursos para gozar de una vida digna mediante el ingreso bruto per cápita.

El promedio de los municipios sinaloenses es igual a 0.786, clasificado como alto, y es el noveno del país. En el estado, el promedio municipal del Índice de Salud es el más alto (0.889), le siguen Ingreso (0.795) y Educación (0.689).

En 2015, cinco de los municipios del estado habían alcanzado un desarrollo humano medio, nueve alto y cuatro muy alto. En términos poblacionales, 7 por ciento de los sinaloenses habitaba en municipios clasificados con un IDH bajo o medio, una proporción por debajo del promedio nacional (21 por ciento).

De 2010 a 2015, el IDH promedio de los municipios de la entidad mejoró 3.65 por ciento, a una tasa de crecimiento igual a 0.72 por ciento anual, por encima del promedio nacional (0.59 por ciento).

Casi todos lograron un IDH mayor en 2015, 17 de 18, a tasas que van de 0.07 por ciento en Escuinapa a 1.71 por ciento en Choix.

Navolato fue el único donde el IDH decreció, a una tasa de -0.17 por ciento anual. Salvador Alvarado, Elota, Ahome, San Ignacio, Culiacán, Mazatlán y Concordia ascendieron hacia una categoría de desarrollo humano mayor.

En el estado, nueve municipios contaban con un IDH alto en 2010 y lo aumentaron para 2015. Otros ocho también mejoraron, pero a partir de un IDH bajo o medio.

Los tres Índices que integran el IDH crecieron en los municipios de Sinaloa: el de Educación a 1.39 por ciento anual, el de Ingreso a 0.59 por ciento y el de Salud a 0.19 por ciento.

Las diferencias en el desarrollo regional de México han sido ampliamente estudiadas, sobre todo en lo relativo a la distribución del ingreso. Por ejemplo, la Standardized World Income Inequality muestra que México ocupa el lugar 87, de 133 países, en términos de desigualdad. En otras palabras, 76 por ciento de los países de la muestra tiene menor disparidad en los ingresos de sus habitantes.

En términos de desarrollo humano, el panorama de desigualdad es similar.La demarcación con mayor IDH en 2015 —la alcaldía de Benito Juárez, en la Ciudad de México (0.944), con un IDH similar al de Suiza—, y la de menor IDH —Cochoapa el Grande, en Guerrero (0.420), con un valor similar al de Burundi y Malí— es de 52 puntos.

Sinaloa es el décimo noveno estado más desigual del país. Al comparar el desarrollo humano de sus municipios, la diferencia es de 20 puntos entre su municipio con mayor IDH, Mazatlán, y el más rezagado, Badiraguato.

La mayor brecha es la de Salud. Allí, la diferencia entre los municipios con los valores máximo y mínimo es igual a 27 puntos. Le siguen Educación e Ingreso.

Entre 2010 y 2015, la desigualdad en el desarrollo humano promedio se mantuvo prácticamente igual. Al ritmo de crecimiento observado, a Badiraguato le llevaría 44 años lograr el desarrollo humano de Benito Juárez, la demarcación con el IDH más alto del país, y 30 años alcanzar a Mazatlán.

El desequilibrio en el desarrollo provoca migraciones entre municipios que redundan en empleo mal remunerado y demanda insatisfecha de vivienda y servicios públicos.

Los territorios con índice de desarrollo humano menor son espacios sub utilizados que podrían ser generadores de riqueza.

No es la geografía la causa del atraso y la desigualdad, la Ciudad de México está a 2 mil 250 metros de altura, 800 metros más arriba que Surutato, Badiraguato y 700 más que La Petaca, Concordia, que son dos puntos altos de la sierra sinaloense.

Hoy son necesarias acciones, programas y políticas que ataquen todos los aspectos del problema, que se intervenga a un mismo tiempo en forma coordinada, que se adecuen a las circunstancias específicas de cada territorio, que se le dé un espacio a la comunidad en la toma de decisiones y que se evalúe y mejore en forma continua.

Un plan para que nadie se quede atrás.

Artículo publicado el 16 de junio de 2019 en la edición 855 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 915
09 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos