agosto 21, 2019 1:58 am

El ‘Metrobús’ de Culiacán, un sueño transexenal

camiones 004


El proyecto de transporte tipo BRT, que se pensó desde 2010, no será terminado para antes de 2021, pues antes deben hacerse estudios, ordenar el transporte urbano y modificarse la infraestructura de la ciudad de Culiacán

 

El proyecto de transporte tipo BRT (Bus de Tránsito Rápido) no es nuevo, y tampoco será algo que sucederá de un día a otro. La apuesta es que sea transexenal, apostando a que los próximos gobiernos estatales y municipales lo tengan como una prioridad.

La idea se originó en 2010, por un grupo de empresarios que integraron el Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (Codesin), el Instituto Municipal de Planeación en Culiacán (IMPLAN) y Gobierno del Estado.

La idea, entre otras cosas, era poner orden en el transporte urbano en la capital, donde hay 64 rutas, con concesionarios que, en promedio, tienen hasta siete camiones cada uno, y que la mayoría tienen como uno de sus destinos el Centro de la ciudad.

En ese tiempo se solicitó a la empresa Logit, logística Informática y Transporte S.A. de C.V., firma poblana de la empresaria María José de Campos Costa, que hiciera un proyecto de reordenamiento del transporte público, lo que llevó a la propuesta de un esquema tipo BRT.

La empresa elaboró un proyecto conceptual, que luego renovó en 2015 para presentarlo a Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Culiacán, pero no fue sino hasta julio del 2017 cuando Jesús Valdés Palazuelos lo presentó ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

“Para el nuevo transporte BRT en Culiacán hicimos la solicitud en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para iniciar el proceso de elaboración del proyecto, para que más o menos allá en mayo podamos tener la viabilidad de un proyecto que nos ayude a mejorar el transporte, modernizarlo sobre todo”, indicó Valdés Palazuelos en ese tiempo.

La propuesta no prosperó, hasta que se propuso por Gobierno del Estado una reingeniería para el transporte urbano, encabezada por una propuesta de cambio en el esquema de ganancia de los concesionarios y de reordenamiento de las rutas.

Para entonces, la empresa Logit, logística Informática y Transporte volvió a integrarse con Gobierno del Estado, que volvió a presentar el proyecto conceptual que consiste en lo siguiente:

Crear seis Rutas Troncales, que son las atravesarán la ciudad de sur a norte y de este a oeste, con la idea de poder tener una conectividad que permita a los usuarios moverse sin pagar más de un viaje, es decir, podrá transbordar para llegar a su destino por un solo precio.

Las rutas troncales fueron diseñadas conforme se conoció la mayor demanda de usuarios, entre ellas la que correrá por la avenida Álvaro Obregón, y la que cruzará desde Aguaruto hasta la colonia El Barrio.

A estas seis rutas se le añadirán 18 rutas integradoras, que servirán para poder cubrir aquellos lugares que no lleguen a tener rutas troncales, como el fraccionamiento Santa Fe o el sector La Conquista.

Además, habrá siete rutas alimentadoras, que serán más cortas, pero que su función principal será la de hacer una conexión con las rutas alimentadoras o troncales.

Según el concepto de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, encargada del proyecto, es que los usuarios paguen una sola tarifa.

Para lograrlo, se deberán fusionar 25 de las 64 rutas actuales para crear las rutas troncales e integradoras. Se crearán 138 paraderos, con lo que se cubrirá el 70 por ciento de los viajes actuales de transporte público, el cual es estimado es de 464 mil 231 viajes diarios, sumando transbordos y viajes de ida y regreso.

Los datos del proyecto conceptual establecen que el 63 por ciento de los usuarios toman un solo camión; el 23.6 por ciento toma dos camiones; el 11.8 por ciento toma tres camiones; y 1.1 por ciento usa cuatro camiones para llegar a su destino, gastando hasta 38 pesos solo en el viaje de ida.

CARLOS GANDARILLA. Paso lento.

Ni de Estrada ni de Quirino

El proyecto ha sido tomado como bandera política por el actual Gobierno Municipal de Culiacán, así como por Gobierno del Estado, que han declarado, además, en que van en conjunto.

El propio Alcalde Jesús Estrada Ferreiro ha indicado que este será uno de sus logros como Presidente Municipal, pero la realidad es que es algo que lo sobrepasa en sus funciones y tiempos de administración.

“Han habido varios alcaldes que lo han empujado, ahorita el Alcalde actual está muy interesado en el proyecto, y qué bueno, porque vamos a requerir la voluntad de todos, pero a final de cuentas, toda la participación técnica depende de Banobras, la SCT, la cuestión financiera de Hacienda, a través de la Unidad de Inversiones, y localmente depende del Estado, recordando que el sistema de transporte público es una facultad estatal”, señaló Carlos Gandarilla García, Secretario de Desarrollo Sustentable, encargado del proyecto.

Lo que tocará a la actual administración municipal es validar permisos y trabajar las propuestas de obras de mejora a través del Instituto Municipal de Planeación.

Por parte de Gobierno del Estado, Quirino Ordaz Coppel ha dicho que esta es una apuesta de mejora y transformación de la Ciudad, pero la verdad es que se inició desde 2010 y a su gobierno le ha tocado retomarlo, mas no finalizarlo.

TRANSPORTE URBANO. Ineptos y presumidos.

Un proyecto transexenal… en costos, tiempos y formas

Para el proyecto de transporte tipo BRT no se tiene un proyecto ejecutivo listo.

A través de solicitudes de información que se hicieron al Ayuntamiento de Culiacán, el Instituto Municipal de Planeación, la Secretaría General de Gobierno de Sinaloa y la Secretaría de Desarrollo Sustentable, no hay documento público alguno para poder sustentar la idea.

Lo que se tiene es solo un proyecto conceptual que aún no ha sido liquidado.

De hecho, este proyecto tampoco es de Gobierno del Estado, ni del Ayuntamiento de Culiacán, es de la empresa poblana Logit, logística Informática y Transporte S.A. de C.V.

Para poder lograrlo deberán cubrirse distintos requisitos que ahora, tras plantear la idea al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), se definieron con posibles tiempos y costos.

Carlos Gandarilla García, Secretario de Desarrollo Sustentable, explicó que Banobras solicitó actualizar el proyecto conceptual, debido a que el que se tiene es con datos de 2015 y la posibilidad de inicio de construcción sea hasta 2020.

Esa solicitud de Banobras provocará que durante este año se haga la actualización, además de que deberán hacerse las primeras convocatorias por la Secretaría de Administración y Finanzas para la creación de proyectos ejecutivos.

Eso provocará que hasta el 2020 se comiencen obras que permitan la creación de las dos primeras rutas troncales.

Una de ellas sería la que atravesará la avenida Álvaro Obregón de sur a norte y viceversa. La segunda sería por el bulevar Emiliano Zapata para conectar con el bulevar Francisco I. Madero y así unir el poniente con el oriente y viceversa.

Esas obras podrían terminarse en 2021, pues no solo será la modificación de rutas, sino la construcción de rampas, estaciones, compra de tecnología como videocámaras, servicio GPS, construcción de centros de monitoreo y patios de resguardo de unidades, así como la contratación de empresas de software para el sistema de cobro.

En ese mismo tiempo deberá concretarse la relación entre concesionarios y Gobierno del Estado para crear un nuevo método de ganancia.

“El sistema de recaudo, que no es otra cosa que el sistema de prepago a través de tarjetas inteligentes, como sucede en otras ciudades, la Ley de Movilidad lo establece con mucha claridad, que serán los concesionarios los primeros que se tomen en cuenta en este sistema”, explicó Gandarilla García.

“Ellos están interesados en este sistema porque es ahí donde se va a cobrar el transporte y tendrán que compartir la información y hoy los hombres camión, o los transportistas, entrarán en un esquema accionario dentro del sistema de la empresa”.

Este sistema de recaudación consiste en que el dinero que se recaude por todas las líneas y rutas será distribuido entre todos los concesionarios que se convertirán en accionistas. Este modelo se incluyó en la Ley de Movilidad del Estado.

Al final de las administraciones de Quirino Ordaz Coppel y Jesús Estrada Ferreiro podría tenerse concluido solo la primera parte, y la intención de la Secretaría de Desarrollo Sustentable es que se quede como un proyecto transexenal que, de forma inicial, se plantea con un costo de 2 mil millones de pesos.

“Pudiéramos nosotros terminar la administración y dejar una fase de proyecto iniciada, seguramente en eso vamos a terminar”, indicó.

“Pero por ejemplo, en pláticas con Banobras hemos hablado de poder consolidar por lo menos dos de las troncales de las seis, y si las consolidamos podemos tener una base y que sea un proyecto transexenal”.

Artículo publicado el 21 de abril de 2019 en la edición 847 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

One Response

  1. Puras puñetas mentales de estas RATAS, primero se tiene que modificar y rehabilitar la infraestructura urbana de Culiacán que es una MIERDA, cambiar de cabezas en la japac por técnicos competentes y no mediocres y RATAS como los que están, ya que esta institución paramunicipal es la principal causante del deterioro de los pavimentos urbanos al realizar reparaciones de las roturas de las redes de agua y/o drenaje de pésima calidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 864
18 de AGOSTO del 2019
GALERÍA

cientos de muertos y más de un millón de evacuados por lluvias torrenciales al sur de asia

COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

En el caso de la 'Estafa Maestra', ¿crees que además de Rosario Robles se debe investigar a Enrique Peña Nieto y a José Antonio Meade?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral