sábado, septiembre 24, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

La crítica fortalece, el halago cuesta

uas critica

El pasado fin de semana acudí a la fiesta de cumpleaños de mi paisano y amigo, el periodista Felipe Guerrero, fue una fiesta alegre y multicolor desde el punto de vista político.

Lea: ¿Existe un CISEN en la UAS? https://bit.ly/2FQK6Dg

Ahí estaban políticos que hoy se encuentran en la banca y otros muy activos desde las distintas trincheras de gobierno y partidarias.

Uno de ellos era Héctor Melesio Cuen Ojeda, dirigente y líder moral del Partido Sinaloense, a quien me acerqué a saludar y conversar brevemente.

Mi postura sobre lo que algunos llamamos Universidad-Partido la he expresado en este y otros medios de dentro y fuera del estado, igual sabemos de las reacciones que ha provocado entre los plumíferos oficiosos, que probablemente están en la nómina de la UAS o en la del PAS. O en ambas. Y ese fue el sentido de mi acercamiento. Le recomendé al hombre fuerte de la UAS: “Aguanta la crítica, ésta te fortalece”.

Luego supe que alguien más le había dicho acertadamente: “Si te sientas con tus críticos pueden suceder dos cosas: Que al crítico lo persuadas y matice sus puntos de vista, o que confirme su visión sobre tu actuación pública”.

Si, en otro interpeló una persona cercana al cuenismo: “Pero ustedes le van a decir que deje la UAS, y eso nunca”, cierto, dejar en libertad de acción a la centenaria casa de estudios es una cuestión de principios de quienes tenemos un compromiso por razones de pertenencia y por una idea de Universidad sin más límites que el conocimiento y la libertad.

Sin embargo, este absoluto, esta idea ética, que es estratégica, la atraviesan otros niveles de decisiones que pueden ser liberalizadas paulatinamente sin perder el control. Aprender de la dialéctica liberalización-democratización de los sistemas políticos autoritarios. Socializar la toma de decisiones y de esa forma ir cambiando la Universidad sin sobresaltos.

Está en puerta la revisión de las iniciativas para la reforma de la Ley Orgánica de la UAS y hasta donde sé hay tres proyectos debidamente fundamentados. Ese será el insumo principal de discusión en el Congreso del Estado. Y bajo una visión liberalizadora, los actores principales del cuenismo podrían hacer su contribución, eso se llamaría talento y sentido de sobrevivencia.

Olvidarse de la actitud de choque e impotencia que han mostrado en los últimos meses al reventar toda manifestación en el sentido de favorecer la reforma universitaria. Esta va a ocurrir así vuelvan a traer a miles de acarreados de todas las dependencias universitarias a la sede del Congreso y sus “medios digitales” busquen incendiar las redes sociales con sus denostaciones contra quienes osan pensar distinto.

Más cuando sólo tienen una diputada y la mayoría que decide está por la reforma. El viejo Lenin recomendaba para cuando se quería avanzar: “Un paso atrás, dos pasos adelante” y eso la burocracia de la UAS no lo entiende, la apuesta a la movilización, la desacreditación.

Va a la confrontación, cuando muchos están perdiendo con el actual estado de cosas. ¿Qué gana, por ejemplo, cualquiera de los miles de profesores de asignatura que van presionados a estos actos infames cuando tienen sueldos de sobrevivencia? De esos profesores a los que cada semestre les renuevan el contrato laboral en función de su desempeño no en el aula, sino en el partido. Nada.

Al contrario, todos ellos pierden dignidad como personas, cuando son llevados en masa a actos con los que en el fondo no están de acuerdo. Que se saben utilizados. Porque lo que está detrás no son sus derechos sino los de un enclave de poder que beneficia a personas como el rector que cobra un sueldo de casi 200 mil pesos, más otros privilegios, mientras a ese profesor le tocan unos cuantos miles de pesos a la quincena.

Lea: El atrevimiento desde la insignificancia del PAS https://bit.ly/2FAIdvx

Ese abismo salarial que existe entre la alta burocracia y los profesores de asignatura es una bomba de tiempo. Puede ser el pivote que salte en medio del debate legislativo sobre la reforma universitaria. El malestar está ahí. No puede haber una buena ley orgánica sin que tenga efectos en la seguridad laboral del personal académico y administrativo, la promoción por méritos académicos, no por las labores de proselitismo político.

Esta burocracia que opera como patronazgo universitario se encuentra en una encrucijada, la primera pasa por la relación con los críticos y la distancia con los hacedores y repetidores de calificativos que cobran por algo que no rinde frutos.

Finalmente, esta semana, el rector en nombre del Consejo Universitario, publicó un pronunciamiento en contra de que se haga la primera lectura de una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la UAS en abierta intromisión en las actividades sustantivas del Congreso del Estado.

Un error más del cuenismo.
Al tiempo y nunca es personal.

Artículo publicado el 14 de abril de 2019 en la edición 846 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1025
18 de septiembre del 2022
GALERÍA
Un #terremoto de magnitud 6.9 sacudió el sureste de Taiwán este domingo, indicó el USGS, dejando al menos una persona muerta y más de 70 heridas; y activando alertas de tsunami a lo largo de las costas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.