julio 20, 2019 4:42 pm

‘Austeridad Republicana’ desinfla costos al Congreso local

graciela mes
GRACIELA DOMÍNGUEZ. Coordinadora de Morena en el Congreso local.

Cargando la bandera de la “austeridad republicana”, el Grupo Parlamentario de Morena aplicó un plan de austeridad para disminuir el costo de operación del Poder Legislativo. El balance de sus números es que se logró la meta, ya que de 23 millones que se gastaron en el último trimestre de la anterior legislatura, ahora sólo se erogaron 2 millones 606 mil pesos del gasto operativo.

Lea: Primer periodo legislativo: dos leyes… y vetadas por el gobernador https://bit.ly/2Bkqmqa

En materia de números, la nueva mayoría inició la difusión intensa de las tareas cumplidas en materia de austeridad, también con la disminución del 40 por ciento de las percepciones de los diputados al eliminar los privilegios que les otorgaban, entre ellos gastos médicos privados, los fondos de ahorro y de gestión social, y el apoyo para combustible y transportación.

En el comparativo de gastos ejercidos en legislaturas anteriores, destaca la disminución de egresos en materia de gastos operativos en papelerías y útiles de oficina, consumibles de cómputo, materiales y útiles de aseo, atención al trabajo parlamentario, combustible y lubricantes, honorarios profesionales a despachos, mantenimiento y aires acondicionados de edificios públicos, mantenimiento de vehículos, gastos en prensa y radio local, bienes informáticos, entre otros.

Nota: Comparativo de gastos operativos en el periodo de octubre a diciembre de cada año.

 

Eliminan fondo de gestión social… y se integra a sueldos de diputados

Por consenso, los diputados locales acordaron elevar el monto de sus dietas mensuales que percibían, para pasar de 42 mil 437 pesos a un total de 107 mil 021 pesos, y eliminar los fondos de gestoría social.

El acuerdo se produjo en el marco de la aprobación de la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2019.

En la anterior Legislatura, los diputados disponían de dos fondos que sumaban un total de 70 mil pesos para Gestión, y otros para Gestoría Social. Con la operación del plan de austeridad de la actual legislatura aplicado en el último trimestre de 2018, este rubro se compactó en uno solo, para quedar en 50 mil pesos. Los recursos recibidos debían ser comprobados administrativamente con facturas que reunieran los requisitos fiscales.

Al eliminarse el fondo de gestoría y sumarse directamente a la percepción de cada uno de los diputados, ahora ningún legislador tendrá la obligación de comprobar el gasto de apoyos ciudadanos o sociales, porque formará parte de la percepción de sus ingresos como dieta.

Graciela Domínguez, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, explica que se inició con un cambio gradual porque el diputado originalmente percibía un ingreso, bajo diversos conceptos de alrededor de 182 mil pesos mensuales, no declarados como sueldo.

Asegura que la propuesta fue dejar de lado la simulación, porque los 182 mil pesos se disfrazaban como fondos, donde la dieta mensual aparecía en 42 mil pesos. A través de diversas legislaturas, se fueron creando fondos para evitar aumentar el concepto de dieta y evadir impuestos, pero en realidad era sueldo.

SERGIO JACOBO GUTIÉRREZ. Diputado del PRI.

La líder de la bancada de Morena expone que incluso en Legislaturas anteriores esos fondos se pagaban en efectivo y no se comprobaban. Las reformas para transparentar el ejercicio de los recursos públicos obligaron que al interior del Congreso del Estado se empezaran a comprobar.

La legisladora precisa que de 182 mil pesos que percibía un diputado ahora son 107, pero de manera transparente, sin seguir simulando que no era salario. Incluso revela que en anteriores legislaturas, el pago de aguinaldos se hacía tomando como referencia el ingreso total de los 182 mil pesos, no el señalado en la dieta mensual.

Comenta que el esquema de simulación se les complicó a las dos últimas legislaturas por los cambios fiscales operados a nivel nacional, como los requisitos necesarios para comprobar un gasto.

Ahora las ayudas o apoyos sociales deberán ser otorgadas por el diputado, sin necesidad de comprobar el gasto, porque será parte de su sueldo y dieta. Será también decisión del legislador destinar o no ese gasto, así como el monto que otorgará para atender las solicitudes de ciudadanos que se le acercan para solucionar un problema.

 

Seguirán los bonos VIP

A pesar del plan de Austeridad, en el 2019 continuará la entrega de bonos especiales a un grupo de diputados. Quienes integren la JUCOPO recibirán un bono extra de 10 mil pesos mensuales, por presidir la mesa directiva 20 mil y por ser coordinador de un grupo parlamentario 20 mil adicionales.

En algunos casos se acumularán los bonos, por ejemplo, quienes son coordinadores y simultáneamente tienen una silla asegurada como integrantes de la JUCOPO, como son los casos de los líderes de las bancadas del PAN, PRI y Morena. Cada uno de estos legisladores tendrán ingresos de 30 mil pesos adicionales al resto de los diputados, es decir, percepciones por 137 mil pesos.

Graciela Domínguez precisa que el tope de 107 mil pesos es sobre salarios, pero no se consideran los apoyos adicionales, por lo que no se contrapone al señalamiento legal de que nadie debe ganar más que el presidente de la República. En el mismo caso, explica, están los secretarios de Estado que tienen ingresos por alrededor de 200 mil pesos mensuales.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, Sergio Jacobo Gutiérrez, recordó que cuando Morena planteó el plan de austeridad, siempre señalaron que debía distinguirse el ingreso del diputado de los fondos de apoyo.

Reconoce que en sentido estricto, es cierto que el salario de los diputados se elevó al eliminarse los fondos, y que quedará a criterio del  diputado si parte de su salario lo va a utilizar o no en la gestión social.

Desde el punto de vista de la bancada del PRI, el planteamiento de los fondos de gestión social se mantuvieron, pero bajo criterios de mayor transparencia.

—¿Usted cómo lo va a resolver?

—No puedo decir que voy a destinar un monto, pero yo tengo claro que una buena parte de ese recurso lo vamos a aplicar en apoyos de gestión social. El esquema que yo más o menos tengo, es lo que ya estaba etiquetado, y vamos a llevar un control, para cuando sea necesario presentar un informe, aunque ya no estamos obligados a presentar ese recurso.

Jacobo Gutiérrez refiere que es una costumbre o tradición que el diputado no solamente hace trabajo legislativo, sino también de gestión.

Artículo publicado el 3 de febrero de 2019 en la edición 836 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 859
14 de JUlIO del 2019
GALERÍA
EL 'CHAPO' GUZMÁN: SU DETENCIÓN, FUGA, recaptura, EXTRADICIÓN Y JUICIO EN IMÁGENES
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

A partir de hoy aumentó el transporte público en Sinaloa a $9.50 para camiones sin aire acondicionado y $10.50 y $11 con aire, ¿estás de acuerdo?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES