Opera BOM en Mazatlán


En la víspera de que la Guardia Nacional haga su arribo a territorio sinaloense, en Mazatlán ya desfila el viejo esquema de Bases de Operaciones Mixtas (BOM).

Fuentes militares confirmaron que la coordinación en operativos de seguridad ya es un hecho y es en el primer cuadro de la ciudad y la Zona Dorada donde han focalizado su presencia.

Se precisó que Policía Naval, Policía Militar y Policía Federal mantienen el operativo en vehículos propios y pernoctan en la Zona Naval, todos controlados por la Armada y con uniforme propio, ninguno con alusión a la creación de un grupo nuevo.

Mientras que en la Ciudad de México se mantiene la discusión respecto a la participación de esta nueva figura que propuso el presidente Andrés Manuel López Obrador, en Mazatlán es cada vez más fuerte la ausencia de la Policía Militar a bordo de las patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

La escasa presencia que en las últimas semanas se observó de estos grupos militares, fue justificada por personal castrense bajo el argumento de que se les concedía permiso por ser días festivos y la presencia era sólo “la indispensable”. Pero sí mantienen ocupado el Centro de Seguridad Ciudadana.

Hace dos años, el 6 de enero de 2017, llegó por primera vez a Mazatlán el primer contingente de Policías Militares.
Su presencia estuvo justificada, al igual que en 2018, con la firma de convenios de colaboración que el gobernador Quirino Ordaz Coppel hizo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ambos con vigencia de un año, a excepción del firmado el año pasado, que ante la llegada del nuevo secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval González, finalizó el 30 de noviembre.

La presencia de la Policía Militar y la firma de convenios entre el ejecutivo estatal con el ex secretario Salvador Cienfuegos, fue el argumento de Ordaz Coppel para erogar 742 millones de pesos, fuera de presupuesto, en ejecución de proyectos y capacitación, además del costo de 40.6 millones mensuales por la presencia de los militares, que se limitaron a acompañar a las policías militares a bordo de las patrullas de cada corporación.

La política de Ordaz Coppel para militarizar a las secretarías y direcciones de seguridad pública de los 18 Ayuntamientos con titulares de perfil castrense fue el inicio de una estrategia que al día de hoy no ha dejado clara la diferencia a la de sus antecesores, pues los eventos violentos siguieron cobrando vidas tanto en las zonas urbana y rural, como en la serrana.

Ante el término de los convenios que el Gobierno del Estado de Sinaloa firmó con la Sedena para justificar la presencia de militares, fuentes federales revelaron que a las entidades federativas se les estaría dando la opción de formalizar esa colaboración con las regiones militares que les correspondiera.

Por lo pronto, el patrullaje del antiguo esquema de las BOM opera en el puerto, y la presencia de patrullas de la Policía Estatal es cada vez más evidente.

Artículo publicado el 13 de enero de 2019 en la edición 833 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.