Trailero alega secuestro y amenazas para llevar droga a EU

garita

Los cárteles han desarrollado novedosos métodos para pasar droga hacia Estados Unidos: desde esconderla en el cuerpo de personas, a paquetes que simulan frutas, tamales o tortas y hasta en drones.

Además han usado mulas ciegas, aquellas personas a las que les esconden la droga en su vehículo sin que se den cuenta, pero también hay quienes alegan que los secuestraron y amenazaron de muerte para llevar un cargamento.

Uno de ellos es el sinaloense Enrique “V”, quien  asegura que fue secuestrado y retenido durante varias horas y luego lo dejaron en libertad y le devolvieron su tráiler en el que llevaba chiles.

Según su defensa, los secuestradores le dijeron que continuara su camino hacia Estados Unidos y que ya estaba todo arreglado para que pasara la frontera con más de 6 toneladas de mariguana, pero en la segunda revisión en la garita fue detenido.

El acusado alega que fue amenazado para llevar la carga.

Está acusado de conspiración para poseer mariguana con intención de distribuir y posesión de mariguana con la intención de distribuir y conspiración para importar mariguana e importación de mariguana y en prisión.

De acuerdo con los documentos de la Corte de Arizona, en mayo Enrique partió de Los Mochis con un cargamento de chiles.

Después de salir de Los Mochis realizó varias paradas en casetas de peaje y un puesto de control, donde los pimientos fueron descargados y sometidos a perros detectores de drogas, según su defensa.

Una noche antes del arresto salió de la carretera para revisar la plataforma, en Magdalena, Sonora; y dos vehículos se detuvieron y bajaron hombres armados, quienes lo subieron por la fuerza en uno de los autos.

Según su versión, lo colocaron boca abajo en el piso del vehículo y los hombres le dijeron que necesitaban su camión y si él no estaba de acuerdo en hacer lo que ellos querían, lo matarían.

Uno de los hombres se llevó el camión y los demás se quedaron con él y le quitaron su billetera y su celular.

Horas después le devolvieron el camión y le dijeron que siguiera su ruta como de costumbre y que si decía algo lo iban a matar.

También asegura que le dijeron que si no seguía las órdenes, asesinarían su familia.

Declaró que no le dijeron que habían hecho con el camión pero él asumió que habían puesto drogas para que las cruzara a Estados Unidos.

Cuando tomó el camión y siguió su camino, creía que un vehículo de los secuestradores lo estaba siguiendo.

Mientras estaba en México, se detuvo en una parada de camiones por unas horas y en algún momento, durmió en el camión.

Más tarde, recibió una “luz verde” en la aduana mexicana en Nogales, por lo que su camión no fue registrado.

El acusado no dijo nada en la aduana mexicana sobre lo que había sucedido porque creía que alguien podría haber estado vigilando.

Al ingresar al Puerto de Entrada Mariposa tampoco dijo nada sobre el secuestro y su sospecha de que habían colocado drogas en su camión, por temor a que los grupos delincuenciales tuvieran gente en las aduanas que les podían informar.

En total localizaron 6 mil 230 kilos de mariguana ocultos entre las jabas con chiles.

Al chofer lo pasaron a segunda revisión y fue ahí donde encontraron la droga oculta entre los chiles.

La defensa presentará el testimonio de un sicólogo que evaluó al acusado y lo diagnosticó con estrés postraumático.

El experto explicará los síntomas del acusado y cómo el trastorno pudo haberlo afectado desde el punto en que sus secuestradores lo liberaron hasta que llegó al puerto de entrada de los Estados Unidos y durante la entrevista posterior.

El sicólogo señala que al chofer se le agudizó el estrés postraumático después del secuestro, ya que en 2015 había sido herido de bala cuando quedó en medio de un tiroteo.

El chofer circulaba en el camión en Magdalena, Sonora, cuando se inició un tiroteo entre grupos delincuenciales y mientras trataba de huir recibió un disparo en la espalda.

El abogado presentó un parte policial de ese tiroteo para afirmar que padecía estrés postraumático y se le agudizó con el secuestro, por lo que se le dificultaba participar en la toma de decisiones después del plagio y dar aviso a las autoridades.

De acuerdo con el informe, el trailero es propietario de un camión y durante 23 años ha tenido visa estadounidense para entregar bienes comerciales y ha entrado regularmente al país.

La Fiscalía trató de impedir que la defensa presentara el testimonio, pero el juez lo admitió para el juicio.

El arquitecto que convenció al Juez

En 2012, un arquitecto mexicano alegó que lo amenazaron para pasar droga y logró convencer al Juez, pero aun así fue condenado a una pena menor.

El mexicano Eugenio Vázquez fue detenido con 5 kilos de cocaína en su vehículo, en el puerto de entrada de San Ysidro.

Según un comunicado, el Juez dijo que el arquitecto fue capaz de convencer al gobierno de que fue obligado a cruzar la frontera con los estupefacientes.

El acusado aseguró que un grupo criminal lo amenazó con asesinar a su familia en San Diego para que pasara la droga.

La sentencia pudo haber sido una mínima de 10 años pero el Juez aceptó su defensa de que fue forzado a transportar la droga y lo condenó a seis meses de prisión.

Artículo publicado el 9 de diciembre de 2018 en la edición 828 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 851
12 de MAYO del 2019
COLUMNAS
OPINION
Ñacas y Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES