septiembre 22, 2019 11:20 pm

Pierde una de sus piernas y acusa al IMSS de Mazatlán de negligencia

negligencia (2)

José Olivares Alcántara, de 50 años de edad, acusa que por negligencia de médicos de la Clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Mazatián, perdió su pierna derecha al desangrarse durante cinco días sin la atención adecuada.

“Los 23 días que estuve internado fueron de pura negligencia, no me hicieron estudios ni radiografías, no estuvo nadie atendiéndome adecuadamente como requería”, denuncia.

El 25 de mayo a las 13:00 horas, en el patio de su casa, Olivares Alcántara operaba un rehilete eléctrico de alta velocidad de los que utilizan los herreros para cortar materiales y fabricar puertas y ventanas.

Mientras maniobraba el cortador eléctrico se quebró el filoso disco y sobrevino el accidente que le causó graves lesiones en su pierna derecha y que lo llevó a la sala de urgencias del IMSS.

“Yo estaba bajo tratamiento porque no tengo pulmón izquierdo; el derecho me trabaja el 20, 25 por ciento, y el corazón me creció un 15 o 25 centímetros más, pero no me trabaja una tercera parte”, explica.

Con esos antecedentes, agrega el denunciante, requería de la participación de médicos especialistas en cirugía vascular y el angiólogo durante la intervención quirúrgica practicada por el doctor Zamudio, pero nunca se presentaron.

Sostiene que el cirujano angiólogo se negó a estar presente en la operación para practicarla la ecografía Doppler y observar la adecuada circulación de la sangre en las venas.

Desde la perspectiva de Olivares Alcántara, no sólo el angiólogo habría incurrido en negligencia, sino también el médico que le hizo la cirugía.

“El doctor Zamudio dijo que en cuanto bajara la inflamación me iban a hacer una cirugía para ponerme una placa, pero pasaron 23 días, tiempo que no se me atendió adecuadamente”, enfatiza.

Cuenta que estuvo cinco días desangrándose, y que sólo recibió atención de enfermeras y enfermeros que nada más cambiaban las vendas.

“Se tardaron en hacerme la cirugía, estaban esperando que soldaran los huesos, pero no iban a soldar porque los huesos estaban para ningún lado”, asegura.

El damnificado sostiene que el doctor Zamudio, quien hizo de “improviso” una primera operación en su pierna, había comentado que bajándole la inflamación le haría otra cirugía para “alinearle” todos los huesos que estaban dañados. Pero el procedimiento médico nunca se realizó.

Relata que cuando lo sacaron del quirófano fue trasladado al “tercer nivel” donde permaneció una semana y a la siguiente lo subieron al “quinto piso”, en el que soportó durante 15 días el abundante desangrado de su pierna.

Aunado a la negligencia de los médicos, una de las enfermeras le retiró la anestesia raquídea que le habían aplicado para calmar el agudo dolor y el sufrimiento que le produjo la cirugía practicada.

—¿Por qué la enfermera le quitó la anestesia raquídea?

—Tonterías e ignorancia de la enfermera, de hecho esa noche, el doctor de urgencias se molestó mucho porque me la quitó; la buscó porque fue cuando salió de su turno. El doctor la buscaba y no la encontró y estaba súper enojado, porque tuvieron que darme otro piquete para ponerme la raquea. Y entonces se alargó mucho esto, y yo estuve a punto de morir sin ser atendido con eficiencia en el hospital.

—¿Cuándo lo dieron de alta a usted del hospital?

—Me dieron de alta voluntaria porque mi muchacho (su hijo) me sacó para que me hicieran otra cirugía por fuera (en una clínica privada), en la cual yo tuve que hacer los gastos, mi muchacho hizo los gastos.

“Si no me saca del Seguro Social, yo ahí un día más me hubiera muerto, porque yo salí con 4.5 de hemoglobina, que es sangre en el cuerpo, si el angiólogo hubiera estado desde el primer momento que me hicieron la cirugía, hubieran hecho lo adecuado porque era la vena principal y seguramente hubieran salvado mi pierna desangrada durante cinco días”.

Director del IMSS

Entrevistado sobre la acusación del derechohabiente, el médico Armando Félix Ortiz, director del Hospital General de Zona Doctor Héctor González Guevara, niega que hubo negligencia médica.

Sostiene que el paciente ingresó el 27 de mayo con daño severo en su pierna y fue atendido de acuerdo al protocolo médico antes y después de ingresar al quirófano, recibiendo los cuidados adecuados.

Félix Ortiz rechaza la versión de que el paciente se estuvo desangrando, porque desde que ingresó al hospital se le realizaron las curaciones a su pierna, pero solicitó alta voluntaria para buscar otra opinión médica.

Asegura que se han dado casos de pacientes que ante la posibilidad de que su pierna sea amputada, salen voluntariamente a pedir otra opinión médica en clínicas particulares, pero debido a la severidad de las lesiones, finalmente terminan practicándoles la amputación.

Comisión Nacional de Arbitraje Médico

En el prólogo del libro La responsabilidad en el Ejercicio Médico, Irving F. Dobler López, Médico Especialista en Cirugía General, Servicios de Salud en Sinaloa, Médico de Traslado de Pacientes de Urgencia del Instituto Mexicano del Seguro Social, y Licenciado en Derecho, se hace un cuestionamiento.

“¿Qué es lo que ocasiona el aumento exponencial de demandas y denuncias por responsabilidad profesional? La respuesta no es fácil, toda vez que influyen diversos factores en la génesis de estos conflictos. El paciente es cada vez más consciente de sus derechos y de las obligaciones de los médicos, conciencia adquirida sobre todo a través de los medios de comunicación masiva, mediante información no siempre veraz y por lo general incompleta, la cual cambió la tradicional actitud sumisa del paciente por una actitud demandante de cumplimiento de sus derechos, actitud que genera en el médico, antes acostumbrado a la toma de decisiones unilateral, el temor a perder su autoridad”.

Artículo publicado el 9 de diciembre de 2018 en la edición 828 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

One Response

  1. hay muchas enfermeras muy buenas en el seguro social amables atentos serviciales porque de veras tienen esa vocación, hay otras que van de malas y aparte de que hay gente enferma ellos enferman más a los pacientes con su actitud negativa y cortante grosera, igual pasa con algunos doctores, pero en especial el subdirector es un pedante grosero y será los aires de Papa cuando va a revisar los pisos …VA en cada cuarto lleva toda su corte detrás de él y se cree poderoso pero es un don nadie miserable persona que es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 869
22 de septiembre del 2019
GALERÍA
Cientos de personas acuden al "Grito" de Independencia en Culiacàn
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

El Congreso llamó a comparecer al Alcalde Jesús Estrada Ferreiro y a dos funcionarios municipales más por la muerte de Alejandra Terrazas, ¿quién crees que debe ser llamado también?:

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral