Colectivo RecuperArte, un oasis en medio del infierno

recuperarte 2

El colectivo RecuperArte prepara relanzamiento con intervención en la 6 de Enero

Son un oasis en medio del infierno. Son la apuesta más importante de la sociedad civil en Culiacán en los últimos años. Así se refirió Javier Valdez Cárdenas al colectivo RecuperArte. Y la ciudad está necesitada de sensibilidad, de asombro. Por ello un puñado de jóvenes, de artistas y de inconformes crónicos vuelven para sembrar la semilla.

Nacido en 2012, el colectivo RecuperArte hace intervenciones culturales en lugares marginados, donde sin pretenderlo comenzaron una lucha entre dos mundos: la violencia cotidiana frente a ciudadanos anónimos con sed de paz. Ellos se unieron porque quieren a través de las artes crear unión.

Primero rehabilitaron casetas de policía, las cuales, vandalizadas, cubrían con capas de pintura blanca para posteriormente crear ahí murales con mensajes incluidos. También recuperaron la Concha Acústica del Centro Cívico (parque) Constitución.

Era un pequeño grupo de niños, jóvenes y adultos armados de brochas y pinceles. La algarabía y el relajo. De repente el pequeño grupo se fue nutriendo. Son ahora casi un ejército.

Y después de una ausencia, sus integrantes encontraron con la muerte de Javier Valdez un punto de inflexión. Poco a poco reunieron fuerzas y será el 13 y 14 de octubre en que vuelvan a la acción en la colonia 6 de Enero. La situación lo amerita.

“Decidimos hacer el festival en la colonia 6 de Enero por las recientes afectaciones en que se vieron los habitantes”, explica Olivia Molina, integrante del colectivo. La justificación, además de la situación de emergencia que atraviesa esa zona de Culiacán, es que ellos son jóvenes que han trabajado siempre en la calle.

Poco a poco y entre pláticas, integrantes del equipo como Alex Lópex, Dante Aguilera, Karla Lugo, Natalia Reyes, Cristina Montoya, Marco Peregrina, Oliver Efecto, América Armenta, Mariel Yee, Adriana López y otros junto con Olivia, fueron coincidiendo cada vez más en la necesidad de volver.

Después de un tiempo sin actividad constante, el colectivo resolvió volver a lanzar esa semilla, y esta vez va más organizado y más fuerte, con un festival que tendrá duración de dos días y con un programa enfocado para toda la familia.

Ahí, artistas locales como “Anarky Gang”, las chicas de Martes de Poesía, la cantautora Rotceh, el grupo “Del tingo al tango” y “Delta Teatro” con obras infantiles estarán participando sin costo alguno. El fin siempre ha sido sembrar, nada más.

“Decidimos volver también, no solo porque lo creemos necesario, pues las demandas y por lo que nosotros nos movemos siguen siendo las mismas que cuando recién nos activamos en el 2012, la violencia sigue, las televisiones siguen encendidas y necesitamos de los colores y la cultura”, explica la activista.

“Pero también porque nosotros hemos trabajado así, en la calle, directamente en las colonias y  creemos que se puede hacer una unión bonita en la comunidad, así nos ha pasado en intervenciones pasadas. Los vecinos se apropian del espacio siendo parte de la intervención del mismo”, añade.

El mismo Javier Valdez fue parte del colectivo. Intervenciones como la llevada a cabo en el teatro griego del Parque Ernesto Millán Escalante, hoy ocupado por efectivos de la Marina, así como en la colonia 5 de Nayo en 2013, son algunos de los más emblemáticos.

“Está también un detonante clarísimo en la vida de RecuperArte: la muerte de Javier. Fue para todos nosotros una sacudida tanto al colectivo y como individuales, a él le debemos la credibilidad que en algún punto se nos dio y volver a leer lo que escribió de nosotros, el libro que nos dedicó, la fe y el cariño con que vio a RecuperArte nos hizo querer seguir siendo esa semilla, ese oasis en el desierto como a sus ojos lo era el colectivo”, señala Olivia.

“Y platicándolo, pues sin dudar nos volvimos a organizar, y que mejor que un festival comunitario para el relanzamiento de este proyecto al que todos nosotros le metemos el corazón y mucha esperanza”, añade.

En una ciudad donde todo es narco los espacios culturales son más que necesarios. Pero esta vez las condiciones son diferentes. Acudir a un sitio devastado por las lluvias en donde además tres mujeres fueran arrastradas por la corriente del arroyo del Piojo. Dos de ellas permanecen sin ser encontradas.

Por eso la insistencia. Los integrantes del colectivo persisten. Aseguran que la acción es la única semilla. Y de ahí la necesidad de volver. Hay talleres que son también para toda la familia, donde mostrarán cómo llevar a cabo grabados, “stickers” en serigrafía, bordado, títeres, masa moldeadora, y por supuesto, las pintas de murales.

Artículo publicado el 7 de octubre de 2018 en la edición 819 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.