julio 22, 2019 5:29 pm

En juicio ocho asesinatos de mujeres cometidos por mujeres

feminicidio cecilia
EL ASESINATO DE CECILIA.

Las mujeres también cometen feminicidios. Aunque son pocos los casos, la Fiscalía ha llevado ante jueces a mujeres por asesinar a otras mujeres.

Desde que se tipificó el delito en 2012, ocho han sido acusadas.

Feminicidios, cada vez con más saña https://bit.ly/2vJDzGd

En el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, puesto en marcha desde 2014, apenas llegó ante el Juez el primer caso en el Centro de Justicia Penal de la región Centro.

De acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado, en la entidad se han cometido 236 feminicidios desde 2012.

En 2012, dos mujeres fueron imputadas por ese delito, de 2013 a 2016 hubo una imputada cada año y en 2017 fueron dos.

Entre ellas están María Guadalupe, acusada del feminicidio de su hija Alexia de 2 años de edad; y el de Martha Larissa, imputada por el feminicidio de su cuñada Cecilia, quien murió por asfixia y quedó semi calcinada.

Reporta la CDDHS mil 936 homicidios y 85 feminicidios en periodo de Quirino https://bit.ly/2QEtByq

Ambas participaron en el crimen junto con otras personas, la primera de ellas con su concubino; y la segunda con otros cómplices.

Los casos en los que las mujeres son presuntas responsables, ocurrieron cinco en Culiacán, dos en Mazatlán y uno en Los Mochis.

El caso más reciente llevado ante un Juez ocurrió en Culiacán en 2017 y vinculado a proceso penal el 5 de septiembre pasado.

Sandra Gabriela y Diana están acusadas del feminicidio de Jazmín, de 19 años.

La víctima murió en un centro de rehabilitación después de que sus compañeras la ataron de pies y manos, le pusieron un calcetín con excremento en la boca, la amordazaron y se asfixió.

Muere interna de centro de rehabilitación por broncoaspiración https://bit.ly/2NXQ2QC

Fue alrededor de las 15:00 horas del 27 de noviembre, en la colonia Miguel de la Madrid.

Era la segunda ocasión que la joven ingresaba a ese lugar por problemas de drogas. La primera vez fue en julio de 2017 y en ese entonces estaba embarazada.

Jazmín estaba sentada en un sofá en la segunda planta cuando de pronto tuvo un ataque y empezó a gritar que se quería ir, que le hablaran a su papá para que la sacara de ahí.

Una interna de 16 años se acercó y le dijo: “para que te sigas drogando”, se dio la vuelta y Jazmín le asestó un golpe en la espalda por lo que empezó una discusión.

Luego Jazmín se empezó a golpear contra las paredes y se puso violenta con sus compañeras.

La directora no se encontraba porque había ido a recoger a una mujer para recluirla y la interna encargada de la seguridad, junto con otras compañeras, esposaron a Jazmín “por su seguridad” para evitar que se hiciera daño ella sola o a sus compañeras.

La joven siguió gritando que se quería ir y entonces Sandra Gabriela y Diana la tiraron al piso boca abajo y quedó con las manos esposadas hacia atrás.

Una de ellas tomó una cobija y rompió un pedazo que usó para amarrar los pies de Jazmín y luego le ataron los pies a las manos.

Como seguía gritando, Sandra le dijo a Diana que buscará un calcetín, “el más sucio”; y la mujer fue por la prenda y se dirigió al baño donde lo metió a una de las tazas que tenía excremento.

Con el calcetín impregnado de desechos regresó a donde estaba Jazmín y mientras Sandra le detenía la cabeza se lo metió en la boca.

Para que no lo arrojara, le colocaron un pedazo de cobija como mordaza; y con otra tira le amarraron la cabeza hacia las manos, de donde también habían sujetado los pies.

La víctima, narraron las internas, quedó en posición de “alacrancito”.

Cuando la directora volvió, desataron a Jazmín ya inconsciente. La trasladaron a la Cruz Roja, donde los médicos trataron de auxiliarla pero ya estaba muerta.

Del Centro de Rehabilitación se comunicaron con el padre para decirle que su hija se había puesto mal y se trasladó a la clínica.

La joven presentaba marcas en las manos, pies y boca, por lo que agentes policiales iniciaron a investigar la muerte.

El médico forense estableció que murió por asfixia por sofocamiento.

En diversas entrevistas, compañeras de Jazmín narraron lo que había ocurrido aquella tarde.

La Unidad Especializada en Violencia contra las Mujeres, la Familia y Grupos en estado de Vulnerabilidad solicitaron órdenes de aprehensión para Sandra Gabriela y Diana, quienes fueron detenidas el 27 de agosto.

El Juez consideró que había elementos de prueba suficientes para presumir la posible responsabilidad y dictó auto de vinculación a proceso por el delito de feminicidio.

 

Feminicidas de sus familiares

A María Guadalupe, de 18 años, también la acusaron de feminicidio, pero agravado en razón de parentesco. La víctima era su hija Alexia de apenas dos años de edad.

Según la Fiscalía, la joven fue cómplice de su concubino Gabriel, quien también fue acusado del mismo delito.

La niña murió por golpes en enero de 2014, cuando su abuela materna la llevaba al Hospital General pero llegó muerta.

La abuela trató de engañar a los médicos y policías argumentando que los moretones que llevaba la menor eran por una enfermedad.

En la autopsia se determinó que los hematomas eran por golpes que le habían provocado una hemorragia interna, la cual le causó un choque hipovolémico.

De acuerdo con las investigaciones, ese día la menor fue golpeada porque se había orinado en la cama, incluso le dieron una mordida en una de las piernas.

Días después fue detenido el padrastro y en mayo la mamá, ambos acusados de feminicidio agravado en razón de parentesco.

Otro caso es el de Martha Larissa, quien enfrenta un proceso por feminicidio agravado y también por robo agravado y robo con violencia contra las personas.

La víctima es Cecilia, de 25 años, quien era familiar de Martha. La joven fue encontrada semi calcinada en la cajuela de un vehículo en la sindicatura de Villa Unión, en Mazatlán, el 21 de abril de 2016.

Encuentran el cadáver de una mujer en la cajuela de un vehículo en Villa Unión https://bit.ly/2D8VTi2

Según la Fiscalía, Martha y otras personas entraron a la casa de Cecilia para robar el dinero que ella guardaba en su recámara, en la colonia San Rafael, en Culiacán.

La joven fue sometida y atada de pies y manos y luego la metieron en la cajuela de un automóvil Bora, propiedad de la familia de Cecilia.

Con una grúa llevaron el vehículo hasta Villa Unión donde le prendieron fuego.

Cecilia murió por asfixia por sofocamiento y su cuerpo quedó semi calcinado.

En septiembre, Martha fue detenida y acusada de feminicidio agravado por relación de parentesco.

Artículo publicado el 16 de septiembre de 2018 en la edición 816 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 860
21 de JUlIO del 2019
GALERÍA
Lluvias provocan afectaciones en culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

A partir de hoy aumentó el transporte público en Sinaloa a $9.50 para camiones sin aire acondicionado y $10.50 y $11 con aire, ¿estás de acuerdo?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES