Alcalde electo de Ahome inicia ‘cuarta transformación’ buscando reconciliación

chapman y priistas
CHAPMAN CON PRIISTAS. ‘Espacios para todos’.

Era un festejo especial para el grupo de priistas, los chinistas, excluidos de la toma de decisiones cupulares desde hace un sexenio. Su fundador, Esteban Valenzuela García cumplía 70 años de edad y lo festejaba en su casa de descanso: la Casona, en el ejido 20 de Noviembre.

Pocos lo sabían, pero los asistentes estaban a punto de presenciar el primer acto de reconciliación post electoral, que posteriormente dividiría opiniones y obligaría a un acelere político.

Muchos exclamaron un ¡Aaahhhhh! largo, y uno que otro alguna grosería ¡ah cabrón!, pero sorprendidos ambos porque de la vagoneta de color blanco y modelo reciente descendían el alcalde sustituto Manuel Urquijo Beltrán, el con licencia definitiva y actual secretario de Desarrollo Sustentable en el gobierno de Quirino Ordaz Coppel, Álvaro Ruelas Echave, y el alcalde electo, Manuel Guillermo Chapman Moreno.

A la vista de todos, los tres bromearon. Y saludaron a los asistentes. También felicitaron al anfitrión.

Como una sola familia se sentaron en la mesa, cada quien acompañado de su propio escudero. Departieron sin problema alguno, y ofrendaron respetos mutuos, prometiéndose estar en contacto para futuros acuerdos.

Los tres se dijeron ser organizadores del encuentro y aumentaron la confusión, pero rectificaron y coincidieron en que la comida sirvió para bajar los mejores proyectos para el desarrollo de Ahome.

El encuentro levantó ámpulas electorales, y una andanada de señalamientos en contra de Chapman Moreno, quien ni se inmutó.

El Billy, como se autodenomina el presidente municipal electo no se detuvo allí y continuó sus acercamientos con priistas relegados por su propio partido y por los arribistas juniors que se apropiaron del organismo. Y en otro ejido, en el Vallejo, repitió la escaramuza. Pero ahora estaba con los ex diputados locales Ana Menchaca Saquelares y Fernando Zapién Rosas, y con las lideresas Martha Wilson, Mayra Pacheco, Marissa Douriet, Alma Delia Castañeda, entre otros. Allí refrendó que tendría espacios para todos los grupos políticos, propios y ajenos, con miras a la reconciliación post electoral para que Ahome logre un mejor futuro.

REUNIÓN.

“Jamás administraré al municipio para favorecer a un particular, a un sector social, a un sector productivo, a una familia o a un capital económico, porque sería igual a traicionar la confianza que los electores me otorgaron en la pasada jornada cívica que expulsó a los tecnócratas de las riendas gubernamentales por la desesperanza que provocaron en las raíces de México, de Sinaloa, del municipio de Ahome”.

El encuentro también tuvo consecuencias, pero para los denominados “priistas puros”. Chapman prosiguió con su estrategia.

Unió los hechos a las palabras y en menos de 36 horas se replegó con su grupo inicial dentro del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a quienes pidió cohesión, y estos cerraron filas en torno a su alcalde. Chapman se los agradeció. Pero también los retó a un mayor sacrificio, cuando sean gobierno pues enfrentarán una gran desesperanza ciudadana y el descrédito político de los que se van. “Tenemos que resolver las carencias de los marginados, en una tierra con tanta riqueza”.

Y a los suyos les adelantó: “Me voy a reunir a desayunar con ex alcaldes de Ahome de todos los partidos, incluyendo con el ex gobernador Mario López Valdez. Se trata de una reconciliación para iniciar con tranquilidad la ‘cuarta transformación de Ahome'”.

Explicó que las denostaciones de quienes le critican su proceder al acercarse a quienes se considerarían sus enemigos políticos no le asustan porque están alejadas de la realidad.

“He tenidos muchas reuniones y habrá más. Me debo a la gente que nos dio sus votos y a ellos voy a responder, aunque sé que hay desesperanza y desilusión.

“Será muy difícil en las condiciones actuales. Nos entregaron un país destrozado económica y moralmente. Es cierto que hay ciudadanos, hombres, que quieren iniciar este gran cambio, esta gran transformación del municipio, pero hay que sumarlos a la causa. Me toca a mí el trabajo arduo, cercano a la gente. Lo que más me va ocupar son los problemas sociales, vamos a consultar al pueblo para atender los problemas públicos necesarios, sin hacer distinción de ninguna naturaleza hacia la gente”.

Con la asamblea de una fracción de morenistas, el presidente municipal electo apaciguó las críticas, pero continuó en su recorrido municipal realizando las asambleas de barrio.

Incluso adelantó que la entrega-recepción comenzaría el 18 de septiembre, para lo cual ya estarían listos los funcionarios virtuales.

Artículo publicado el 9 de septiembre de 2018 en la edición 815 del semanario Ríodoce

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 851
12 de MAYO del 2019
COLUMNAS
OPINION
Ñacas y Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES