julio 18, 2019 7:28 am

El sur del estado, tierra sin ley

sierra rosario 1
SIERRA. De Rosario.

El domingo 29 de julio ocurrió lo inminente: grupos rivales se enfrentaron a balazos en la sierra de Rosario.

Después de especulaciones y falsos reportes, se confirmó que en el enfrentamiento habían muerto seis personas.

La escena que hallaron los policías estatales y los militares era por sí sola macabra; degollados y con ambas manos atadas a la espalda, los cuerpos dieron cuenta del saldo de aquella refriega.

No hay una versión oficial que señale a las cinco víctimas como el resultado de ese cruento hecho.

Ese domingo, en medio de Charco Hondo y La Rastra, las ráfagas de los fusiles dejó casquillos percutidos calibre 7.62×39. Aparentemente el saldo entre los hombres provenientes de la cabecera municipal, El Rosario, Cacalotán y Buena Vista, pertenecientes a un grupo, no logró su cometido con sus rivales, de Charco Hondo.

El primer antecedente al que se remitieron las autoridades federales fue la ejecución de cuatro hombres que el 25 de junio fueron hallados adentro de bolsas negras en las inmediaciones de Buena Vista.

La privación ilegal de la libertad de seis personas, entre ellas dos mujeres y cuatro hombres, mantuvo en expectativa a las autoridades por más de 24 horas, al especularse que habían aparecido ejecutadas cerca de una escuela de San Marcos Otatitán.

No pasarían muchas horas para que un convoy militar que llegó a la zona de conflicto hallara a las mujeres y hombres caminando en fila india por una brecha cercana a ese poblado. El reporte emitido fue en el sentido de que los captores al ver la presencia militar, abandonaron a sus rehenes.

Las 48 horas que transcurrieron después del enfrentamiento coincide con el tiempo que se estima fueron ejecutados los cinco hombres hallados el 1 de agosto.

Esta situación mantiene en alerta al Ejército, que ha recibido reportes continuos respecto a la presencia de grupos armados en la sierra, no solo de Rosario, sino también de Concordia, en el área de El Verde, Cerrito y Naranjos, donde se tendrían identificados a los líderes.

Por lo pronto, ante un inminente brote de hechos violentos en la sierra del sur de Sinaloa, en Rosario ya empezó el desplazamiento de familias, como en Palmarito, donde autoridades federales revelaron que solo se ha observado la permanencia de una familia; el resto ha emigrado en busca de mejores condiciones de seguridad.

Artículo publicado el 5 de agosto de 2018 en la edición 810 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

One Response

  1. y los guachos que paso no que ellos ivan a terminar con la inseguridad quesque venian de la super corrupta sedena y no se cuanto mas bombo y platillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 859
14 de JUlIO del 2019
GALERÍA
EL 'CHAPO' GUZMÁN: SU DETENCIÓN, FUGA, recaptura, EXTRADICIÓN Y JUICIO EN IMÁGENES
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

En Culiacán hay empresas que gestionan becas del programa Jóvenes Construyendo el Futuro a cambio de 'moches' y sin que el becario tenga que trabajar, ¿aceptarías una?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES