jueves, enero 20, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Diputados se ‘echan’ atrás y retiran respaldo económico al Hospital Pediátrico

 

Producto del aumento a combustibles, en enero de 2017 diputados locales de la actual Legislatura resolvieron ante la presión social y como una supuesta medida de austeridad, renunciar a las prestaciones de combustibles y transportación de 15 mil y 12 mil 500 pesos, respectivamente.

El donativo sería de manera mensual y el monto recaudado entre los 40 legisladores asciende a 1.1 millones de pesos. La cantidad quedó dividida al final en tres rubros: educación, apoyo social y salud con 366 mil 666 pesos para cada uno. Al año el monto asciende a 4 millones 399 mil 992 pesos para cada rubro.

En el debate del Punto de Acuerdo aprobado el 10 de enero de 2017, los diputados señalaron que los recursos obtenidos tendrían como destino el Hospital Pediátrico de Sinaloa (HPS) en la sección de Oncología, y al fomento y desarrollo de las Micro, Pequeñas y Medianas empresas y a un programa de becas.

Sin embargo, en el caso del HPS los recursos llegaron solamente una vez. El lunes 22 de mayo de 2017, diputados hicieron entrega de un cheque simbólico a autoridades del nosocomio. Y la explicación de la actual legislatura cae en contradicciones. El destino del apoyo es incierto.

En ese 10 de enero, el diputado del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) Roberto Ramsés Cruz Castro, entonces Presidente de la Mesa Directiva, señaló.

“Me refiero a que este dinero se pueda ir y así se propone en este Punto de Acuerdo, al área de Oncología del Hospital Pediátrico aquí en Culiacán, Sinaloa; ese dinero, dice un dicho, no hay mal que por bien no venga, el gasolinazo ha sido un enorme mal, pero con ese mal hoy podemos apelar a nuestra conciencia y al sentido más humano para que en lugar de que se quede en los vales de la gasolinas de los diputados, ese dinero se vaya al Hospital Pediátrico”.


Finalmente ese mismo día le fue turnado a la Junta de Coordinación Política, la Comisión de Hacienda Pública y Administración y la Comisión de Fiscalización del Congreso dicho Punto de Acuerdo que presentó Roberto Cruz después de un análisis realizado.

Y en el Punto Tercero del acuerdo, se lee:

“La renuncia que se hace tanto al apoyo por concepto de combustible y de transporte, es con el propósito de que dichos recursos sean destinados al organismo público descentralizado Hospital Pediátrico de Sinaloa, así como para programas de generación de empleo y fomento y desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas y a educación”.

La única evidencia de ese recurso data del 22 de mayo. Los demás meses con sus 366 mil 666 pesos no están comprobados. Son 11 meses en total de apoyo que no llegó al HPS, hasta que el martes 6 de febrero de este año, por un acuerdo de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), los diputados de todos los grupos parlamentarios redujeron su disposición a donar los fondos por concepto de gasolina y transporte.

Y al margen del acuerdo de ese 6 de febrero, el destino del recurso es incierto. Ernesto Saldaña García, del Colectivo de Defensa al Patrimonio Público, solicitó al Congreso del Estado evidencia de dichos apoyos.

“No sabemos dónde está el dinero porque el Congreso del Estado dice ‘información inexistente’ y el asunto es que la JUCOPO, en voz de Crescenciano Espericueta que debido a la nueva situación del Sistema de Salud de Sinaloa, se cancelaban los acuerdos”, señaló.

La explicación para cancelar el apoyo por parte de los diputados fue una supuesta “malinterpretación” en una declaración del Gobernador Quirino Ordaz Coppel, donde señalara que el cambio de figura legal del HPS —con su ingreso a los Servicios de la Salud de Sinaloa— dicho apoyo sería innecesario. Sin embargo, el apoyo, únicamente llegó un mes.

“Se solicitó dónde estaba el acuerdo de la JUCOPO para cancelar las donaciones y cito textual al secretario general del Congreso que es Simón Rafael Betancourt Gómez: cabe señalar que la Junta de Coordinación Política aún no ha tomado un acuerdo definitorio respecto a lo planteado por el solicitante —o sea, un servidor— siendo el caso que se sigue deliberando al respecto’. Qué quiere decir esto, pues que no hay un acuerdo de cancelación”.

“Salieron a decir que se cancelaban las ayudas al HPS y a las empresas y el acuerdo es inexistente. Simularon la ayuda desde un principio. No la quisieron dar, no existen evidencias, cancelaron un acuerdo que no cumplieron. El Congreso se burla abiertamente de la sociedad”, añade.

Y mientras el HPS se debatía entre permanecer como Organismo Público Autónomo y ser absorbido por los Servicios de la Salud de Sinaloa, casi 4.5 millones no llegaron nunca a sus arcas.

Artículo publicado el 11 de marzo de 2018 en la edición 789 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 990
16 de enero del 2022
GALERÍA
La erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.