Extraditarán a México a esposa del ‘Comandante Emilio’, acusado de secuestro

La Audiencia Nacional española acordó extraditar a México a Isabel M.G., esposa de Raúl Escobar Poblete, “comandante Emilio”, un conocido ex guerrillero chileno que contribuyó junto con su pareja al secuestro de una persona por la que pidieron 6 millones de dólares de rescate.

Según recoge el auto de extradición, el habitáculo donde estuvo recluida durante más de un mes la víctima, de más de 60 años, era tan pequeño que tenía características similares a “un cajón”.

En el secuestro estuvo involucrado el marido de Isabel, el chileno Raúl Escobar Poblete, que en realidad se hacía pasar por un ciudadano mexicano bajo el nombre de Ramón Alberto Guerra, y que ahora se encuentra en una cárcel de Guanajuato, acusado de secuestrar en 1991 a Cristian Edwards del Río, hijo del dueño del diario chileno El Mercurio, de acuerdo a EFE.

Las autoridades chilenas creen que el comandante Emilio, ex miembro de la organización terrorista Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), integró una banda criminal dedicada al secuestro de personas junto con el ex guerrillero Ricardo Palma Salamanca, condenado en Chile por el asesinato de un senador, en el que participó también Escobar Poblete.

La Audiencia Nacional de España dio luz verde a la extradición de su mujer, la española Isabel M., al considerar “la gravedad de los hechos”, ya que en México está acusada de un delito de secuestro agravado.

El secuestro se produjo en marzo de 2017 por algunos integrantes de la mencionada banda criminal, que obligaron a la víctima a escribir varias cartas de solicitud de recompensa, que luego le remitieron a su marido junto con un video en el que aparecía ella.

Incluso, los secuestradores intentaron hacer llegar a una tercera persona “un dedo humano”, que se presupone que era de la víctima.

Cuando detuvieron al comandante Emilio, éste llamó varias veces a su mujer, Isabel M. -en prisión provisional desde el pasado 16 febrero-, y le dijo “saca el paquete del cajón” que, según los investigadores, quería decir que liberaran a la víctima.

Además, durante el secuestro, Isabel llamó al marido de la víctima ofreciéndole su ayuda.

Sin embargo, las autoridades mexicanas cree que en realidad quería hacer de intermediaria para la negociación y así asegurarse de que la banda recibía el dinero del rescate y de que la Policía no estuviera interviniendo.

Durante la vista, la reclamada pidió no ser entregada al alegar que no conocía que su marido era chileno y dijo que había presentado una demanda de nulidad de matrimonio. Además, su defensa señaló que Isabel podía sufrir malos tratos en México y solicitó que fuese juzgada en España.

No obstante, la Audiencia Nacional señala que “las informaciones sobre la vulneración de los derechos fundamentales (en México) son genéricas e imprecisas y por lo tanto insuficientes a la hora de denegar la extradición interesada”.

Con información de EFE.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 851
12 de MAYO del 2019
COLUMNAS
OPINION
Ñacas y Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES