lunes, enero 17, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Endroga Alcaldesa Nubia Ramos la comuna de El Fuerte

 

LOS DESALOJADOS.

 

No tuvo de otra la alcaldesa de El Fuerte, Nubia Ramos Carbajal y optó por un préstamo de 10 millones de pesos para cerrar el ejercicio fiscal de su primer año de gobierno, toda vez que se cerraron las fuentes de financiamiento y se detuvo el pago de impuestos y derechos por contribuyentes.

 

El dinero fresco se destinará a gasto corriente, principalmente a nómina, confió este lunes la presidenta municipal a trabajadores sindicalizados que por segunda ocasión en el cierre del año se manifestaron en su contra por la tardanza en el pago de prestaciones laborales contempladas en el contrato colectivo de trabajadores. “Esperamos tener el préstamo de 10 millones de pesos para cubrirles lo que se les adeuda”.

 

Esa había sido una reunión programada por una manifestación anterior que se advertía manipulada, pero cuyos ánimos no se caldearon. “Fue pacífica, sin gritos ni pancartas”.

 

Aceptó que los trabajadores le reclamaron las prestaciones no cubiertas, pero dijo que el presupuesto que no aprobó le era inalcanzable para cubrir el contrato colectivo de trabajo que contempla “hasta las perlas de la virgen”.

 

“Nosotros vamos a cumplir con nuestra responsabilidad, y hasta allí. No puedo más. También vamos a renegociar el contrato colectivo, porque no se puede cubrir. Será austero, muy responsable”.

 

Maribel Barreras, lideresa sindical respaldada por Ramos Carbajal confió en la oferta de su patrona, y ofreció no pelear lo caído, sino las prestaciones actuales. Ella había llegado al cargo en marzo del 2017 con el respaldo de la presidenta, luego de que la administración decidiera despedir al líder Zenaido López Chacón, quien se enfrascó en una lucha por el control político-laboral, respaldado por el actual regidor José María Flores Torres, a la postre secretario de la comuna en tiempos de Marco Vinicio Galaviz Oláiz, enemigo político de Ramos Carbajal.

 

La edilesa no expuso más del crédito, pero atrás quedaron sus proyecciones de que requería cinco millones de pesos para cerrar el año fiscal sin problemas de paralización de la comuna. Se había esperanzado a que el gobernador Quirino Ordaz Coppel le prestara el dinero, o cuando menos no descontará las amortizaciones que mensualmente realiza por un crédito a costillas de las ministraciones de participaciones federales que el ex gobernador, Mario López Valdez adelantó al ex alcalde, Marco Vinicio Galaviz Oláiz, pero todo falló. Cuando más grande era la esperanza, el infortunio se acrecentó pues las participaciones federales también se redujeron.

 

“Cuando  te descuentan un millón de pesos mensuales, te pega en gasto corriente: nómina y servicios, y te mete en problemas con proveedores. Hay que apretarse el cinturón”, aceptó.

 

Ella había realizado cuentas alegres para cerrar el año y contemplado que financieramente era posible que la tesorería estatal le retuviera para el pago de aguinaldos. “Nos faltan cinco millones de pesos. Ya tenemos 45 millones de pesos disponibles. Ocupamos 50 millones de pesos para cerrar el año, pero le falló y endrogó al municipio.

 

“Equilibramos las finanzas. Diez meses sin obstrucciones. A veces hay que comer sopa, porque no hay p’al pollito, la carne o pescado”, dijo en forma coloquial.

 

En ese periodo, declaró, tuvo que enfrentar muchos problemas desde amenazas de embargo hasta el congelamiento de cuentas bancarias por adeudos de retenciones no enteradas al Sistema de Administración Tributaria (SAT), IMSS e Infonavit. “Tuvimos que pagar mucho dinero que no sabemos en dónde paró o qué se hizo con ellos por la administración anterior. Eso nos provocó muchos problemas”.

NUBIA RAMOS.

 

Yugo: garrote y bota

En la víspera, la alcaldesa Nubia Ramos Carbajal negoció llevar servicios a comunidades precarias de la margen derecha del río Fuerte bajo el control político de la agrupación izquierdista Antorcha Campesina, cuyos militantes le cumplieron la advertencia de que se plantarían a las afueras del palacio de gobierno hasta que fuesen atendidas sus demandas.

 

En asamblea de conciliación, la edil aceptó replantear la construcción de 55 casas y construir servicios como agua potable, drenaje sanitario, rehabilitación de caminos, pisos, techos, y cuartos de tabique en comunidades de Agua de las Arenas, Tres Garantías, Kilómetro 19 y Las Panguitas.

 

“Voy a cumplir lo posible, no lo ideal, porque no hay recurso que alcance”.

 

Además, aceptó revisar los expedientes, pues entre la versión oficial y la de los solicitantes hay incongruencias. Mientras llegaba la revisión, los antorchistas decidieron mantener el plantón en la entrada principal del palacio.

 

La madrugada del viernes, Ramos Carbajal ordenó el desalojo de los antorchistas. Ofreció cumplir, se mostró agradable y conciliadora, pero terminó con un yugo: garrote y bota para manifestantes.

 

El secretario de la comuna Favián Cota confirmó el desalojo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 990
16 de enero del 2022
GALERÍA
La erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.