Enfrentamientos de maestros provoca caos en el Congreso del Estado

Los dos grupos antagonistas del SNTE 53, unos simpatizantes del grupo de ENCIMA que liderea Daniel Amador Gaxiola, y su opositor denominado “Somos Más de 53”, provocaron un violento encono en el recinto legislativo que se salió de control.

Desde dos horas antes de iniciar la sesión, asistentes vestidos de blanco, seguidores de ENCIMA, iniciaron el acceso a la sala de sesiones. El salón con capacidad de 760 personas prácticamente se llenó. En tanto que los docentes disidentes, vestidos de rojos “Somos Más de 53”, quienes se habían programado llegar a las 10 de la mañana, una hora antes de iniciar la sesión, no se les permitió el acceso, con el argumento de que ya no había capacidad en el recinto.

Todas las puertas de acceso a la sala de sesiones estaban bajo llave, lo que provocó la ira de los grupos de maestros vestidos de rojo, que habían sido convocado de todos los municipios del estado.

Adentro, durante la sesión, el diputado panista Roberto Cruz, quien ha cobijado abiertamente a los maestros “Somos Más de 53”, pidió la palabra para pedir que solicitar pudiesen ingresar los maestros porque todavía había diversos lugares en el recinto legislativo. El presidente de la Mesa Directiva, Víctor Antonio Corrales, pidió al secretario general del Congreso del Estado, Rafael Betancourt Gómez, otorgara las condiciones para que los maestros que estaban afuera pudiesen ingresar, incluso acomodarse en los pasillos.

Pese al anuncio del diputado del PAS y presidente de la Mesa Directiva, las puertas del recinto legislativo no fueron abiertas para que entraran el grupo de maestros vestidos de rojo. Los propios diputados encabezados por Roberto Cruz y sus compañeros de bancada Tania Morgan, Juan Pablo Yamuni, y Carlos Castaños, así como de Morena, Merary Villegas y el perredista Efrén Lerma, intentaron abrir las puertas a los maestros, por alguno de los accesos laterales, incluso por las puertas que conducen desde sus oficinas, pero se dieron cuenta que todas estaban bajo llave.

Molestos, por tener las puertas cerradas, incluso el diputado del PRD, Efrén Lerma, propinó incidentalmente un manazo a una reportera, a quien se les cayeron los documentos y libreta que portaba al momento de la acción.

Adentro en tribuna, el diputado del PRI y secretario de la Mesa Directiva, Andrés Amilca Félix, empezaba a leer apenas la segunda página de una iniciativa del PAS sobre delitos informáticos, cuando el diputado Efrén Lerma le arrebató el micrófono en demanda de que se le permitiera el acceso a los maestros. La acción se repitió casi instantáneamente por el coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, Carlos Castaños, quien le quitó el otro micrófono, para pedir que le dieran paso a los maestros. “¡Abran las puertas!”, gritaron enseguida en coro los diputados que se apoderados de la tribuna, acompñados por Tania Morgan, Juan Pablo Yamuni y Merary Villegas.

¡Unidad en torno a los maestros! ¡Que regresen el 5 por ciento de vivienda!”, ¡”Qué paguen todas las gratificaciones que les deben”!,pidió el grupos de legisladores que tomó la tribuna, en tanto arriba, junto al presidente de la Mesa Directiva, Víctor Antonio Corrales, fue apoyado en bloque por el Grupo Parlamentario del PRI, encabezado por Irma Tirado Sandoval, y con apoyo del diputado Tomás Amador Carrasco, hijo del líder magisterial Daniel Amador, apoyaba con el puño erguido las porras de “¡Unidad!, ¡unidad”!” que correaban los docentes vestidos de blanco que llenaron el recinto.

Los diputados que tomaron la tribuna se quejaron que las puertas permanecían cerradas, “practicamente estamos secuestrados adentro”, expresó Merary Sánchez, al señalaron que incluso estaban cerradas las puertas de sus oficinas.

Corrales Burgueño hizo llamados con resultados estériles, para que los diputados que tomaron la tribuna la abandonaran y tomaran sus curules, y explicó que no podían acceder más personas al recinto legislativo por problema de capacidad en el recinto, en cambio podían ser atendidos en una sala contigua en el Salón Constituyentes para darle seguimiento a sus planteamientos.

Mientras los diputados correaban “¡Abran las puertas!”, las huestes vestidos de blanco gritaban jubilosas “¡unidad, unidad!”.

La situación provocó que el presidente de la Mesa Directiva declarara un receso con un llamado al orden, el razonamiento y el respeto.

Afuera el grupos de maestros “Somos más de 53” aumentaban su tensión al no permitirles el acceso por ninguna puerta. En su búsqueda por encontrar un acceso, encontraron un punto por donde introducirse que estaba despejado: la puerta de acceso a la Oficialía de Partes. Ahí encontraron un camino ideal, ya que uno de los pasillos conduce directo a uno de los acceso a la Sala de Sesiones.

La mancha roja de maestros pronto se  hizo numerosa y pretendió entrar a empujones por la puerta que permanecía cerrada. Los cinco elementos del personal de seguridad que resguardaba el acceso a la zona de curules en unos instantes fue rebasada. En medio de empujones, y medición clara de fuerza, la puerta de madera se vino abajo. Rapidamente las huestes de camisas blancas se empezó a lanzar desde la parta alta del auditorio para formar una especie de barricada humana para impedir el acceso de los maestros de “Somos más de 53”.

En el forcejeo la maestra jubilada de Cobaes, Felisa Ruiz Fong, resultó golpeada y aplastada por la muchedumbre, pero sin lesiones. El diputado del PRI, Aaron Rivas, intentó  con el rostro desencajado, controlar la situación, en medio del remolino humano, rojo y blanco en que se convirtió el acceso izquierdo del recinto ya con una puerta en el piso.

En la sala de sesiones, la mayoría de diputados no se encontraban. Rapidamente personal del staff legislativo, así como asistentes, retiraron pertenencias de las curules, en medio del caos, aunque algunos no pudieron ser resguardados como el celular de la coordinadora del Grupo Parlamentario del PAS, que desapareció. Incluso un seguidor de Morena, intento usar los micrófonos de la presidencia de la Mesa Directiva, pero un elemento de seguridad se lo impidió.

Un grupo de legisladores encabezados por Roberto Cruz, acompañado de Tania Morgan y Carlos Castaños se traslado al acceso en donde se derribó la puerta para mediar, en medio del forcejeo. Finalmente se permitió el acceso a la zona de currules a los simpatizantes de “Somos más de 53”, quienes festejaban que habían logrado entrar finalmente.

Sin embargo, la sesión ya había sido suspendida por el presidente de la Mesa Directiva  por no existir condiciones para sesionar y ante la falta de quórum.

Los diputados de los Grupos Parlametarios del PAS y PRI desaparecieron en la sala de sesiones, mientras cada uno de los maestros, rojos, y blancos, festinaban cada uno por separado sus consignas.

En el área de prensa, los diputados del PAN, unidos con los de Morena y el diputado del PRD, acusaban de que se había traído al recinto legislativo a “porros” para violentar y enfrentar a los maestros del otro grupo, e incluso señalaban al gobernador Quirino Ordaz Coppel atrás de la estrategia de enfrentamiento. Ahí también se pidió la destitución del secretario general del Congreso del Estado.

Como medida de presión, los aires acondicionados tanto de la sala de sesiones, como de la sala de prensa, fueron apagados, lo que hizo el ambiente más agobiante.

Minutos más tarde, la Mesa Directiva, en voz de su presidente Víctor Antonio Corrales, acusaba de el poder legislativo había sido secuestrado por el enfrentamiento de los grupos magisteriales y adelantó que se haría una investigación y denuncia sobre los responsables sobre los hechos violentos ocurridos en el recinto legislativo. La posibilidad de la próxima sesión del jueves fuese privada quedó en el aire, como una alternativa que contempla la Ley Orgánica del Congreso del Estado.

Ahí el diputado secretario, Andrés Amilcar Félix firmó frente a los medios una solicitud para que la Comisión de Honor y Justicia sancione a los diputados Carlos Castaños y Efrén Lerma por haberle impedido realizar sus funciones como legislador, al haberle arrebatado el micrófono.

En la sala contigua, quedó partido el pastel de cumpleaños del secretario general del Congreso del Estado, Rafael Bentacourt, quien lejos de recibir afectuosos abrazos, los diputados de Morena, PAN y PRD exigieron que lo destituyan del cargo.

 

 

 

La sesión ordinaria de este martes tuvo que ser suspendida por no tener condiciones.

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1099
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.