septiembre 20, 2020 9:58 PM

Modificación del proyecto de la avenida Obregón, fue para incrementar costos: ONG’s

 

obregon-2

Organismos ciudadanos evidencian corrupción en la remodelación de la avenida Álvaro Obregón

La obra insignia de la administración de Sergio Torres Félix es turbia. Así lo evidencia la auditoría ciudadana a la remodelación de la avenida Álvaro Obregón y su par vial, llevada a cabo por el Movimiento Interdisciplinario de Estudiantes y Egresados de la Universidad Autónoma de Sinaloa (MIUAS) e Iniciativa Sinaloa.

Un sobreprecio del 16.44 por ciento en el costo total de la obra y la modificación secreta del 64.5 por ciento del proyecto original que ganó la licitación, siendo declarada como inexistente la justificación técnica para dicho cambio.

La licitación con número LO-825006999-N53-2015 y número de contrato AYTO-LOPSRM-15-CPUB/R23-05 fue ganada por la empresa Ingeniería de Negocios Sostenibles SA de CV (INSSA), y según denuncian los organismos ciudadanos en su auditoría, mediante un proceso “exprés” y con supuestas irregularidades al interior de la Ley de Obras Públicas Federal.

Sergio Torres justificó una y otra vez la premura de la obra durante pleno proceso de elección interna del Partido Revolucionario Institucional (al cual pertenece) para la designación de su candidato a Gobernador, y su eslogan “al 100 por Culiacán”, comenzó a manejarlo como “al 100 por Sinaloa”. Los trabajos fueron terminados 128 días, tiempo récord, presumió.

El ex alcalde justificó además la viabilidad del proyecto, argumentando que el estudio de factibilidad arrojó que 63 mil vehículos de usuarios serían beneficiados, lo cual equivale al 16 por ciento del parque vehicular, así como una mejora del 58 por ciento en velocidad promedio y una reducción del 14 en el consumo de combustible.

Para la inauguración de su magna obra, Torres Félix realizó una ceremonia “a puerta cerrada”, prácticamente sin medios de comunicación y con confusiones en el horario. La cita, según la agenda enviada a medios, sería a las 7:00 horas, sin embargo, inició 25 minutos antes.

El evento, encabezado por el gobernador Mario López Valdez, apenas alcanzó para cortar el listón inaugural, y luego tanto él como el alcalde se marcharon, dejando a la principal arteria de Culiacán de un solo sentido. Un año después, bajo el tapete, relucieron las irregularidades.

En los detalles está el diablo

Por la avenida Obregón, transeúntes se sacaban fotos delante de una máquina gigantesca que realizó la colocación del pavimento, el cual tuvo un precio total de 11 millones 980 mil 980.

Esta máquina infló el gasto, pues el precio terminó por elevarse a 13 millones 775 mil 342 pesos que se pagaron con la modificación del contrato, y según la auditoría realizada por MIUAS e Iniciativa Sinaloa, INSSA y la administración de Torres Félix cambiaron especificaciones y gastaron 15 por ciento más.

Común, la paramunicipal encargada de los pavimentos en Culiacán recomendó un espesor de 20 centímetros y una resistencia de 45 kilogramos por centímetro cuadrado; luego, la empresa Productos Viales de Monterrey hace un estudio y recomienda espesor de 22 centímetros y la misma resistencia, sin embargo, la especificación es cambiada a 22 centímetros y 48 kilogramos la resistencia.

El concurso original de INSSA tenía previsto también la construcción de 7 mil 178.1 metros cuadrados de banquetas sobre la principal avenida, sin embargo, la modificación la reduce a 4 mil 732.98; la mano de obra también fue aumentada de 77 a 293.63 pesos. En este rubro el costo total aumentó de 2 millones 680 mil 230, a 3 millones 759 mil 879 pesos.

INSSA también modificó la “oferta” respecto a su obra. De 132 botes de basura proyectados, solo instalaron 35, reduciendo el costo  336 mil 349 pesos; de 99 bancas instalaron únicamente 40 de ellas, reduciendo 187 mil 561 pesos; también eliminaron 112 señalamientos y redujeron la altura de los postes de 9 a 8 metros, instalando únicamente 32 de 67 de ellos. En total, lograron “rebajar” la oferta inicial hasta 3 millones 743 mil pesos.

Las conclusiones: sin garantía y sin retorno

Las conclusiones de la auditoría revelan además que el Ayuntamiento de Culiacán pagó sobreprecios por la máquina pavimentadora de cimbra deslizante, la máquina texturizadora y la de concreto premezclado. El sobreprecio fue de 865 mil 473.07 pesos.

Aunque 68 de 85 solitudes de información sobre el proyecto tuvieron una respuesta satisfactoria, el Ayuntamiento de Culiacán entregó documentos incompletos e ilegibles de la propuesta ganadora y declaró inexistentes los documentos a través de los cuales la contratista debe comprobar cómo gastó los 43 millones 341 mil 541.52 pesos que recibió al iniciar la obra.

Otro documento declarado inexistente es el dictamen técnico que justificó los cambios a cada una de las especificaciones de la obra de remodelación del contrato original de la obra, junto con la omisión de los precios unitarios e importes pagados de 235 conceptos extraordinarios en la información entregada de un total de 771 conceptos.

También, ambos organismos ciudadanos señalan a la empresa Ingeniería de Negocios Sostenibles como una de las favoritas del sexenio malovista, señalándola de ser parte de una red de empresas favorecidas con hasta 23 contratos entre 2010 y 2016 por un monto de 298 millones 771 mil 573 pesos.

Y a un año, la administración de Sergio Torres vuelve a ser polémica. De 204 contratos otorgados por el Municipio de Culiacán en el lapso de enero a junio del 2016, 178 se hicieron por adjudicación directa, y ahí aparece Ingeniería de Negocios Sostenibles con el par vial y la remodelación de la Obregón.

 

EL PLAN MUNICIPAL DE DESARROLLO CONSIDERÓ:

Rehabilitación de 3 mil 760 metros lineales de la avenida Álvaro Obregón para activar el par vial: del bulevar Constitución al Universitarios.

ASÍ SE HIZO:

Remodelación de 1 mil 085 metros lineales de la avenida, del bulevar Niños Héroes al bulevar Gabriel Leyva Solano. Costo: 86 millones 913 mil pesos.

¿QUÉ MODIFICARON?

Acuerdan un importe extraordinario por encima del contrato de 16.44 por ciento, por lo que el costo de la obra pasa de 74 millones 642 mil 546 pesos, a 86 millones 913 mil pesos.

Acuerdan “ampliación de metas” a través de un convenio adicional.

Cambian un 65.4 por ciento de la oferta ganadora y declaran inexistente la justificación técnica.,

 

 

 

 

 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

La denuncia de Emilio Lozoya

Consulte aquí el texto íntegro
RÍODOCE EDICIÓN 921
20 de septiembre del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

viral
cine

DEPORTES

Desaparecidos